Cuba Derechos Humanos

Cómo fue frustrada la revolución cubana

Publicado el miércoles, 04.30.14

Cómo fue frustrada la revolución cubana
OLGA CONNOR

Cuba: La Revolución que no fue, de Emilio Guede, fue presentado el lunes
14 de abril en Books & Books de Coral Gables, con la colaboración del
Cuban Research Institute (CRI) de Florida Internacional University.
Carlos Alberto Montaner, que escribió el prólogo del libro; la editora
Marlene Moreón, directora de Libros Eriginal que lo publicó, y Jorge
Duany, director del CRI, participaron en el acto.

Conocí a Guede en Puerto Rico, a principios del exilio, en aquellos
legendarios apartamentos de Gallardo Gardens, donde también se hospedaba
Manolo Ray, quien había sido ministro de Obras Públicas, y líder al que
se había asociado Guede en la lucha contra Fulgencio Batista en Cuba, en
el grupo de la Resistencia Cívica, y después en el Movimiento
Revolucionario del Pueblo (MRP), contra la dictadura de Fidel Castro.
Guede comenzaba su vida publicitaria en el exilio y luego fundó su
propia compañía, Guede Films, Inc., que estuvo en funciones hasta el 2003.

Al cabo de todo este tiempo al fin nos da este libro tan necesario, que
es la historia que Guede tenía que contar, porque debe ser tan recordada
como la del Holocausto de los judíos, así es de trágica. Y él la puede
contar mejor que nadie, ya que fue uno de sus protagonistas, uno de los
principales jefes clandestinos de propaganda en la lucha contra la
dictadura de Batista.

Al triunfo de la revolución, se dio cuenta de que estaba apoyando a una
nueva dictadura dirigida por Castro. Y debido a que su testimonio es de
primera mano, el libro está lleno de tesoros históricos, datos
desconocidos de hechos que han sido tergiversados con frecuencia.

“Es importante el rescate de la memoria histórica”, pronunció Moleón.
“Este libro es tan especial, porque es el legado de un hombre que por
más de 50 años ha tratado de luchar por la libertad de Cuba”.

“Tengo profunda admiración por Emilio Guede”, declaró Montaner. “Su
rasgo esencial es la decencia, es una persona que nunca encontrarán en
el lado equivocado de las cosas”.

Montaner procedió a entrevistar a Guede, lo que llevó a revelaciones
inusitadas. En la primera fase del gobierno de Castro, este simulaba y
engañaba, dijo Guede. Cuando lo fueron a ver para protestar por la
infiltración comunista en las filas superiores del ejército rebelde,
Fidel les decía que la culpa la tenían el Che y Raúl y que estas
acciones bordeaban en la traición. “En Cuba no ha habido una ley
superior a la voluntad de los Castro”, afirmó Guede. El estado de
derecho cesó en Cuba con ellos, y un ejemplo ha sido el fracaso de
Oswaldo Payá y de Eloy Gutiérrez Menoyo en tratar de alcanzar sus
objetivos, aun cuando trataron de proceder según la ley constitucional
revolucionaria.

‘EL MUNDO ELÁSTICO’ DE JULIO MATAS

Si no fuera por la actriz Laura Zarrabeitia, no nos hubiéremos enterado
de cuán dramáticos en realidad son los relatos de Julio Matas en El
mundo elástico (Alexandria Library Publishing House), porque ella, al
leer un fragmento de Pas de Trois, uno de los cuentos, destacó la
importancia que le da el autor a la caracterización. La ocasión fue el
12 de abril en la Miami-Dade Public Library (9445 Coral Way, Miami),
donde se celebran siempre las actividades del Pen Club de Escritores
Cubanos en el Exilio.

Matas ha tenido dos carreras, la de actor y la de profesor, y entre una
y otra se ha dedicado a escribir una serie de historias,
fundamentalmente drama, novela y ensayo. Es doctor en Literaturas
Romances por la Universidad de Harvard, en Leyes por la de La Habana y
Profesor Emérito de la Universidad de Pittsburgh. Como me tocó presentar
al amigo y admirado escritor, actor y profesor, les doy la opinión que
expresé al leer El mundo elástico.

Es una serie de cuentos que reflejan su percepción de las cosas, con una
mirada levemente cínica, sardónica, pero sin acritud y con mucho humor.
Matas es un veedor oblicuo, que observa la realidad a través de un
prisma jocoso, y que en la práctica del relato puede destrozar a sus
personajes y con esto ensalzar su comicidad, ya que ese es el sentido de
la comicidad: mofar a alguien, echarle una torta por el rostro, verlo caer.

Ejemplos de este estilo se pueden encontrar en la mayoría de los
relatos, como Margarita, que habla de una mujer que adora el mar y la
playa, y llega a la casa en un trance de metamorfosis: se ha convertido
en un pez, pero no en una de esas sirenas de la mitología, sino en un
pez grande, que ni va a hablar ni comer nada como los seres humanos. En
otro cuento, El olor de la santidad, la metamorfosis es el intercambio
de dos cabezas. Cuando la santa monja sor Eduviges de la Transfiguración
del Señor, que fundó el Convento de Carmelitas Descalzas en las selvas
de Misiones en 1758, intercambia la suya con la de un indio, lo que le
inflige una incontrolable pasión sexual por su asistenta. En ambos
relatos una metáfora toma cuerpo real. En el primero, ¿que Margarita
merece que se la engañe? En el segundo, ¿que la monja se ha vuelto
lesbiana? Son cuentos hilarantes mágico realistas, pero jocosos y de
exquisito choteo cubano.•

olconnor@bellsouth.net

Source: OLGA CONNOR: Cómo fue frustrada la revolución cubana – Olga
Connor – ElNuevoHerald.com –
http://www.elnuevoherald.com/2014/04/30/1737824/olga-connor-como-fue-frustrada.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: