Cuba Derechos Humanos

Fidel es un tipo talentoso, ególatra, que odia al pueblo de Cuba

Fidel es un tipo talentoso, ególatra, que odia al pueblo de Cuba

En una de sus últimas entrevistas, Huber Matos habla de Camilo e insiste

en su sueño de una república verdadera

viernes, febrero 28, 2014 | Augusto Cesar San Martin

LA HABANA, Cuba.- Hubert Matos es un símbolo de la lucha contra la

tiranía que desde 1959 domina la isla de Cuba.

Admirador como soy de la rebeldía y perseverancia -algo que lo

caracterizó hasta el último aliento-, durante mi visita a los Estados

Unidos, en enero del pasado año, me hice el propósito de no regresar sin

entrevistarlo.

A través de Cuba Independiente y Democrática (CID), organización que

fundó para llevar la libertad a su tierra, concertamos la cita sin

dilaciones.

Con la ayuda del estudiante Christopher Campa, de 17 años, para captar

las imágenes del encuentro –se filmó y las imágenes están inéditas-, nos

encontramos las tres generaciones en su casa de Miami. El mismo hogar

que lo recibió el 2 de octubre de 1979, proveniente de Costa Rica,

adonde fue desterrado por Fidel Castro, y al país donde pidió vaya su

cuerpo transitoriamente, antes de descansar en Cuba algún día.

Huber Matos nos ofreció cuatro horas de su preciado tiempo para explorar

su incansable vida, entregada por entero a Cuba.

Ante su pérdida física, ocurrida este jueves 27 de febrero, adelantamos

a Cubanet fragmentos de la entrevista, tomando notas de la transcripción

del video.

Cubanet: ¿Tengo entendido que su nombre tiene que ver con la vida que ha

llevado?

HM: -El primer detalle, o el más importante en mi vida es que me

pusieron un nombre que los muchachos decían que era distinto… ¿De dónde

sacaron ese nombre de Huber?

– Cuando yo iba a nacer, mi padre había leído el libro de un

investigador, biólogo, un naturalista, suizo de origen alemán, que se

llamó Francisco Huber. Y yo decía: ¿Qué tengo que ver con eso? Ese

hombre se quedó ciego cuando empezó a estudiar la vida de las abejas.

Pasó veinte años estudiando el tema con el auxilio de dos ayudantes, y

escribió el libro más sabio que hubo sobre la vida de las abejas por esa

época.

-"Esa persistencia, esa voluntad recia de ese hombre… Eso quiere decir

que usted tiene que ser fuerte por dentro", dijo mi padre, y así me crió.

-No puede uno ablandarse, no puede uno dejarse derrotar por las

circunstancias adversas…La vida de un ser humano tiene una función

principal que va más allá del salvar el pellejo.

-De manera que debo mucho a mis padres y a mis maestros. No es

casualidad que pudiera resistir los 20 años de prisión. Claro, el factor

suerte. Si en esas palizas que dan… Una vez por poco me revientan. Me

hicieron traquear la región cervical.

Cubanet: Pero usted también formó valores en el magisterio cubano.

HM: -Pasé años formando maestros en la escuela normal de Manzanillo.

Éramos unos 20 profesores formando maestros, desde el primer año hasta

el cuarto. Tratando, no solo de darles conocimiento, en mi caso también

de formar conciencia.

-Les decía: La Republica es un ente que hay que edificar día tras día.

Cada uno de ustedes tiene un rol que cumplir, no solo de enseñar a leer

y a escribir, y enseñar las cuentas… ayudar a formar al ciudadano en el

campo donde le corresponda. Ayudar a formar conciencia.

-De joven le tenía miedo a la prisión. Una vez a un pariente lo

condenaron a 1 año, 8 meses y 21 días porque se había llevado una

muchacha y no se quiso casar con ella. Me pidió que lo visitara en la

prisión. "Primo, sácame de aquí", le dije, " esto es insufrible".

Después tuve que soportar 20 años de cárcel.

Cubanet: Usted estuvo encarcelado debido a un proceso tenebroso y

vengativo en los inicios de la revolución. Vinculado a sucesos como la

muerte de Camilo Cienfuegos, uno de los capítulos oscuros de la

revolución. ¿Siente odio hacia los Castro, declarados enemigos suyos

desde entonces?

HM: -Con toda seguridad, te lo digo así de manera muy sincera, la

cuestión del odio no, es un rechazo y unas cuentas pendientes. Pero yo

subordino eso de las cuentas pendientes al daño que le han hecho y que

le están haciendo a Cuba. En el orden personal, superé todo lo que me

hicieron.

-Cuando salí en libertad, pude recibir reconocimiento a nivel

internacional… Después, cuando escribí mi libro, dejé constancia de mi

historia.

-Ahora mismo me llamaron a México para hacerme un reconocimiento de

Héroe de la Libertad en América, yo me dije: "Concho, no imaginaba esto…

Creo que esto está más allá de mis derechos, de mis méritos".

-De todos modos, pienso que de alguna forma es un reconocimiento al

reclamo del pueblo cubano por que se respeten sus derechos. Trato de

cobrar la cuenta que está pendiente (al gobierno) con el pueblo de Cuba.

-A Camilo lo mataron los Castro. No tengo la constancia, pero si sé que

Fidel tenía unos celos tremendos de Camilo, por su popularidad. No

perdía oportunidad, en los meses que estuve en el poder, del 1ro. de

enero (1959) hasta el 21 de octubre, que fue cuando renuncié, de tratar

de predisponerme con Camilo.

-Fidel recorría dos veces todas las provincias. Yo estaba de jefe en

Camagüey. Nunca pasaban quince días sin que Fidel me llamara para

decirme algo… Los dos (Fidel y Raúl Castro) estaban empeñados en que

formara parte del gobierno. O de Ministro de Relaciones Exteriores, o de

Ministro de Agricultura, al principio, cuando hablaban de la Reforma

Agraria. En todas las conversaciones siempre trataban de predisponerme

con Camilo.

-Camilo era un tipo que el pueblo aplaudió, pero era desorganizado,

borracho… Yo tenía amistad con Camilo y se lo decía: "Cuídate, tú sabes

que Fidel en público te elogia, pero en privado dice peste de ti".

Camilo no le daba mucha importancia a eso.

-Aprovecharon la cobertura de mi renuncia para ver si mi gente mataba a

Camilo… Después aprovecharon mi situación para eliminarlo.

-Como lo mataron, yo no sé cómo lo mataron. Lo que sí sé es que mataron

al piloto y al jefe de la escolta. No puedo afirmar como lo mataron

porque no tengo elementos… Camilo estorbaba la popularidad de Fidel.

Cubanet: ¿Ha sentido miedo?

HM- He tenido la suerte de ser un hombre que no se asusta tan

fácilmente. En situaciones más difíciles no me he acobardado.

-Fui a juicio convencido de que me iban a fusilar, me iban a fusilar

pero diciendo mi verdad. Si no me fusilaron fue porque se equivocaron.

Llevaron mucha gente para propiciar mi fusilamiento, para que gritaran

paredón, y resulta que cuando terminé de hablar, me aplaudieron. Y me

aplaudieron porque dije: "Bueno, si con mi muerte se salva la verdadera

revolución cubana y se salva la república, pues bendita sea mi muerte".

Cubanet: Usted conoce íntimamente el apego de los Castro al poder.

¿Considera que existe voluntad de cambio por parte de Raúl?

HM -Un cambio para sobrevivir ellos. Siempre hay que esperar de los

Castro el propósito del engaño, de la trampa. Porque son dos individuos

que aunque difieren mucho en sus condiciones personales, coinciden en

eso de timar a los demás. De engañar a los demás y de salirse con la suya.

-Fidel es un tipo talentoso, ególatra que con toda seguridad le tiene un

odio tremendo al pueblo de Cuba, sin que uno se pueda explicar por qué.

Odia y desprecia todo lo que no sea su propio interés. Su afán de

dominio y de poder trampea a la humanidad entera.

-Raúl tiene mucho cuidado de asegurar esto y asegurar lo otro, es

organizado. Fidel es un caos.

-Están siendo flexibles en cuanto a maniobrar aquí y allá, pero si

encuentran una situación adversa muy seria, verán qué inventan en el

camino. Ese es Raúl Castro, a mi manera de ver, al hombre que conozco y

el que he ido conociendo a través de sus pronunciamientos.

Cubanet: ¿Si le dijera que enviara un mensaje a las nuevas generaciones

de cubanos, que diría?

HM: -Que vale la pena hacer el máximo esfuerzo por realizar los ideales

de los fundadores de la nación cubana. En una república de verdad, como

decía Martí, "con todos y para el bien de todos".

-Eso que existe y que los Castro nos han impuesto, es cualquier cosa

pero no una república. Lo contrario de los ideales a que inspiraron los

mambises, los fundadores de la nación cubana. Esto tiene de feudo, de

prostíbulo, de colonia, de finca, de cualquier cosa, pero no de una

república.

-El compromiso con los fundadores de la nación cubana y el compromiso

con los valores que inspiraron a esos fundadores, es permanente. De

servicio a la colectividad.

-Confío en eso. No sé si demorará, 20, 15 o 100 años más el que logremos

una república de verdad. Vale la pena hacer el máximo esfuerzo por ese

logro.

Cubanet: ¿Le faltan cosas por hacer a Huber Matos?

HM: -Antes de morirme -aunque uno no sabe si la muerte le llega mañana o

pasado mañana-, tengo que escribir algunas cosas más. Voy haciendo mis

apunticos por ahí. No me puedo engañar, porque 94 años no es una cifra

muy cortica.

-Escribí el libro Cómo llegó la noche; me falta dejar por escrito cómo

queremos que sea el amanecer.

-Todavía me queda un poquito de entendimiento, pero indudablemente los

almanaques son respetables.

Source: Fidel es un tipo talentoso, ególatra, que odia al pueblo de Cuba

| Cubanet –

http://www.cubanet.org/destacados/fidel-es-un-tipo-talentoso-egolatra-que-odia-al-pueblo-de-cuba/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: