Cuba Derechos Humanos

Que se cuiden los artistas de la UNEAC!

¡Que se cuiden los artistas de la UNEAC!
[22-01-2015 04:07:28]
Orlando Freire Santana

(www.miscelaneasdecuba.net).- Después de haber utilizado el cautiverio
de sus cinco agentes como punta de lanza para avivar el diferendo con
Estados Unidos, los gobernantes cubanos no saben a ciencia cierta qué
hacer ahora con Gerardo, Antonio, Ramón, René y Fernando.
Una vez que pase totalmente la euforia por el regreso a la isla, y
concluyan los actos públicos y las visitas a lugares históricos, un
probable destino para ellos sería la creación artística, máxime si
consideramos los escarceos creativos que llevaron a cabo tras las rejas.

Un aventajado en este sentido lo sería Antonio Guerrero. Resulta que
Tony, durante sus dieciséis años de reclusión, se dedicó a dibujar y a
escribir poemas. Estos últimos fueron compilados en el libro Enigmas y
otras conversaciones, publicado en Cuba en el año 2012, pero presentado
oficialmente hace tan solo unos días.

La presentación tuvo lugar en el Centro Cultural Pablo de la Torriente
Brau, en el casco histórico de La Habana Vieja. Allí, ante una
representación de la plana mayor de la cultura castrista— Miguel
Barnet, Roberto Fernández Retamar, Eduardo Heras León, y por supuesto
Víctor Casaus, el director del Centro Pablo—, el avispado Tony leyó
sus poemas.

Había que ver las caras de esos personeros de la literatura oficialista.
Exhibían una mezcla de sorpresa e incredulidad. No se sabe si se
hallaban extasiados por la calidad y la hondura poética de esos versos,
o si por el contrario se aprestaban a simular el beneplácito ante un
bodrio disfrazado de poesía.

Mas, sea de una u otra manera, lo cierto es que la orientación que viene
“de arriba”, obliga a exaltar todo lo que hagan estos “cinco héroes”. Y
si uno de ellos decidiera incursionar definitivamente en la poesía,
habría que elevarlo al altar de los bardos de la Patria. No importa si
para ello hubiese que publicar una edición póstuma de Lo cubano en la
poesía, de Cintio Vitier.

Por cierto, no sería la primera vez, en más de cinco décadas de
revolución fidelista, que una veleidad ideológica se interpone a la
manifestación de los auténticos valores de la cultura. No hay que
olvidar que en 1970, cuando la propaganda gubernamental saturaba los
espacios públicos con la pretendida meta de producir diez millones de
toneladas métricas de azúcar, el concurso literario Casa de las Américas
premió la novela Sacchario, del economista cubano Miguel Cossío
Woodward. Una novela sumamente mediocre— así se consideró
posteriormente por toda la crítica literaria—, pero que trataba acerca
de la producción de azúcar de caña en el país.

Y claro que Gerardo Hernández Nordelo no podía quedar fuera de este
convite. Después que se recupere de la emoción por el advenimiento de su
niña Gema, es muy probable que opte por continuar con sus caricaturas,
una labor a la que dedicó buena parte de su tiempo en prisión. Ah, y
ahora con más énfasis, luego de la reciente desaparición física de René
de la Nuez, aquel legendario creador de El Loquito, uno de los
personajes más populares de la caricatura cubana. Por supuesto que no
habría que subestimar al recién excarcelado, pues a lo mejor Gerardo se
embulla y crea otro personaje de leyenda: El Espía.

Así las cosas, la voz de alarma está dada para los creadores que
conforman la oficialista Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba
(UNEAC), sobre todo para aquellos que aspiran a los máximos galardones
que confiere el Ministerio de Cultura. No vaya a ser que próximamente se
anuncie que Antonio Guerrero y Gerardo Hernández sean acreedores de los
Premios Nacionales de Literatura y Artes Plásticas, respectivamente.

Source: ¡Que se cuiden los artistas de la UNEAC! – Misceláneas de Cuba –
http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/54c069703a682e1be07fc356#.VMDdFEfF9HE

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: