Cuba Derechos Humanos

No llevaba ni un día y ya quería irme

“No llevaba ni un día y ya quería irme”
Vacaciones en el infierno: Los ‘todo incluido’ de Cuba
Viernes, mayo 19, 2017 | Vladimir Turró Páez

MATANZAS, Cuba.- Aún no comienzan sus vacaciones y ya están molestos.
Los turistas nacionales que llegan al hotel Mar del Sur en el polo
turístico de Varadero tropiezan con una variedad de deficiencias que
quizás nunca imaginaron encontrar: el alto costo que pagaron por el
hospedaje no se corresponde con la atención ni con la calidad de los
servicios.

La recepción está llena de visitantes que esperan recibir sus
habitaciones. Las pocas camareras de que dispone el hotel para la aún no
las tienen listas y son 499 cuartos los que hay que entregar.

Finalmente, después de más de cuatro horas de espera, los clientes se
ponen las manillas para hacer uso de la instalación y de su servicio
todo incluido.

Así le sucedió a Elizabeth Arqueala. Luego de sacar no pocas cuentas
reservó por dos noches en este hotel 112 CUC. Era el cumpleaños de su
hijo y quiso hacerle este regalo. Su salario mensual no rebasa los 25
cuc, pero gracias a la ayuda del padre del niño, radicado en los Estados
Unidos, pudo hacerle realidad el sueño a su hijo.

Según cuenta a CubaNet, una mañana se levantó y cuando fue a desayunar
se encontró con una inmensa cola en las afueras del restaurante. Adentro
estaba casi vacío, pero la carencia de dependientes dificultaba la atención.

“Solo tenían tres personas atendiendo un salón con capacidad para 160.
Cuando pregunté, me dijeron que no tenían más personal porque el hotel
no tiene dinero para pagar (…) Al entrar no había platos limpios, ni
cucharas, ni copas, y los alimentos escaseaban. Muy mala atención, poca
variedad de panadería y los dulces malísimos; pero además, la higiene
pésima, habían cucarachas en algunos estantes donde estaba la comida”,
señala.

“No llevaba ni un día y ya quería irme”, confiesa.

Mar del Sur es un hotel de la cadena cubana Islazul, principal red
hotelera de todo el país, que brinda servicios tanto al turismo nacional
como al internacional. Sus hoteles también brindan alojamiento a eventos
deportivos, donde se destaca entre otros la serie Nacional de Béisbol,
evento al que dedican todos los años una de sus instalaciones para el
alojamiento de todo el personal que interviene en ella, incluyendo
atletas, entrenadores y árbitros.

Sonia, la gerente del hotel, explica con respecto a la carencia de
personal que el hotel solicita a la agencia empleadora más trabajadores
para los fines de semana, ya que entre semana el hotel se mantiene vacío.

“Nosotros solicitamos como contrata a un grupo de personal de apoyo los
fines de semana para ofrecer un servicio de calidad. El hotel no puede
mantener a todos estos trabajadores fijos, porque si no tienes sustento
de clientes no vas a tener dinero para pagarles. No puedo gastar más
salarios que los ingresos del hotel”, explica la administradora.

“De la agencia te prometen enviar el personal, pero si otro hotel de más
categoría, donde mayormente asiste buena cantidad de extranjeros,
solicita trabajadores, la agencia prefiere enviárselos a ellos, así que
los que debían venir hacia este hotel van para aquellos que requieren de
un mejor servicio”, agrega Sonia.

La frustración por las deficiencias no era solo para Elizabeth. Marcos
Rey Martínez fue otro de los clientes que lamentó haber pagado tan caro
por un servicio tan deplorable. “Lo más triste es que el costo es de 56
CUC por noche y no tienes ni a dónde quejarte porque no tenemos el más
mínimo derecho a exigir que nos devuelvan el dinero, y yo no pagué por
esto”, dice.

Marcos relata que en varias ocasiones llegó al bar del lobby en busca de
un trago y no se lo pudieron despachar debido a la carencia de vasos
desechables.

“No habían vasos ni hielo a las 10 de la mañana, hora en que se suponía
que acababan de surtir todas las áreas de servicios”, advierte.

Bárbara, la jefa de servicio, quien no quiso revelar su apellido,
detalla que el hotel también carece de almacenero, por lo que de ese
trabajo se encarga cualquier otro trabajador del hotel que esté libre en
ese momento.

“Imagínate, si no hay nadie que esté disponible pasan estas cosas. Yo
entiendo que le dificultan la estancia a los clientes, pero no depende
del hotel, no está en nuestras manos. Por otra parte, la hielera que
tenemos es muy pequeña; por eso se nos acaba el hielo tan rápido”, argumentó

Roberto, otro cliente que prefirió mantener su apellido en anonimato
destaca sentirse muy insatisfecho con los servicios del hotel y señala
que estas fueron las peores vacaciones de su vida.

“Uno iba al restaurante y tenía que esperar tres horas afuera para
entrar, pero además otras tres adentro para comer porque no había de
nada; la piscina estaba de asco, nunca vi que la limpiaran a ninguna
hora”, dijo Roberto.

La discriminación con el turismo nacional es otra de las problemáticas
fundamentales que enfrenta la mayoría de los hoteles cubanos. La mala
atención, según algunos trabajadores encuestados, se genera
fundamentalmente ante la falta de propinas por parte de los nacionales,
quienes en su mayoría hacen grandes sacrificios para poder visitar estas
instalaciones.

Los cubanos, a pesar de que pagan el hospedaje igual o más caro que los
turistas extranjeros, son tratados como ladrones en cualquier hotel de
la isla. A menudo sufren restricciones con los comestibles y las
bebidas, medidas a las que no está sujeto ningún visitante internacional.

“Nos prohíben pedir varios tragos a la misma vez, pedir bocaditos para
llevar a la habitación y en el restaurante te revisan hasta las
carteras, eso es en el mejor de los casos, porque la mayoría de las
veces no dejan pasarlas”, refleja Kenia, una joven que ha visitado más
de tres hoteles en el balneario de Varadero.

Source: “No llevaba ni un día y ya quería irme” CubanetCubanet –
www.cubanet.org/facebook/vacaciones-en-el-infierno-los-todo-incluido-de-cuba/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
May 2017
M T W T F S S
« Apr   Jun »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: