Cuba Derechos Humanos

Daily Archives: March 22, 2013

Washington Post: en Cuba le pierden el miedo al régimen

Washington Post: en Cuba le pierden el miedo al régimen

Un editorial del diario The Washington Post afirma que en la Isla el
cambio viene desde abajo, no desde arriba, pues se está perdiendo el
miedo y pone el ejemplo de Yoani Sánchez.
marzo 21, 2013

La junta editorial del capitalino diario The Washington Post publica
este jueves un editorial relacionado con la visita de Yoani Sánchez a
Estados Unidos, la situación de las libertades individuales en Cuba y la
muerte de Oswaldo Payá y Harold Cepero en la isla el pasado año.

En el mismo se dice que cuando Yoani Sánchez habla de los medios
alternativos de comunicación en Cuba, lo hace con toda autoridad pues su
blog Generación Y se ha convertido en "un faro de la democracia y la
libertad en la isla, donde los medios de comunicación se mantenien en el
férreo control del régimen de Castro".

Sobre la visita de Sánchez a Washington esta semana, y el encuentro con
la junta editora del diario, afirman que ella manifestó "que los cubanos
perciben de que "el gobierno parece estar escondiendo algo" acerca de la
muerte de Payá y Cepero y que se ha producido una "manipulación de los
hechos". Para el rotativo "las sospechas son fundadas" y recuerdan las
declaraciones de Ángel Carromero, a ese diario recientemente donde
afirmó que "el automóvil que conducía y en el que viajaban Payá y
Cepero, fue golpeado por detrás por un vehículo con placas del gobierno
cubano y que fue amenazado e intimidado por las autoridades en un
intento de encubrimiento".

Una investigación independiente e internacional debe llevarse a cabo,
dijo Yoani Sánchez al diario, y tiene que hacerse "lo antes posible,
antes de que el gobierno se las arregle para borrar hasta la última
evidencia". También informan del pedido del senador Bill Nelson,
demócrata por la Florida, quien envió una misiva al secretario general
de la ONU Ban Ki-moon, pidiéndole que nombre un panel para que
investigue la muerte del opositor cubano, pues asegura que "todos
merecemos conocer la verdad".

El editorial insiste en que "la verdad no es muy respetada por Fidel y
Raúl Castro" y pone el ejemplo de la Primavera Negra, cuando 75
disidentes, periodistas independientes y activistas de derechos humanos
fueron encarcelados y la ofensiva contra el Proyecto Varela en el 2002.
La autora de Generación Y recordó al diario "que tal arbitrariedad es
característica de autoritarismo. "Es difícil pensar como un represor, si
usted nunca ha sido", dijo. "Ellos tienen su propia lógica. Uno de los
elementos más paralizantes de la represión cubana es su carácter ilógico".

"En Cuba se ha visto últimamente algunas reformas económicas y
liberalizaciones, uno de ellos dejó a Yoani Sánchez viajar libremente al
extranjero por primera vez. Pero ella nos dijo que el verdadero cambio
en la Cuba de hoy no es de arriba, sino desde abajo", culmina el
editorial; y citando a la bloguera afirman que "la gente está perdiendo
el miedo, pasando del silencio a la apertura, de tener una máscara a
mostrar su verdadero rostro en público". Para The Washington Post Yoani
Sánchez se sitúa en la vanguardia de este cambio, aunque todavía hay un
largo camino aún por recorrer, pues las autoridades en la Isla aún no ha
renunciado al dominio absoluto sobre las libertades individual.

http://www.martinoticias.com/content/yoani-sanchez-washington-post-editorial-/20707.html Continue reading

Comercio con la isla enfrenta a políticos de EEUU

Comercio con la isla enfrenta a políticos de EEUU

Ileana Ros-Lehtinen y Charles Rangel han protagonizado recientemente las
dos posturas que dividen a los políticos estadounidenses respecto a las
relaciones comerciales de Estados Unidos con la isla.
marzo 20, 2013

El representante Charles Rangel, demócrata por Nueva York, tiene un
historial mixto en la libertad de comercio. En octubre de 2011 se opuso
a un acuerdo de libre comercio con Colombia, pero hoy quiere abrir el
camino para un tratado de este tipo con Cuba, una dictadura
totalitaria, asegura el sitio digital The Foundry.

​​El 18 de marzo de 2003, los agentes de seguridad que operan en bajo
las instrucciones del marxista Fidel Castro, arrestaron a 75 disidentes
cubanos en una redada brutal y a la velocidad del rayo, los 75 fueron
condenados a largas penas de prisión, que van desde 10 a 25 años. Raúl
Castro cedió más tarde y puso en libertad a los 75, por mediación de la
Iglesia Católica, pero el recuerdo de las injusticias persisten.

El 18 de marzo de 2013, diez años después de la Primavera Negra, como se
le llamó al encarcelamiento de los 75, el representante Charles Rangel
insta a los miembros del Congreso a "perdonar y olvidar" y de paso,
abrir la puerta para el comercio y los viajes de estadounidenses, sin
restricciones, a Cuba.

Para respaldar su iniciativa de libre comercio con la isla, Rangel se
sirve de una investigación sobre el tema que la conservadora Heritage
Foundation había preparado para el caso de Colombia.

En la misma Denise H. Froning, quien fuera una especialista en comercio
de esta fundación exlica que "Los beneficios del libre comercio se
extienden mucho más allá de los hogares estadounidenses. El libre
comercio ayuda a difundir el valor de la libertad, reforzar el Estado de
Derecho y promover el desarrollo económico en los países pobres. El
debate nacional sobre las cuestiones relacionadas con el comercio
demasiado a menudo hace caso omiso de estas ventajas importantes".

Tomando estas afirmaciones generales fuera de contexto Rangel no ayuda a
avanzar en la defensa de la libertad de Cuba y distorsiona a su manera
la posición de la Heritage Foundation, plantea The Foundry, una
publicación de la fundación.

​​Por otro lado, este miércoles la congresista republicana Ileana
Ros-Lehtinen, presidenta del Subcomité del Medio Oriente y África del
Norte, hizo la siguiente declaración con respecto a intentos recientes
de parte de legisladores para introducir una legislación pidiendo la
terminación del embargo norteamericano sobre Cuba y el fin de las
restricciones de viaje.

"Otra vez vemos el mismo grupo de legisladores intentando eliminar
restricciones norteamericanas sobre el régimen castrista a través de
legislación que no sólo es equivocada, es temeraria y peligrosa. Voy a
continuar mi oposición a estas leyes porque no ayudan a avanzar la
libertad y los derechos humanos del pueblo cubano, sino sirven para
solidificar el control del régimen asesino sobre la isla y para ofrecer
una línea de vida económica a los Castros".

"Estos intentos recientes por apologistas de los Castros son un recuerdo
de que hay algunos en el Congreso que se niegan a ver lo que es obvio –
que más de 50 años después, la dictadura castrista no tiene ninguna
intención de soltar su control sobre el pueblo cubano. Justo esta
semana, agentes de seguridad castristas rodearon y apedrearon la casa de
una líder de las Damas de Blanco y causaron la hospitalización de muchas
personas que fueron heridas. El régimen sigue escondiéndose detrás de
supuestas reformas para distraer la atención de sus atroces y sistémicas
violaciones a las libertades básicas y los derechos humanos.

"Es espantoso que algunos legisladores continúan presentando legislación
que ayuda a la dictadura castrista en Cuba e ignora las continuas
violaciones graves a los derechos humanos. Ahora más que nunca antes
debemos estar en solidaridad con el pueblo cubano hambriento por la
libertad, y estoy segura que mis colegas en el Congreso que apoyan la
lucha del pueblo de Cuba por la democracia y la libertad permanecerán
unidos en su oposición al régimen castrista y a estas leyes ridículas",
concluye la congresista.

http://www.martinoticias.com/content/article/20706.html Continue reading

Buscando la inmortalidad del Partido

Publicado el viernes, 03.22.13

Buscando la inmortalidad del Partido
Pedro Corzo

El régimen cubano nunca se institucionalizó y aunque por años la
consigna "El Partido es Inmortal" fue omnipresente, la realidad es que
el caudillismo de los hermanos Castro fue la columna vertebral de un
sistema y de un entramado de intereses, que ha permitido la
sobrevivencia del estado totalitario.

En teoría el gobierno estaba identificado con una ideología, pero su
actuación se ha correspondido con los intereses de conservar el poder
más que con la doctrina.

No obstante, hay que reconocer que en los centros laborales y en
cualquier instancia del gobierno, el Partido Comunista de Cuba cumplía
un rol protagónico, porque los dos máximos conductores del Partido y en
consecuencia del proceso, Fidel y Raúl Castro, eran los funcionarios más
importantes de un gobierno que se suponía era designado por la jerarquía
de esa organización política.

La dirección del PCC en cualquier instancia administrativa era de suma
importancia. La troika del poder castrista supuestamente se sostenía en
el núcleo del Partido, la Administración y los Sindicatos y como parte
del Partido, el Comité de Base de la Unión de Jóvenes Comunistas.

El Partido y la Juventud han sido históricamente las canteras
fundamentales de la administración pública, incluida las fuerzas
armadas, servicio diplomático, cuerpos represivos y de inteligencia.

Poseer uno de estos carnés es, al menos en teoría, el testimonio del
compromiso que ha contraído el individuo con el régimen, y en
consecuencia, su disposición a cumplir obedientemente todos los mandados
que devengan de la jerarquía política.

Aspirar a una posición con este titulo de fidelidad doctrinal le
confiere al portador una ventaja sobre cualquier otro individuo con
igual o mayor calificación.

En Cuba la constitución y los poderes públicos funcionan en base a la
voluntad de la jerarquía. Hasta el presente nunca ha funcionado un
estado de derecho, por lo que la conducción del gobierno responde a
intereses, coyunturales o de largo plazo, pero no a los postulados
éticos del pensamiento político proclamado.

El Partido ha sido un instrumento para educar en el respeto y obediencia
absoluta, condimentado con la ideología oficial, a los hermanos Castro.
La clave siempre ha sido la lealtad al proceso que ellos conducen,
aunque las determinaciones del régimen en algún momento, como ha
ocurrido en numerosas ocasiones, no se adecuen a la doctrina.

Pero si en las perspectivas del grupo gobernante se ha llegado a la
conclusión de que el proceso de sucesión ha culminado exitosamente, es
de suponer que los Castro, los amos del juego, busquen la manera de que
el Partido Comunista de Cuba deje de ser una entelequia y asuma el rol
de conductor de la nación que la carta magna le confiere.

En principio y de forma espontánea, los partidarios del nuevo régimen
identificaron como en una trinidad al Estado, Fidel y la Revolución,
después el Partido ocupó el lugar de la revolución, lo que no afectó a
las otras entidades que continuaron vigentes, aunque en realidad todo el
poder siempre estuvo centralizado en Fidel Castro.

El tiempo agotó las promesas, y la población, aunque en su mayoría no ha
asumido el protagonismo que le corresponde, ha perdido la confianza en
el régimen.

Al agotamiento del sistema hay que sumar la decrepitud de los jerarcas.
Fidel Castro tuvo que abandonar la escena política, no por
reconocimientos de los fracasos, sino porque su salud no podía seguir
albergando su maldad.

Raúl Castro, quizás más observador y previsor que su hermano, se ha
percatado que la corrupción y el desencanto de la nomenclatura está
corroyendo la dictadura, condición que puede generar la hecatombe para
quienes han detentado un poder absoluto por más de cinco décadas, por lo
que tal vez en esta ocasión esté dispuesto a conceder protagonismo real
a individuos que no tienen vínculos con la "épica revolucionaria".

En consecuencia es de esperar que si el Partido Comunista hasta el
momento ha servido como un selecto club del cual salieron los
funcionarios más importantes del país con la divisa de servir a los
Castro por encima de todo, ahora se transforme en una entidad
comprometida en la formación de individuos con sentido de equipo y
plenamente identificados en la comunidad de intereses, porque solo así
podrán conservar el control sobre un pueblo que más temprano que tarde,
reclamará sus derechos de la manera que estime conveniente.

Periodista de Radio Martí.

http://www.elnuevoherald.com/2013/03/22/1436616/pedro-corzo-buscando-la-inmortalidad.html Continue reading

La Habana, un tesoro en decadencia

La Habana, un tesoro en decadencia

El diario The New York Times dice que en Cuba hay una gran variedad de
edificios de gran valor histórico y arquitectónico pero con una
"elegancia que se derrumba".
martinoticias.com
marzo 21, 2013

El diario estadounidense The New York Times publica en su sección de
Arte y Diseño un amplio reportaje ilustrado con una galería de 13
fotografías en el que destaca el valor arquitectónico de muchas
edificaciones en La Habana, una capital de renombre, dice, por "una
elegancia que se derrumba".

Cuba cuenta con una amplia variedad de edificios de valor arquitectónico
descuidados, señala, que según expertos hacen del país uno de los
tesoros mundiales más significativos "pero ignorados" del estilo Art
Deco, y cita a la historiadora de arquitectura Kathleen Murphy Skolnik
quien describe la capital cubana como una ciudad "muy hermosa" pero
"muy en ruinas".

El asunto ha sido objeto de debates durante un congreso de la Coalición
Internacional de Sociedades Art Deco, celebrado en La Habana con la
participación de unos 250 cubanos y expertos extranjeros.

Uno de los organizadores del evento, el vicedirector del Museo Nacional
de Artes Decorativas cubano, Gustavo López González, dijo que el
problema está en que "si en Cuba no apreciamos el valor de estos
edificios, cómo podemos esperar que losl extranjeros lo hagan".

El Times precisa que La Habana está llena de edificaciones coloniales
muchas de ellas construidas entre los siglos XVI y XVIII que han sido
cuidadosamente restauradas, pero también está salteada de casas,
edificios de apartamentos, cines, teatros, hospitales y locales de
oficinas estilo Art Deco.

Entre otros cita al Edificio Bacardí (uno de los pocos que ha sido
restaurado), y la mansión que perteneció a Catalina Lasa y Juan Pedro
Baró, que data de 1927.

"La falta de recursos—dice--, la alta humedad, el aire salino del mar
y el hecho de que hasta hace un año los cubanos no podían vender o
comprar propiedades significa que muchas edificaciones están deterioradas".

Algunos arquitectos señalan de acuerdo con el Times que el pobre
cumplimiento de códigos urbanísticos y la aglomeración de mucha gente en
poco espacio a causa de la falta de vivienda ha hecho que la
arquitectura de sitios que debían considerarse de importancia histórica
han sido modificada con alteraciones "baratas y de mal gusto".

El periódico destaca la opinión del historiador de arquitectura cubana
Juan Garcia, quien resaltó que la práctica privada de esta profesión no
existe en Cuba, y que ha sido degradada por el gobierno que adoptó un
tipo de construcción pragmática favorecido por la antigua Unión Soviética.

http://www.martinoticias.com/content/cuba_vivienda_arquitectura_art_deco_ruina/20711.html Continue reading

El lujo reaparece tímidamente en Cuba de la mano de las reformas económicas

El lujo reaparece tímidamente en Cuba de la mano de las reformas económicas
AFP – mié, 20 mar 2013 17:17 CET

Vehículos Audi y Hummer en las calles, restaurantes que venden platos de
tortuga o ciervo, gimnasios que cobran en divisas a sus socios, luna de
miel en un hotel de cinco estrellas: el lujo reaparece tímidamente en
Cuba tras medio siglo de igualitarismo y austeridad, de la mano de las
reformas económicas del presidente del país, Raúl Castro.

Como reflejo del retorno poco a poco del consumo de bienes y servicios
no esenciales en la isla comunista, estimulado por los nuevos
trabajadores privados o 'cuentapropistas' -que ya suman 400.000-, ahora
se ven en La Habana vehículos Audi (Other OTC: AUDVF - noticias) ,
Mercedes Benz, BMW (Xetra: 519000 - noticias) y Hummer con placas de
matrícula color amarillo, señal de que pertenecen a particulares cubanos.

No son demasiados frente a la enorme flota de coches estadounidenses de
los años 50 ('almendrones') o los Lada rusos de los 80, pero antes todos
los vehículos de lujo eran de diplomáticos (placa negra).

Raúl Castro, que sucedió a su hermano Fidel en 2006, ha abierto espacio
a la iniciativa privada para estimular la economía, pero sus reformas
han abierto brechas en los ingresos y la capacidad de consumo en un país
de 11,1 millones de habitantes donde el sueldo promedio es de 20 dólares
al mes.

Cientos de salones de belleza, cafeterías, gimnasios, talleres mecánicos
y otros negocios privados han aparecido y se han multiplicado los
'paladares', los restaurantes particulares autorizados por Fidel en los
años 90, que coexisten con los del Estado.

"Con esta cosa de los cuentapropistas la situación ha cambiado muchísimo
y eso se nota", dijo a AFP la jefa de una agencia de turismo, que pide
omitir su nombre. "Ahora hay cubanos que van de luna de miel a Varadero
y los Cayos (las playas más turísticas de Cuba); los cuentapropistas son
los que propician eso", explica.

Antes, los cubanos tenían prohibido hospedarse en hoteles, pero Raúl
eliminó esa prohibición en 2008 y ahora el turismo tiene dos temporadas
altas: de diciembre a abril, con los visitantes extranjeros, y en julio
y agosto, con los cubanos.

"Durante 2012, yo vendí 53.000 dólares en paquetes (turísticos) a
cubanos, quedé impresionado con esta cifra. Imagínate, yo sentado en mi
buró (oficina), que es solamente un pedacito de Cuba, vendí tanto a
cubanos, en realidad este mercado se mueve muchísimo", dijo a AFP el
responsable de otra agencia de turismo. "Hay mucho más poder adquisitivo
entre los cubanos, me he dado cuenta porque hay más afluencia" de
clientes cubanos, agrega, pidiendo no divulgar su nombre.

Un día en un 'resort' de playa con todo incluido cuesta unos 200
dólares, pero las tarifas son variables pues hay diversas promociones.

A veces cubanos de Miami que visitan la isla financian las vacaciones de
familiares de La Habana en Varadero u otras playas. Tanto el presidente
estadounidense, Barack Obama, como Raúl Castro han eliminado barreras
que limitaban los viajes de los emigrados a la isla.

Un récord de 400.000 cubanos emigrados visitaron la isla en 2012, según
cifras oficiales, y se cree que muchos cuentapropistas abrieron sus
negocios con capital aportado por familiares en el exterior. Más de
2.000 millones de dólares llegan al año a Cuba en remesas familiares,
según la CEPAL.

Las primeras expresiones de lujo aparecieron en la Cuba comunista con la
construcción de hoteles en los años 90, cuando Fidel Castro abrió la
isla al turismo para paliar la crisis, después del fin de la ayuda
soviética.

Pero con las reformas de Raúl, la oferta de bienes y servicios no
esenciales ya no está dirigida exclusivamente a extranjeros, sino
también a cubanos de mayores ingresos.

Algunos paladares ahora venden platos de carne de ciervo y de 'jicotea'
(tortuga). Claro que no figuran en la carta, sino que se ofrecen
verbalmente a clientes habituales, porque su venta es ilegal.

En los años 90 los paladares eran modestos negocios familiares de pocas
mesas en la sala de una casa y tenían una oferta escasa. Ahora ocupan
una casa entera, están decorados, ofrecen variados platos y vinos
importados, y tienen empleados.

El naciente consumo de lujo no es un tema del que se hable públicamente,
quizás porque es incómodo para el discurso oficial o porque los cubanos
con mayores ingresos prefieren pasar inadvertidos, pues en el pasado
hubo gente llevada ante la justicia por "enriquecimiento ilícito", tras
denuncias anónimas de vecinos.

Pero el miedo a tener más dinero parece estar en retirada con las
reformas económicas, que según Raúl Castro crearán una "sociedad menos
igualitaria, pero más justa".

En gimnasios de hoteles de cinco estrellas de La Habana ahora sólo la
mitad de los usuarios son huéspedes extranjeros, pues el resto son
"socios" que pagan una cuota anual de al menos 700 dólares.

"De los socios, son más los cubanos que los extranjeros" residentes,
dice a AFP el entrenador del gimnasio de un hotel de una cadena española.

En Cuba existen cientos de gimnasios estatales que cobran una cuota
mensual de tres pesos cubanos (12 centavos de dólar), pero su
equipamiento es anticuado y está deteriorado. Con las reformas también
han aparecido gimnasios privados, que cobran 10 dólares al mes a sus socios.

En los hoteles también hay clases privadas de tenis (10 a 15 dólares la
hora), a las que asisten cada vez más cubanos, tanto adultos como niños,
ya no sólo huéspedes extranjeros.

Existe otro reflejo del retorno del lujo: por primera vez una aerolínea
-la panameña Copa- lanzó una promoción para vuelos con origen en La
Habana: 809 dólares a Santiago de Chile, un 25% menos que la tarifa
tradicional.

Descuentos similares ofrece para Quito, Bogotá, Santo Domingo y Panamá,
destinos no tradicionales para los cubanos, que viajaban principalmente
a Miami y Madrid para emigrar o visitar a parientes emigrados.

http://es.finance.yahoo.com/noticias/lujo-reaparece-t%C3%ADmidamente-cuba-mano-161723176.html Continue reading

Falta de libertades sindicales en Cuba será analizada en Ginebra

Falta de libertades sindicales en Cuba será analizada en Ginebra

La OIT es la agencia de la ONU responsable de la elaboración y
supervisión de las Normas Internacionales del Trabajo.
marzo 21, 2013

La falta de libertades sindicales en Cuba será analizada en junio en
Ginebra durante la Conferencia Internacional de Trabajo, en el marco de
las actividades de la Organización Internacional del Trabajo, OIT.

La OIT es la agencia de la ONU responsable de la elaboración y
supervisión de las Normas Internacionales del Trabajo.

En la Conferencia se analizarán los informes sobre Cuba que presentará
la Comisión de Expertos en Aplicación de Convenios y Recomendaciones.

Entre los temas a considerar están el monopolio sindical de la CTC y la
falta de reconocimiento del derecho de huelga en la legislación cubana."

http://www.martinoticias.com/content/oit-cuba-normas-del-trabajo-onu-falta-de-libertad-sindical/20727.html Continue reading

Gobierno financió ampliación de aeropuertos en Cuba y Haití

Gobierno financió ampliación de aeropuertos en Cuba y Haití

El FCI adscrito al Bandes financió el Terminal Nº 2 del Aeropuerto
Internacional "José Martí".
21/03/2013 08:25:00 p.m. | Ahiana Figueroa.

El gobierno venezolano firmó diferentes convenios para la aprobación de
préstamos y financiamiento a distintos países de la región.

La Memoria y Cuenta 2012 del Ministerio de Planificación y Finanzas
revela que con recursos del Fondo de Cooperación Internacional (FCI), se
suscribieron convenios de cooperación financiera con el gobierno cubano.
Se destaca una línea de crédito para el sector ferroviario de Cuba, así
como para la adquisición de equipos y materiales eléctricos (Fase II)
para ese país, la ampliación del Aeropuerto Internacional "Juan G.
Gómez" y la del Terminal Nº 2 del Aeropuerto Internacional "José Martí".

El Fondo también financió la segunda etapa del Programa Sustitución de
Bombillos Ahorradores en la Bolivia en el marco del ALBA y la
remodelación y mejora de aeropuertos en Haití.

Este instrumento de financiamiento da para mucho más. Según el documento
del despacho de las finanzas públicas se suscribió un convenio para
llevar a cabo un proyecto de instalación y puesta en marcha de una
Planta de Producción de Jugos de Uva de Brasil y una fábrica de Hielo de
Ecuador.

El FCI es un fondo administrado por el Bando de Desarrollo Económico y
Social (Bandes) y su objetivo es financiar proyectos de carácter
productivo a sectores considerados estratégicos. El documento no precisa
los montos asignados para estos planes.

http://www.elmundo.com.ve/Noticias/Actualidad/Noticias/Gobierno-financio-ampliacion-de-aeropuertos-en-Cub.aspx Continue reading

Embajadores ciudadanos de Cuba

Publicado el jueves, 03.21.13

Embajadores ciudadanos de Cuba
Oscar Peña

Yoani Sánchez y Eliécer Ávila simbolizan el auténtico sonido del pensar
político, social y económico de la gran mayoría del pueblo cubano. Estos
dos jóvenes cubanos son los mejores traductores del pensamiento actual
del cubano de la isla. Incluyendo a los que pertenecen a anteriores
generaciones. No entender a estos auténticos embajadores de los
ciudadanos cubanos, es no entender a la Cuba de hoy, es como romper
lazos con los 12 millones de cubanos de la isla, es autoaislarse de su
país. Como piensan ellos piensa Cuba hoy.

Algunos cubanos muy exigentes al rígido y torpe estilo de todo o nada
debían reflexionar y comprender que no siempre se puede obtener lo
perfecto, ni escuchar exactamente lo que quisieran oír porque se pierde
el horizonte cuando la realidad es otra. Si alguien en el Miami cubano o
dentro de la oposición interna tuviera una varita mágica para alcanzar
esa Cuba ideal que todos aspiramos sin pasar por inevitables procesos de
pactos, negociaciones, convenios de armonía y compromisos entre todos,
entendería algunas posiciones y las apoyaría pero hasta hoy solo observo
"gritos porque llueve y gritos porque no llueve", se protesta por todo,
pero sin aportar ideas o soluciones viables. Sería muy penoso –ante el
pueblo de Cuba– que en momentos trascendentales del complejo asunto
cubano se vea un empate en intransigencia entre la dirección histórica
de la revolución, la dirección histórica de Miami y la dirección
histórica de la oposición interna.

¿Por qué no aprender de los errores de nuestros predecesores? Echemos
una rápida mirada atrás. En la década del 40 y 50 del siglo pasado los
cubanos llegaron a creer que se había logrado definitivamente llegar a
la meta de la estabilización política del país pero lamentablemente no
fue así. La joven república de Cuba tenía defectos y virtudes. Incluso
más virtudes que defectos. Sin embargo, comentaristas de radio,
articulistas de prensa escrita y muchos activistas de la oposición solo
aumentaban y multiplicaban los defectos y problemas creándose una
salvaje mentalidad de demoler todo. Hasta el elegido presidente Carlos
Prío Socarrás fue sacado con un golpe de Estado. A Cuba le pasó lo que
un compatriota muy práctico en los análisis me expresó con un símil:
"Aquella joven república cubana era igual a una persona que está
aprendiendo a conducir un auto y sin darse cuenta se está saliendo de la
carretera hacia la cuneta y de pronto el instructor le grita ¡cuidado! y
el aprendiz para incorporarse a la vía da un timonazo muy brusco y el
auto se cae por la cuneta contraria".

No tener en cuenta las experiencias pasadas presenta el peligro de
volver a errar y ser víctimas –como fueron nuestros padres y abuelos– de
los irresponsables y agitadores de hoy. La propia historia cubana ha
demostrado que no es muy sensato ser tan inflexible. Está comprobado que
por no querer pactar después con el general golpista Fulgencio Batista,
la oposición política y la sociedad cubana de ayer apoyó la violencia y
los arrebatos de Fidel Castro. Entiéndase esta enseñanza: los
desorbitados de ayer provocaron curas para Cuba que fueron peor que la
enfermedad.

Ojo: ¡Peligro en el horizonte cubano! Hoy con más medios de
amplificación en sus manos también tenemos dentro de Cuba y en exilio
clones de aquellos instigadores de ayer. El pedir que nuestro proceso
sea gradual y armonioso no es un capricho, es una necesidad para avanzar
sólidamente. Se debe entender que más de medio siglo viviendo en
dictadura de claroscuros hace que nuestro pueblo tenga un inevitable
atemperamiento, acondicionamiento de costumbres y hábitos de vivir muy
diferentes a los compatriotas que han tenido la oportunidad de residir
fuera de Cuba. Y ello hace necesario y demanda del cubano que está fuera
del país y que está poniendo su hombro para abrir puertas y ventanas de
la patria que tenga un mínimo de sentido común, de lógica y sensibilidad
con las circunstancias de allá. Los proyectos y hojas de ruta de Cuba
tienen que ser matizados teniendo en cuenta su complicado escenario. Es
iluso querer de un día para otro tocar el cielo.

Acabemos entre cubanos con la fea costumbre de desacreditar a los que no
piensan como nosotros o tienen una trayectoria diferente. Cuba nos
necesita a todos. Es hora de empezar un nuevo capítulo. Pienso que nunca
es tarde para reconocer y rectificar errores, discursos y medidas
incoherentes, contraproducentes y obsoletas. Es de sabios revisar y
actualizar nuestra proyección hacia la isla para no aparecer igual a los
"Diputados de Cuba" apoyando ciegamente todas las acciones y políticas
de mano dura de los políticos cubanos de Miami que nos desvinculan
totalmente y nos desconectan de la realidad cubana.

Les propongo a todos los cubanos decorosos y serios que no están en la
escena cubana por "matar el tiempo" o por ser adicto solo al vicio de
"robar cámaras, micrófonos y espacios de la internet" que escuchen con
atención y sin predisposición a Yoani y a Eliecer para que ajusten su
brújula hacia Cuba. Ellos son los que más verdad han dicho últimamente.
Otros la dijeron antes y no fueron tampoco comprendidos.

http://www.elnuevoherald.com/2013/03/21/v-fullstory/1436626/oscar-pena-embajadores-ciudadanos.html Continue reading

Cuba aplica la nueva reforma migratoria

Cuba aplica la nueva reforma migratoria
Publicado por Vicente Marín el marzo 21, 2013

El doctor Jesús Arboleya, profesor del Instituto Superior de Relaciones
Internacionales, analiza las nuevas medidas migratorias adoptadas en
Cuba a partir del 14 de enero de 2013.

La reforma migratoria, aprobada por el Gobierno de Raúl Castro, estipula
que, para viajar al exterior, a los cubanos "sólo se les exigirá la
presentación del pasaporte corriente actualizado y la visa del país de
destino".

La nueva ley cubana también extiende de 11 a 24 meses la permanencia en
el exterior de los residentes en Cuba que viajen por asuntos
particulares, contados a partir de la fecha de salida del país, sin
necesidad de prórrogas.

Asimismo, la norma flexibiliza algunas condiciones para los cubanos que
están en el exterior visiten a sus familiares en la Isla, por un lapso
máximo de 90 días sin prórrogas. Sin embargo, el plazo se amplía a 180
días si se trata de ciudadanos cubanos que tienen permiso de residencia
en el exterior.

La medida también permite la "entrada temporal" de emigrados que el
Gobierno cubano consideró "ilegales", incluidos médicos y deportistas
que desertaron o abandonaron el país en décadas pasadas.

http://www.parainmigrantes.info/cuba-aplica-nueva-reforma-migratoria-685/ Continue reading

Yoani Sánchez pide que la ONU reconozca a Cuba como una dictadura

21 de marzo de 2013 • 23:16

Yoani Sánchez pide que la ONU reconozca a Cuba como una dictadura

La periodista cubana Yoani Sánchez pidió hoy que la ONU y otros
organismos internacionales reconozcan al Gobierno cubano como "una
dictadura".

Sánchez, en una rueda de prensa en la sede de la ONU, dijo que "es hora
ya" de que los organismos internacionales y la propia Naciones Unidas
"despierten de ese largo letargo que han tenido en relación con el
Gobierno de Cuba" y "empiecen a reconocerlo como lo que es, una dictadura".

La conferencia de prensa de la disidente cubana, invitada por la
Asociación de Corresponsales de prensa ante la ONU (UNCA), se tuvo que
celebrar finalmente en un pasillo ante la oposición del Gobierno cubano
-que envió una carta de queja la organización- a que tuviera lugar en la
sala de prensa oficial.

El portavoz de la ONU, Martin Nesirky, señaló anteriormente en una rueda
de prensa que la rueda de prensa fue organizada por UNCA, "que es una
entidad independiente", y no tenía lugar en al auditorio oficial de la
organización.

Preguntada por ese episodio, Sánchez explicó que conoce "muy bien hasta
dónde llega el largo brazo del castrismo", así como "todas las presiones
diplomáticas, los chantajes, incluso los llamamientos de atención" que
tienen como objeto que "las voces no gubernamentales accedan a espacios
en organismos internacionales como este".

La periodista, quien se mostró "extremadamente honrada" por el hecho de
hablar con sus colegas en su primera visita a este edificio, resaltó que
el que la conferencia de prensa finalmente se pudo celebrar "es una
señala de que ya no tienen tanto poder".

Sánchez eludió criticar a la ONU y dijo que "las Naciones Unidas en este
caso es más bien el escenario en donde se desarrolla esta pelea desigual".

La periodista volvió a pedir a los organismos internacionales "que
presionen" para abrir "una investigación independiente que aclare" la
muerte del disidente cubano Oswaldo Payá, el pasado 22 de julio.

"Si el Gobierno cubano no tiene nada que esconder, debería permitirlo",
aseveró.

Oswaldo Payá y Harold Cepero fallecieron en un accidente de tráfico el
pasado 22 de julio en Cuba. El conductor, el español Ángel Carromero,
fue condenado por la Justicia cubana a cuatro años de cárcel por
homicidio imprudente debido al exceso de velocidad.

Carromero pudo volver a España en diciembre del pasado año, a raíz de un
convenio entre los dos países para que cumpliera la condena en su país.

La familia Payá mantiene la tesis de que el accidente fue provocado por
agentes del Gobierno cubano, quienes embistieron con otro coche el
vehículo en el que viajaban los opositores cubanos.

La ONU recibió la pasada semana una petición de la familia de Payá para
que apoye su petición de una investigación independiente sobre las
circunstancias de ese accidente.

http://noticias.terra.es/mundo/norteamerica/yoani-sanchez-pide-que-la-onu-reconozca-a-cuba-como-una-dictadura,615fe7da1fc8d310VgnCLD2000000dc6eb0aRCRD.html Continue reading

Y así pasan los días…

"Y así pasan los días..."
Fernando Ravsberg | 2013-03-21, 9:20

...las semanas, los meses y los años sin que Cuba alcance la prometida
informatización de la sociedad. Atrás queda el debate sobre internet
social o particular, la mayoría de los internautas ya aceptan cualquier
opción con tal de que haya acceso.

Yo continúo intentando que algún directivo del Ministerio de las
Comunicaciones me responda sobre la situación de internet en Cuba. Es
verdad que sus acólitos siempre me advierten que no me acerque pero mi
optimismo me llevó otra vez a insistir.

Logré interceptar a uno de los viceministros en la inauguración de la XV
Feria de Informática. Me decidí porque es un hombre bastante joven y un
colega cubano me aseguró que "este le sabe al tema", aclarando así que
no se trata de un simple burócrata.

He de reconocer que tiene formas más corteses y amables que otros
directivos que he conocido en el pasado pero al final la respuesta sigue
siendo en esencia la misma: no voy a hacer declaraciones, este no es el
lugar, en otra ocasión, etc, etc, etc.

Fue una verdadera lástima que se negase a hablar porque quería
preguntarle sobre un tema que preocupa a la gran mayoría de los
internautas cubanos: las dificultades para conectarse a la red y la
lentitud extrema para navegar, mayor incluso que años atrás.

La compañía telefónica Etecsa advertía en su último comunicado que la
existencia del nuevo cable submarino "no significará que automáticamente
se multipliquen las posibilidades de acceso", lo que nunca dijo es que
estas posibilidades se reducirían de la manera que lo han hecho.

Mi intención al acercarme al viceministro era confirmar o descartar
algunos de los rumores que circulan por la isla, especulaciones sobre
las razones por las cuales cada día aumentan más las dificultades para
lograr una mínima conexión a internet.

Cuando hablo de lentitud extrema en la navegación, me refiero a que
bajar un video es totalmente imposible, abrir fotos se puede tardar
entre diez y 15 minutos y para revisar unas 20 páginas informativas se
necesitan alrededor de tres horas.

Como siempre están quienes achacan todas las dificultades al bloqueo de
Estados Unidos, mientras los opositores nos aseguran que es un complot
del gobierno para monopolizar la información. Sin embargo, hay un tercer
grupo que reconoce una crisis técnica.

Los dos primeros discursos no necesitan mayor explicación, los venimos
escuchando desde siempre y se centran en que todo está bien o todo está
mal. Como contrapartida la mayor parte de los especialistas que consulté
consideran que se trata de dificultades tecnológicas.

Una de las fuentes me explicó que esta vez no tiene que ver con el cable
de Venezuela, que al parecer no funciona pero tampoco molesta. Ahora
habría también un problema con las redes y sistemas internos de la isla,
que habrían comenzado a fallar.

Según la "versión tecnológica", los equipos cubanos están tan obsoletos
que ni siquiera hay repuestos para ellos. Así se ha ido reduciendo su
capacidad y reagrupando a los usuarios en lo que queda funcionando, lo
cual explicaría la creciente lentitud.

Empiezo a entender el significado del comunicado de Etecsa cuando
expresaba que harán falta más "inversiones en la infraestructura interna
de telecomunicaciones".

Fueron cuatro párrafos en los que no se miente pero en los que hay hacer
magia para enterarse de la verdad.

Algunos especialistas coinciden en que las roturas continúan agravándose
y aseguran que la única solución pasa por la total modernización de la
infraestructura interna, lo cual implicará una enorme inversión de
dinero y de tiempo, además de molestias para los usuarios.

Lo cierto es que a pesar de las inversiones del Estado en ese sector,
cada día que pasa existe una peor conectividad. La lentitud es un hecho
pero las causas que la provocan son imposibles de confirmar con las
autoridades del Ministerio de las Comunicaciones.

Todo lo que tiene que ver con internet se mantiene en el mayor de los
secretos, el cable submarino continúa en fase de "pruebas", se habla de
nuevas inversiones sin dar detalles y sobre todo se insiste en que hay
que tener paciencia, en espera de un "crecimiento paulatino".

Como en aquella vieja canción, a lo mejor estamos perdiendo el tiempo
pensando. Al fin y al cabo los internautas cubanos seguirán frente a la
pantalla de sus computadoras desesperando mientras el Ministerio
continúa contestando, quizás, quizás, quizás.

http://www.bbc.co.uk/blogs/mundo/cartas_desde_cuba/2013/03/y_asi_pasan_los_dias.html Continue reading

Guillermo Cortázar presenta en Madrid su libro ‘Cuba: camino de libertad’

Guillermo Cortázar presenta en Madrid su libro 'Cuba: camino de libertad'
Agencias | Madrid | 21 Mar 2013 - 10:50 pm.

El presidente de la Fundación Hispano Cubana, Guillermo Cortázar,
presentó en Madrid su libro Cuba: camino de Libertad. Discursos, textos
y documentos 1990-2012, en el que analiza la relaciones internacionales
del régimen castrista, reporta EFE.

"Cuba, mientras no sea una democracia, será un país problemático para
los países de occidente, en especial para EE UU y España", dijo Cortázar
en el acto de presentación de su libro en la Casa de América, en Madrid.

El autor fue presentado por la presidenta del Partido Popular de Madrid,
Esperanza Aguirre, quien destacó los "20 años de lucha" del autor contra
el régimen castrista, y "la calidad e importancia de los textos que ha
reunido" en el libro.

Aguirre, quien fue presidenta de la región de Madrid, denunció el
régimen cubano, al que calificó de "la dictadura comunista más
siniestra, duradera, arcaica y anacrónica de todo Occidente".

En el acto estuvieron presentes Raúl Rivero, vicepresidente de la
Fundación Hispano Cubana, y la líder de las Damas de Blanco, Berta
Soler, así como miembros de la comunidad y exiliados en España.

http://www.diariodecuba.com/cuba/1363902633_2118.html Continue reading

Muerte de Payá y retorno de Elián

Muerte de Payá y retorno de Elián
Miguel Fernández-Díaz | Miami | 22 Mar 2013 - 10:08 am.

A la demanda ya satisfecha de '¡Habla, Carromero!', solo puede seguir la
de '¡Actúa!'.

Ante un caso que Castro tenía ganado de antemano, por imperativo de los
Derechos de Familia e Internacional Privado, el exilio se desgastó con
tánganas en La Pequeña Habana para terminar tragándose la devolución del
balserito Elián González a Cuba. La investigación internacional de la
muerte de Oswaldo Payá y Harold Cepero muestra igual proclividad o
predilección al ademán anticastrista inapropiado.

La lógica no es castrista ni anticastrista: es lógica. Se comprende que
—en medio del dolor por la pérdida irreparable y el desespero por el
acoso de la Seguridad del Estado— la familia de Payá insista en la
investigación internacional independiente de aquellas muertes. Solo por
ignorancia o ingenuidad —sin descontar hipocresía— se explica que The
Washington Post y otros voceros apoyen esa demanda inútil, en vez de
aconsejar el ademán pertinente que ya señaló el canciller español José
Manuel García-Margallo: Ángel Carromero "haría bien en ir a un tribunal".

Frente al Pentágono entero en zafarrancho de combate, Fidel Castro se
plantó con que ni la ONU ni nadie irían a Cuba a inspeccionar la
retirada de los misiles soviéticos. Ni Rosa María Payá en la ONU ni
Yoani Sánchez en el Congreso de EE UU, ni The Washington Post con sus
editoriales, ni nadie con cualquier cosa, forzarán al gobierno castrista
a reabrir un caso que ya dio por cerrado.

Sin embargo, Carromero puede sin cortapisas acudir a la Audiencia
Nacional en Madrid y replantear su causa penal por confesión obtenida
bajo coacción. Y la tramitación por tribunal imparcial e independiente
implicaría esclarecer también la muerte de Payá y Cepero. A la
proclamación de la verdad tiene que seguir la búsqueda de la justicia.
De lo contrario, este episodio del movimiento anticastrista desembocará,
como el caso de Elián González, en otro fracaso, a pesar del alboroto
mediático, y a lo sumo dará pie a otra leyenda como el asesinato de
Camilo Cienfuegos, que nunca sirvió para nada en contra de Castro.

A la demanda ya satisfecha de "¡Habla, Carromero!", solo puede seguir la
de "¡Actúa!".

http://www.diariodecuba.com/cuba/1363943301_2151.html Continue reading

Iberia se despide de Cuba

Transporte

Iberia se despide de Cuba
Michel Suárez | Madrid | 21 Mar 2013 - 10:56 pm.

El 1 de abril termina un largo romance entre la aerolínea española y La
Habana. Los cubanos radicados en Europa temen un alza en los precios. La
industria lo niega.

A las 00:25 del primero de abril, cuando el vuelo 6620 de Iberia
despegue de La Habana, habrá concluido, quizás temporalmente, un romance
aeronáutico de casi 64 años.

El vuelo inaugural de Iberia a Cuba, el 21 de abril de 1949, se enmarca
como un hito de la época. Sin embargo, La Habana, una de las primeras
capitales latinoamericanas en recibir aeronaves desde España, lidera
ahora el desmantelamiento de la compañía en países "poco rentables" de
la región.

La decisión empresarial preocupa, sobre todo, a quienes cruzan el océano
cada año para reencontrarse con sus familias. En España, según datos
oficiales, viven más de 120.000 cubanos. Otras decenas de miles,
residentes en países europeos, también utilizan Madrid como punto de
conexión con La Habana.

La medida de Iberia podría suponer un encarecimiento de la ruta, aunque
las empresas del sector lo niegan tajantemente. Actualmente solo dos
aerolíneas prestan servicio regular entre España y Cuba —Air Europa y
Cubana de Aviación—, pero la compañía estatal de la Isla lo hace muy
limitadamente.

"Al final, una siempre sale perdiendo", explica Marisol, una
cienfueguera que vive en la ciudad de Alicante y viaja cada año a la
Isla para reunirse con su familia. En su opinión, los boletos se
encarecerán rápidamente por la falta de competencia.

Buscando pista

Air Europa ya anunció que aumentará a diez sus frecuencias semanales a
La Habana. La segunda aerolínea española considera que el negocio "va
bien" y niega un alza en los precios, según dijo una portavoz a DIARIO
DE CUBA.

La compañía del Grupo Globalia mantiene un enlace diario entre los
aeropuertos de Barajas y José Martí, que parte de la capital española a
las 15:00 horas. A partir del 1 de abril, habrá también vuelos a las
16:35, los lunes, miércoles y sábados, con sus correspondientes rutas de
regreso desde La Habana.

Todos los vuelos son operados por Airbus 330-200, con capacidad para 299
pasajeros.

La Confederación Española de Agencias de Viaje también niega una subida
tarifaria inmediata. "No se pueden encarecer más los billetes. Ese
mercado no aceptaría una subida", explica Rafael Gallego Nadal, su
presidente.

No obstante, para vuelos directos a partir del 1 de abril, las agencias
online muestran precios escandalosos en Cubana y Air Europa —entre 3.500
y 7.000 euros—, con mejores previsiones para mayo, en torno a los 1.000
y 1.500 euros.

En Cubana de Aviación, como suele ser habitual, no disponen de recursos
para aprovechar la retirada de Iberia. La empresa estatal opera dos
frecuencias semanales, pero no prevé modificar su oferta, ni siquiera en
el verano.

"No hay nada más. Los nuevos aviones que se han adquirido son de corto
alcance, fundamentalmente para vuelos dentro de Cuba", responde el
Departamento de Comunicación desde La Habana.

Aviones llenos, pero no rentables

En Iberia, sin embargo, no se dan por vencidos. "No existe una previsión
a corto plazo. Cuando la situación económica mejore, analizaremos de
nuevo esa ruta. Pero primero necesitamos ser rentables", indica una
fuente de la aerolínea.

El criterio de "rentabilidad" argumentado no convence a muchos viajeros,
que constatan cómo los aviones vuelan totalmente llenos a (y desde) la Isla.

"Un avión lleno no significa que sea rentable. Desgraciadamente, no",
aclara el portavoz de Iberia. La Habana es un destino "eminentemente
turístico, con pocos viajes de negocios, que son los que dejan
ganancias. Un hombre de negocios está dispuesto a pagar lo que se le
pida por un asiento, el día que lo necesita. Un turista, no".

Para Iberia, "los costes del combustible (el 33% del total) y de la mano
de obra (25%) hacen insostenible la ruta".

A Rafael Gallego Nadal, presidente de la Confederación Española de
Agencias de Viaje, le "sorprende" y "apena" la decisión de Iberia, pero
ve en ella cierta lógica: "no es rentable, debido a los costes que tiene".

"Evidentemente, hay espacio para otras aerolíneas en el mercado cubano.
Sin dudas, otras ocuparán ese espacio", estima Gallego.

De momento, la larga historia entre Iberia y La Habana entrará en
suspenso el 1 de abril, cuando aterrice en Madrid-Barajas, a las 15:35,
su último avión con olor a Cuba.

http://www.diariodecuba.com/cuba/1363886196_2073.html Continue reading

El acoso del castrismo

El acoso del castrismo
Fabio Rafael Fiallo | Ginebra | 21 Mar 2013 - 10:09 am.

Los arrestos e intentos de acallar a quienes se oponen al régimen son
los estertores de una ideología desahuciada.

En los años 30 del siglo pasado, intelectuales del mundo entero dan por
sentado que la recién creada Unión Soviética constituye el modelo por
excelencia de la sociedad del futuro. En ese contexto de euforia
ideológica, el escritor francés André Gide efectúa un viaje al paraíso
socialista en construcción, pero regresa defraudado y consigna su
decepción en un libro titulado Regreso de la URSS, que provoca
indignación en los círculos marxistas. Gide es objeto de diatribas de
todo género y recibe incluso una bofetada en París por haber osado
atentar contra el prestigio de la patria del socialismo.

En los años 40, Victor Kravchenko, antiguo funcionario soviético, huye
de su país y publica su libro Yo escogí la libertad, en el que describe
y denuncia el sistema represivo y los campos de concentración de la
Unión Soviética. Kravchenko es a su vez acusado por una revista
relacionada con el partido comunista francés de difamar de la URSS y de
ni siquiera haber sido el autor de aquel perturbador libro.

Entre quienes salen en defensa de Kravchenko, confirmando lo dicho por
él, se encuentra Margarete Buber-Neumann, viuda de un dirigente
comunista alemán asesinado por Stalin y antigua reclusa de un campo de
concentración soviético por ser "esposa de un enemigo del pueblo", antes
de ser entregada a la Gestapo (en virtud del pacto germano-soviético)
para ser enviada al campo de concentración nazi de Ravensbrück.

Buber-Neumann, quien relata su infortunio en un libro devastador, Bajo
dos dictadores: Prisionera de Stalin y Hitler, es tratada por los
círculos marxistas occidentales de traidora y vendida.

La bofetada a Gide y las injurias lanzadas contra Kravchenko y
Buber-Neumann —todos lo sabemos hoy— no impidieron que se comprobase
finalmente la veracidad de sus denuncias y alegatos, hasta el punto que
el Partido Comunista de la Unión Soviética se vio obligado en 1956 a
reconocer los crímenes de Stalin.

En los años 70, Aleksandr Solzhenitsin publica en occidente su
monumental libro El Archipiélago Gulag, en torno a la vida cotidiana en
los campos de concentración comunistas, vida que él conocía a la
perfección por haberla compartido con doce millones de conciudadanos.

Los círculos marxistas de occidente trataron en vano de desprestigiar el
personaje y negar la veracidad del relato. Sin embargo, aquella campaña
de denigración no impidió en lo más mínimo que más tarde, bajo el
impulso arrollador de los pueblos de Europa Oriental, se desplomara cual
castillo de naipes el bloque soviético junto al Muro de Berlín.

En los años 80, Octavio Paz pronuncia en Frankfurt un discurso en el que
compara el régimen sandinista —secuestrado y desvirtuado por Daniel
Ortega— con el de Fidel Castro. El discurso desata una ola de injurias
sin precedentes en la historia del continente. Hasta se llega a publicar
un manifiesto contra el eminente escritor azteca, firmado por 228
profesores de trece países y cinco instituciones.

En los años 90 y a principios del siglo XXI, Mario Vargas Llosa se
convierte en el blanco favorito de las huestes castristas por haber
denunciado la naturaleza intrínsecamente liberticida del proyecto
comunista y el fracaso del socialismo en todas sus vertientes. Por esa
imperdonable lucidez, intelectuales al servicio del castrismo intentan
bloquear la participación de Vargas Llosa en cada uno de los actos
culturales a los que se le invita.

Al emprenderlas contra Octavio Paz y Mario Vargas Llosa, quienes se
desprestigian son ellos, los buitres del castromarxismo, intelectuales
de pacotilla desplazándose en manadas, sin originalidad ni realce, que
no pueden ni podrán mermar un ápice la estatura intelectual y ética de
esos dos gigantes de la literatura contemporánea.

Se puede por supuesto discrepar del posicionamiento político de tal o
cual escritor. Pero lo que es inadmisible, además de contraproducente,
es bloquear o sabotear la participación de un intelectual en eventos
políticos o culturales por el simple hecho de que sus ideas no
correspondan a las de los fanáticos de turno.

Nada podrán tampoco, a la postre, los acosos sistemáticos y los arrestos
recurrentes de que durante largos años han sido y continúan siendo
víctimas en Cuba las Damas de Blanco y la disidencia en general, contra
quienes se lanza la consabida imprecación de "mercenarios", con el vano
afán de desprestigiar una lucha tan digna como ejemplar. Como tampoco
lograrán el efecto esperado los abucheos lanzados por las huestes
castrochavistas contra la bloguera Yoani Sánchez a su paso por Brasil.

Ni mucho menos lo logrará la reciente tentativa del representante del
castrismo ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, secundado por
sus cómplices de Nicaragua, Rusia, China y Bielorrusia, de impedir que
Rosa María Payá, hija del disidente Oswaldo Payá, tomase la palabra en
dicho cónclave para pedir una investigación imparcial sobre las
circunstancias en las que murió su padre en julio de 2012 en un extraño
accidente automovilístico.

Todos esos ataques abyectos representan los estertores de una ideología
desahuciada por la historia que solo se mantiene en pie mediante la
represión, la intimidación y el inhabilitamiento de disidentes y
opositores, y que —como lo demuestra el caso de la Venezuela bolivariana
de Chávez y Maduro— no funciona ni siquiera disponiendo de pozos
infinitos de petróleo.

http://www.diariodecuba.com/cuba/1363856991_899.html Continue reading

Cuba: nuevos medios y crítica de la razón académica

Cuba: nuevos medios y crítica de la razón académica
Gerardo Muñoz | Princeton | 21 Mar 2013 - 10:07 am.

Un evento universitario que juntó en Nueva York a Yoani Sánchez, Orlando
Luis Pardo Lazo y varios estudiosos, despierta interrogantes acerca de
cuánto tendría que cambiar el acercamiento académico hacia Cuba.

Si aceptamos la premisa de que Cuba es un "problema real" y que por lo
tanto merece ser pensando, entonces podemos comenzar a discutir los
múltiples efectos que pudiéramos derivar de la reciente conferencia "The
Revolution Recodified", organizada por Coco Fusco y Chris Stover en la
New School of Social Research y la Universidad de New York.

A corto plazo es difícil asegurar el impacto de los lenguajes y
discursos que fueron allí empleados, las muchas ideas que allí se
lanzaron. Sin embargo, a largo plazo me parece que este tipo de
discusión pudiera tener efectos positivos dentro y fuera de la academia
norteamericana, tema que pasaré a comentar a partir de las
intervenciones a las cuales asistí. Además de ofrecer un balance
analítico de estas intervenciones, aprovecharé la coyuntura para
elaborar una serie de hipótesis y preguntas que tal vez puedan elucidar
una discusión más amplia sobre formas potenciales de pensar Cuba en
relación con cierto discurso intelectual dentro de la academia
norteamericana. Pero de esto me ocuparé en la última parte de esta
reflexión.

Comenzaré apuntando los títulos de algunos de los paneles para dar la
idea del alcance del programa: "The internet and social media in Cuba",
"Cuba in a global context: social media and political change", "The
development of autonomous cultural and public sphere in Cuba today".
Integrados por participantes tan disímiles, tanto en términos
ideológicos como desde sus prácticas intelectuales, la audiencia de la
conferencia que duró tres días tuvo la oportunidad de escuchar y debatir
con los académicos Ariana Hernández Reguant y Ted Henken, la
artista-académica Coco Fusco y el músico Pablo Menéndez, los críticos
Ana María Dopico y John Kelly, los blogueros Orlando Luis Pardo Lazo y
Yoani Sánchez.

Con tan solo citar los nombres de los académicos, creo que
inmediatamente se hace visible la heterogeneidad que componía el
conjunto de panelistas. Mientras que Yoani y Orlando Luis llevaban el
compás de lo anecdótico y lo vivencial, Ted Henken, profesor en CUNY,
Coco Fusco de New School, y Hernández Reguant de UC-San Diego,
intervenían desde las distintas zonas del discurso académico. Ted Henken
ofreció una interesante cartografía de la blogósfera cubana y sus
discursos políticos y Coco Fusco develó los lugares comunes de la
"American Left" (sic) sobre Cuba, pero fue Hernández Reguant quien
quizás, con mayor rigor, avanzó un pensamiento analítico sobre la
relación entre sociedad civil y Estado, nuevos medios y capacidad de
movilización social.

A contrapelo de las teorías contemporáneas de los nuevos medios,
Hernández-Reguant dejó como línea de fuga para el debate con el público
la pregunta sobre la naturaleza de lo "nuevo" en los nuevos medios en
comparación con los "viejos medios" (lo analógico). Donde todos ven hoy
ruptura, Hernández-Reguant propuso un modelo de continuidad entre los
"nuevos medios" y cuestionó los modos en que pensamos los aparatos de
visibilidad, legibilidad, y opacidad en sus usos políticos y sociales.
En parte, mi pregunta durante este primer debate fue dirigida a
Hernández-Reguant, ya que me parecía que en su intervención la discusión
sobre el cruce entre temporalidad y explicitación de la representación
se esquivaba esta importante transformación.

Aunque es cierto que los "nuevos medios", al igual que los "viejos", no
garantizan cambios políticos concretos e inmediatos, estos si
contribuyen a explicitar la presencia de lo ya sabido en el orden
simbólico para quien sabe pero no quiere saber (ejemplo: contra un video
de la represión de las turbas habaneras organizadas por el Estado y los
Comité de Defensa de la Revolución, es ya imposible negar el hecho
concreto que esas movilizaciones tienen muy poco de espontaneidad y
mucho de subversión estatal). Como ha visto Antonio José Ponte en su
libro Villa Marista en plata (Colibrí, Madrid, 2010) o Slavoj Zizek en
relación con Wikileaks, lo importante de los nuevos medios no es su
transformación en tiempo real, sino más bien la potencia de hacer
visible un imaginario que hasta ese momento resistía el consenso
concreto de todos los espectadores.

En otro panel, la figura del músico norteamericano Pablo Menéndez,
residente en Cuba hasta hoy, fue más difícil de clasificar, salvo si se
le piensa como una voz que, entre Yoani y Orlando, entre Fusco y Dopico,
estaba allí para generar cierto "balance" en el estado de opinión sobre
el pasado y el presente de Cuba.

Y tiene sentido que sea de este modo, ya que en la política académica
cierta lógica compensatoria entendida como "balance de partes iguales"
articula la normativa, e incluso una estética, del encuadre de todo
diálogo. Esta lógica de supuesta inclusión de dos partes que encarnan un
diferendo histórico —que se pudo ver tanto en la presentación de Henken
sobre la cartografía de la blogósfera cubana, así como en la
articulación entre medios y Estado de Hernández-Reguant, o incluso la
afirmación de Pardo Lazo sobre la pluralidad de los "bloggers
opositores"— es una precondición para todo debate académico. Cuba, en
este sentido, no es una excepción, sino la norma.

¿Cuba a partes iguales?

Lo que fue excepcional en este intercambio puede leerse quizás en dos
distintos niveles. Primero, en términos del desfasaje entre el higiénico
relativismo dialógico de las partes iguales y el discurso intelectual
(en un momento del cierre de la conferencia incluso, una moderadora
pidió no aplaudir a Yoani para no polarizar o mostrar "demasiado" apoyo
a la figura de Yoani). Es desde aquí donde uno podría generar una
crítica a las contradicciones entre discurso académico y discurso sobre
Cuba.

El discurso académico, entendido como discurso intelectual enunciado
"desde" o "con" simpatías con la izquierda, es hoy crítico en términos
generales de la razón dialógica, ya que esta se entiende dentro de una
lógica habermasiana del consenso y abiertamente despolitizante de la
esfera pública burguesa. Jamás las condiciones de diálogo en torno a la
guerra de Irak, por ejemplo, se establecerían a partir de un "balance"
racionalizado en partes iguales (aquellos que defendería la invasión y
la otra parte que se opone). Como lo ha demostrado el pensador francés
Jacques Ranciere en sus últimos libros —traducidos al inglés y muy bien
recibidos dentro de la órbita liberal norteamericana, por cierto— la
"inclusión" de la otra parte siempre supone la exclusión de la "no
parte". El discurso político en torno a Cuba, entonces, se presenta como
una excepción a este paradigma que buscar suspender el habla de lo
político. En cierto sentido, al decir esto, estamos abriendo, desde ya,
la pregunta sobre qué o quién vendría a ser la no-parte de esta
discusión en torno a Cuba.

La distribución de un intercambio en partes iguales termina, en última
instancia, borrando el núcleo de lo político que habita en el centro del
debate sobre el pasado de la Revolución Cubana de 1959, así como de los
futuros de la isla caribeña. No vendría al caso señalar esta
contradicción interna si el lugar de discusión no fuese la academia que,
como hizo notar Ted Henken al definir ideológicamente su posición, nos
remite al campo ideológico académico: "Yo me considero de izquierda,
incluso más a la izquierda que muchos cubanos que tienen otra opinión
sobre Obama…".

El trueque ideológico aparece como momento de contradicción interna
entre esa posición ideológica asumida de un sujeto en su totalidad
concreta (la academia) y su posición "relativista" frente al conflicto
sobre Cuba. En Cuba, la izquierda prefiere una universalidad elusiva
("el pueblo cubano", "la diáspora"), en lugar de un compromiso por una
de las partes como modo de interpelación política. ¿Habita Cuba fuera
del discurso de la teoría crítica contemporánea? O preguntado de otra
forma: ¿por qué esa incapacidad de teorizar el problema político cubano?

Esta matriz académica da lugar a un segundo plano que pudiéramos decir
que se encuentra vinculado a la articulación de un discurso
compensatorio signado por una racionalidad que termina relativizando y
borrando diferencias entre dictadura y represión, víctimas y
victimarios, historia y subjetividad. En pro de un humanismo en
abstracto que asume una supuesta condición de distribución identitaria
de representaciones sociales, esta operación termina por excluir la
visibilidad concreta de los reprimidos y de las víctimas que desde el
mismo año 1959 hasta el último encarcelado por crimen común o por
disidencia política o difamación "contrarrevolucionario" se oponen
abiertamente a la dominación del Estado.

Por eso quizás uno de los momentos memorables del primer panel aconteció
cuando el poeta y escritor cubano Alexis Romay intervino desde la
audiencia para recordar que no vendría nada mal tener claro que la
discusión sobre Cuba no es una mera especulación en el plano hipotético
de la historia o de la política en abstracto, sino que de lo que
hablamos se trata concretamente de vidas humanas. Una discusión que
tiene como núcleo de elaboración el tejido afectivo y real una
subjetividad que continuamente es reprimida y silenciada. El discurso
académico pareciera, en este sentido, lo opuesto de la observación de
Romay: la búsqueda de una "distancia" en el conflicto borra la dimensión
del "sujeto", como ya veía el propio filósofo León Rozitchner en las
discusiones ortodoxas del determinismo histórico del marxismo clásico.

No digo con esto que el habla del sujeto —el "aliento de su
materialidad" diría León— estuviese ausente en las discusiones de esta
conferencia, al contrario. Una de las efectos retóricos mas interesantes
de las presentaciones de Orlando Luis Pardo Lazo, Yoani Sánchez, y Pablo
Menéndez, fue la manera en que cada uno tejió su discurso con las
filigranas de la experiencia vivida y sentida desde las políticas del
cuidado del yo. Al respecto Pardo Lazo dijo algo notable: "we have
selected to live a human life, and if that costs us our life, that's
ok". Una expresión no solo cargada de valentía como enunciación del
"coraje de encarar la verdad", sino una manifestación que lleva hasta
las últimas consecuencias la relación entre voz y cuerpo frente a la
dominación y la subordinación de un poder que se ejercita de manera
sistemática contra cualquier pulsión crítica desde la sociedad civil cubana.

Sujeto común y 'solidaridad'

En otro momento, tanto Orlando como Yoani, subrayaron que ellos hablaban
desde su posición de sujetos comunes y corrientes, apenas "ciudadanos"
en una precaria "sociedad civil cubana". No estaban allí para figurar
como "representantes" de un "otro" ni de un "Pueblo"[1]. Una de las
novedades de este discurso del sujeto político cubano, a diferencia de
la oposición histórica dentro y fuera de la Isla (si se piensa en el
Escambray o en los grupos paramilitares anticastristas movilizados en
los Estados Unidos), radica, no en el pasaje de la vía armada a la vía
pacifica, sino en la propuesta más interesante aún de carecer de una
política de afiliación o de mera representación libidinal por un "pueblo
cubano" que no es más que una categoría en abstracto sin verificación
concreta. Como demuestran la escritura de Orlando Luis o Yoani, y como
se comprobaron en las ponencias de "The Revolution Recodified", esta
oposición política tiene como centro de articulación el sujeto como
núcleo de la experiencia compartida, personal y a su vez colectivo,
entre sus voces (interesantemente título de la revista que dirige en La
Habana Pardo Lazo) y la sociedad cubana en su totalidad.

Es por esto que no sorprende que desde la audiencia viejas voces
saltaron, aún apegadas a operaciones intelectuales de "solidaridad" o
"afiliación política" (que en realidad no son más que inversiones
libidinales como parte de una fantasía construida a partir de una
estructura del deseo [2], y en tono inflado e inquisitorio le rindieron
cuenta a Pardo Lazo sobre una supuesta "subalternidad" cubana que él,
desde la posición de letrado, no encarna. Letrado sí, no hay dudas, pero
lo que pierde de vista esta crítica es justamente la dimensión de un
sujeto que habla más allá de la representación, sin la necesidad de una
filiación solidaria que, como se ha mostrado en estas últimas décadas en
Cuba o América Latina, han resultado nociva en la mayoría de los
procesos revolucionarios o populares latinoamericanos.

Las operaciones estériles de filiación, de hablar en nombre del otro
lejano e indefenso, deben entenderse como el reverso de la fidelidad al
evento revolucionario e incluso de la utopía. En la medida que esto es
cierto, podríamos decir que el discurso de Pardo Lazo llega a ser
radicalmente más revolucionario que todas las variaciones de una
solidaridad articulada desde los púlpitos de una cátedra del Norte. Todo
deseo de filiación post-política llega incluso a repetir la "ficción del
Estado", como la entiende el escritor argentino Ricardo Piglia, en lugar
de sentir al menos simpatía con las escrituras débiles y marginales,
escritas desde un ordenador para un blog o una revista autogestionada.

Y aquí encontramos otra vuelta de tuerca muy lúcida por parte de Pardo
Lazo, ya que, como comentó el escritor en un momento de su ponencia,
esta pulsión que repite la suntuosidad de la ficción del Estado, puede
ocurrir tanto en la academia como en el discurso de aquellos que
ciegamente buscan solidarizarse con cierto activismo maniqueo. Para
ilustrar este argumento, Pardo Lazo comentó cómo un periodista de Miami,
supuestamente "simpatizante con la causa cubana", le formuló una
pregunta de la misma manera que lo habrían hecho miembros de la
Seguridad del Estado. En otras palabras, en la discusión política sobre
Cuba, los deseos de filiación desde ambas partes, por momento se cruzan
y se encuentran.

Cuba desde la academia norteamericana

Al llegar a este punto, tal vez deberíamos volver a la pregunta que
inicialmente habíamos elaborado: ¿es posible formular otro tipo de
relación crítica y política desde la academia norteamericana hacia el
pasado y presente de Cuba? Si acaso es una empresa posible, ¿bajo qué
condiciones pudiéramos articular una propuesta, y en qué consistiría su
operación crítica? En el orden de lo pragmático: ¿De qué manera
pudiéramos pensar la construcción de dicha crítica a la luz de las
escrituras de Orlando Luis Pardo Lazo, Yoani Sánchez, o Claudia Cadelo
que, como bien argumentó la profesora Ana María Dopico en su
intervención, pudieran situarse en la larga tradición de la crónica
latinoamericana?

En cierta medida estas son preguntas tramposas para hacer en este
espacio. En parte, porque responderlas no solo llevaría mucho tiempo,
sino también porque necesitaríamos la amplificación de voces y debates,
propuestas y proyectos intelectuales, la transformación política y
social de la Isla como tal. De igual modo, creo que una conferencia como
esta se justifica con haber logrado, en cierta medida, potenciar la
posibilidad de hacer las preguntas mismas.

Como académico que escribe y piensa desde un aparato institucional, pero
que también interviene con cierta frecuencia en el espacio público,
tengo para mí que la tarea más inmediata desde mi posición es llevar a
cabo una crítica de la razón académica en cuanto a Cuba, elaborada en el
interior de los marcos discursivos y epistemológicos de las distintas
disciplinas académicas.

Esta operación tendría varias ramificaciones, pero primero tendríamos
que formular una descripción preliminar de sus cualidades. En primer
lugar, una crítica de la racionalidad académica en torno a Cuba
comenzaría por preguntarse sobre la historia misma del campo del saber
latinoamericano —entendido como suma de discursos sobre América Latina
producidos en todo saber académico[3]— y desde allí estudiar los
momentos de inflexión de los saberes operacionales a partir del devenir
de la Revolución Cubana de 1959.

Segundo, se tendría que estudiar el porqué de la ausencia de una total
autocrítica por parte de académicos y profesores escribiendo desde la
academia norteamericana sobre Cuba. Podríamos adelantarnos a una crítica
a esta pregunta[4]. En particular, aquella que vendría a enfatizar que
Cuba carece de centralidad en la formación del espacio epistemológico
del latinoamericanismo escrito desde Estados Unidos. Sin embargo, contra
esta aserción, pudiéramos argumentar que la propia formación del saber
académico sobre América Latina converge en su origen, como enseñan en
muchos sentidos Jean Franco en Decline and Fall of the Lettered City
(2002) o algunos ensayos de John Beverley, tras el triunfo de la
Revolución Cubana, el auge cultural de Casa de las Américas, o la
Campaña de Alfabetización. Desencantados con la transformación política
de la Isla hacia el modelo soviético a partir del Congreso Nacional de
Educación y Cultura de 1971 y la censura de Heberto Padilla en el mismo
año, muchos académicos dieron vuelta a la página a la Revolución Cubana
sin realmente asumir responsabilidad por aquel nuevo orden que ellos
mismos habían celebrado e inscrito en el centro en sus respectivos
proyectos intelectuales.

Pero no es mi propósito en este espacio escribir una historia del
imaginario de la Revolución Cubana en las prácticas de la crítica
latinoamericana. Solo quiero decir que articular una crítica a la razón
académica tendría que volver sobre ese momento en que el desencanto
aparece como suspensión y silenciamiento tras el fracaso de un proyecto
político, y que luego aparece sublimado, en el sentido freudiano, en la
transferencia hacia otros momentos de solidaridad tercermundista, ya sea
la Revolución Sandinista o la lucha armada en Centroamérica, el chavismo
en Venezuela o las nuevas gobernabilidades nucleadas en proyectos
geopolíticas de Mercosur y ALBA.

La Revolución Cubana para esta instrumentación académica no solo es el
punto de origen de un discurso de filiación política, sino también el
punto ciego o espacio donde el discurso se evapora. Metodológicamente,
el pasaje intelectual tendría que encarar una metacrítica de la
actividad interna del saber académico de la misma forma que a lo largo
de estos años se formularon, desde distintos métodos y aproximaciones,
la crítica a los nacionalismos latinoamericanos, así como al orden
operacional y hegemónico de las oligarquías regionales en los debates
que atravesaron la discusión sobre el desarrollismo y la teoría de la
dependencia en las últimas décadas del pasado siglo.

La elaboración de estas hipótesis a partir del boom de los blogs
independientes dentro y fuera de Cuba no solo dan cuenta de una nueva
potencialidad de una esfera pública cubana, sino que también pudiera
funcionar como punto de partida para repensar y deconstruir la razón
académica en cuanto al pasado y el futuro de Cuba. Los "nuevos medios"
en realidad, podrían tener en sí mismos implicaciones conceptuales e
intelectuales, además de prácticas concretas en la transformación real y
política del interior de la isla.

Como espacios de reflexión, escritura, y discusión, los nuevos medios
alcanzan un punto que, a diferencia de las expectativas del pasado
siglo, ya no anhelan descubrir la utopía, sino más bien acceder al
espacio de lo común más allá de los maniqueísmos y las políticas
infamantes que se generan principalmente en los discursos oficiales del
Estado cubano. Más importante aún, en conjunto con las voces
heterogéneas y plurales que emanan de la blogósfera cubana, una nueva
crítica académica en torno a Cuba —que ha venido perfilándose en la obra
de importantes académicos como los ensayistas Duanel Díaz Infante y
Rafael Rojas, críticos literarios como Rachel Price y Walfrido Dorta,
los historiadores Lillian Guerra y Alejandro de la Fuente— pudiera
ofrecer tan solo una puerta de entrada a una discusión sobre el lugar de
la memoria, entendida como repetición y duelo, de los últimas cinco
décadas de la dictadura cubana.

Así, un nuevo pensamiento sobre Cuba en Estados Unidos daría visibilidad
a los diferentes actores sociales y populares marginados de las
historiografías oficinales, cuestionando las estructuras y dispositivos
del saber académico. Una metacrítica del campo del saber académico
comenzaría por dar cuenta las diversas formas en que, desde este lado de
la producción del discurso, se silenciaron las voces populares con el
propósito de una fidelidad forzada al Estado cubano entendido bajo la
abstracción de la Revolución. Esto tendría irremediablemente como
corolario el pasaje del discurso crítico de la cultura hacia la
articulación política, carente de toda filiación libidinal y con la
finalidad de producir nuevos esquemas de hacer legible la verdad.

En el segundo día de la conferencia pude charlar extensamente con
Vicente Echerri, ese lúcido escritor cubano que también estuvo entre el
público. En algún momento Echerri me recordó una frase del escritor
Jesús Díaz que quisiera recordar para terminar esta reflexión: "Hicimos
una Revolución que no necesitábamos". Frase que abre polémica y que se
sitúa en esa rara posición cubana sobre el perdón y la memoria. Jesús
Díaz, sin duda fue una excepción notable, pero por esta misma razón fue
una figura, intelectual y académica, a la cual deberíamos no solo
releer, sino también aprender de sus libros, de sus gestos públicos,
para de esta forma generar otros "pensamientos críticos" y otros
"encuentros" que den lugar a una amplia y fecunda discusión para
comenzar a pensar esa Cuba que divisamos en el nuevo siglo.


[1] Para una crítica contemporánea de la categoría política del
"Pueblo", ver Medios sin fin: notas sobre política (Pre-textos,
Valencia, 1996) de Giorgio Agamben.

[2] Aunque no es propiamente parte de su argumento, un buen punto de
partida para discutir este derroche libidinal académico y su relación
con la fantasía lo podemos encontrar en el excelente ensayo Fantasía
roja (Debate, Barcelona, 2007) de Iván de la Nuez. Habría que pensar las
sugerencias de ese libro sobre intelectuales y las intervenciones sobre
Cuba desde la academia norteamericana.

[3] Ver la introducción del libro The exhaustion of difference: politics
of Latin American Cultural Studies (Duke University Press, 2001) de
Alberto Moreiras.

[4] En una excepción notable es el caso del ensayista puertorriqueño
Arcadio Díaz Quiñones con su ensayo "Cuba 1994 : salida...y voz?"
publicado en El arte de bregar: ensayos (Ediciones Callejón, San Juan,
2003), donde el intelectual puertorriqueño hilvana una lúcida crítica de
los noventa a partir de las teorías sociales y políticas de Albert O.
Hirschmann. Del mismo año, podríamos también incluir el libro Cuba on My
Mind: Journeys to a Severed Nation (Verso, 2003) del cubano Román de la
Campa.

http://www.diariodecuba.com/cultura/1363856853_2063.html Continue reading

La Habana crea una empresa de ‘tecnologías informáticas para la defensa’

La Habana crea una empresa de 'tecnologías informáticas para la defensa'
Agencias | La Habana | 22 Mar 2013 - 10:35 am.

El Gobierno anunció la creación de una empresa de "tecnologías
informáticas para la defensa" que, dijo, está destinada a proteger la
información y generar nuevos productos y servicios, entre otras
funciones, informó la televisión estatal, reportó EFE.

La empresa tiene además entre sus funciones el análisis y el
reconocimiento de patrones, y la gestión documental, explicaron
directivos citados en el reporte televisivo, sin más explicaciones.

Su director general, Medardo Morales, dijo que la entidad buscará crear
nuevos productos y servicios que contribuyan "a elevar la soberanía
tecnológica del país", y que permitan crear infraestructuras a las
cuales se les "pueda garantizar la seguridad y defensa".

Además indicó que tiene entre sus propósitos contribuir al
"perfeccionamiento empresarial" del país con productos y servicios "más
eficientes" en el área de la informática y en sentido general en el
funcionamiento de la economía.

Al acto de lanzamiento asistieron los ministros de las Fuerzas Armadas
Revolucionarias (FAR), Leopoldo Cintra Frías, y de Comunicaciones,
Maimir Mesa.

La presentación tuvo lugar en la XV Convención y Feria Internacional
Informática 2013, un escaparate que desde el pasado lunes y hasta este
viernes ofrece una muestra del trabajo de empresas productoras y
comercializadoras de 16 países, entre las que destacan China, Italia y
España.

El Gobierno cubano informó la semana pasada sobre la reestructuración
del sector de la Informática y las Comunicaciones con cambios en su
ministerio y la creación de nuevas entidades que se encargarán de la
gestión empresarial del área.

Según el diario oficial Granma, este jueves, en la Feria, se presentó
asimismo una plataforma de investigación criminal que integra resultados
de los centros de investigaciones sobre varias biometrías —huellas
dactilares, rostro y palmar, a las que próximamente se incorporarán las
de ADN y de voz—, y ha sido elaborada por la empresa cubana de
tecnologías de software, Datys.

El director de la empresa, Enrique Morell Velázquez, dijo que la
compañía está además trabajando "en la lucha contra ciberataques, y
desarrolla algoritmos para su neutralización en las redes sociales"."

http://www.diariodecuba.com/cuba/1363944954_2154.html Continue reading

España ‘no interferirá’ pero tampoco apoyará una investigación sobre la muerte de Oswaldo Payá

España 'no interferirá' pero tampoco apoyará una investigación sobre la
muerte de Oswaldo Payá
DDC | Madrid | 21 Mar 2013 - 10:06 pm.

El canciller español recibió este jueves a Rosa María Payá y se mostró
'muy receptivo' sobre la situación de los derechos humanos en la Isla.

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo,
prometió este jueves a Rosa María Payá Acevedo que Madrid "no
interferirá" en las investigaciones que pudiera abrir la justicia sobre
la muerte de su padre, pero tampoco las apoyará.

"Fuimos a conversar con él de nuestra petición de una investigación
internacional que aclare lo ocurrido con mi padre y con mi amigo Harold
Cepero", dijo la joven activista en declaraciones a DIARIO DE CUBA.

"Tenemos hechos confirmados que indican que lo ocurrido no fue un
accidente. Estos hechos están publicados y han culminado con la
entrevista con Ángel Carromero y con sus declaraciones a la prensa [al
diario The Washington Post]", recordó.

"Lo que hicimos fue poner en conocimiento del ministro estos hechos en
primera persona", explicó. "Me parece que fue receptivo, hemos obtenido
una promesa de no interferencia en las acciones que tomemos respecto a
la investigación internacional en cualquiera de los escenarios que
decidamos", dijo.

Interrogada sobre si hubo también algún compromiso del canciller español
en el sentido de apoyar una investigación sobre la muerte de su padre y
Harold Cepero, Rosa María Payá respondió: "No".

El joven político español Ángel Carromero, conductor del vehículo en que
viajaban Payá y Cepero cuando ocurrió el suceso que les costó la vida,
el pasado 22 de julio, dijo recientemente a The Washington Post que las
autoridades cubanas lo obligaron a aceptar la versión del accidente bajo
amenazas de muerte.

Carromero, condenado a cuatro años de cárcel en Cuba y trasladado a
España en diciembre de 2012 gracias a un acuerdo entre La Habana y
Madrid, dijo que un vehículo con chapa del Gobierno cubano los impactó
por detrás.

El ministro español de Exteriores, sin embargo, ha insistido en que solo
tiene constancia de la primera versión de Carromero durante el proceso
judicial en la Isla.

http://www.diariodecuba.com/cuba/1363899976_2092.html Continue reading

Incidente diplomático en la ONU por la presencia de Yoani Sánchez

Incidente diplomático en la ONU por la presencia de Yoani Sánchez
Agencias | Nueva York | 21 Mar 2013 - 11:08 pm.

Naciones Unidas cede ante la presión del régimen de La Habana y cambia
de sede una rueda de prensa de la bloguera.

La presentación de Yoani Sánchez en la sede de Naciones Unidas en Nueva
York dio lugar el jueves a un incidente diplomático, ante la exigencia
del régimen de La Habana de que no utilizara la sala de conferencias de
prensa oficial de la organización, reporta AFP.

La bloguera, que está de gira internacional desde febrero, debió
presentarse en una improvisada sala del piso que ocupa la Asociación de
Corresponsales en Naciones Unidas (UNCA, según sus siglas en inglés),
organizadora del encuentro, y no en el gran auditorio habitual.

Durante la conferencia de prensa, Sánchez, de 37 años, denunció el
accionar del "largo brazo del castrismo" para "evitar que las voces
críticas no gubernamentales accedan a espacios en organismos
internacionales", y señaló que "es hora ya" de que la ONU "salga de su
letargo y reconozca que el gobierno cubano es una dictadura".

"Estoy orgullosa de que mi primera vez en este edificio tan
significativo de Naciones Unidas sea con mis colegas corresponsales. Lo
valoro mucho", agregó la bloguera, que la víspera fue recibida en la
Casa Blanca y en el Congreso estadounidense en Washington.

La decisión de que Sánchez no pudiera utilizar el auditorio principal
para conferencias de prensa respondió a un pedido expreso del embajador
cubano ante la ONU, Rodolfo Reyes, al secretario general de Naciones
Unidas, Ban Ki-moon, a través de una carta oficial de protesta enviada
el lunes.

En la misma se solicitó que "se impida que los locales de la
Organización sean mancillados y su utilización manipulada en función de
espurios intereses".

"Incidentes como éste infringen un severo daño al normal funcionamiento
y credibilidad de las Naciones Unidas", sostiene la misiva, de la cual
obtuvo una copia la AFP.

Para el embajador Reyes, la conferencia de prensa organizada por la UNCA
fue un "acto anticubano" al que calificó de "atentado grave" al clima de
cooperación en Naciones Unidas, según la carta.

En medio del incidente que desató la llegada de Sánchez, el vocero de
Ban Ki-moon, Martin Nesirky, dejó en claro el jueves que la conferencia
de prensa no fue organizada por la secretaría de Naciones Unidas, sino
por la UNCA, "una entidad independiente".

"Como principio, la ONU no interfiere en eventos de la UNCA. El
encuentro no estaba siendo celebrado en el auditorio de la secretaría de
la ONU", precisó.

http://www.diariodecuba.com/cuba/1363903719_2132.html Continue reading

Cuba, un país de ‘riesgo alto’ para la inversión extranjera, según un estudio

Economía

Cuba, un país de 'riesgo alto' para la inversión extranjera, según un
estudio
Agencias | Madrid | 21 Mar 2013 - 7:01 pm.

Venezuela y Haití son los peores países para invertir en América Latina.

Los riesgos políticos a los que se enfrentan actualmente las empresas
que operan en Latinoamérica son "muy altos" en Venezuela y Haití, según
el Mapa de Riesgo Político 2013, que además atribuye un "riesgo alto" a
Argentina, Bolivia, Ecuador y Cuba.

Según el estudio, publicado este jueves por la compañía de análisis Aon,
los riesgos políticos para las empresas presentes en mercados emergentes
aún son "considerables", pero se han reducido respecto a 2012, cuando
los efectos de la Primavera Árabe, la crisis financiera internacional y
las tensiones en el sur de Asia eran más notables, informa Europa Press.

En el caso de Cuba, los principales problemas son: impagos de la deuda,
interrupción en la cadena de suministros, incapacidad del Gobierno para
proporcionar estímulos, interferencias políticas, riesgos legales y
vulnerabilidad del sector bancario, entre otros.

En comparación con el año pasado, el estudio, que no incluye a los
Estados miembros de la Unión Europea ni de la Organización para la
Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), muestra un incremento en
el número de países o territorios que han mejorado su calificación de
riesgo, concretamente trece, mientras que solo doce de los 163
analizados experimentan un empeoramiento.

Para evaluar el nivel de riesgo, las empresas Aon y Roubini han
realizado un análisis, contando también con las opiniones de más de 20
sindicatos de Lloyd's y aseguradoras corporativas.

Se han valorado seis factores de riesgo, relativos a la transferencia de
divisas, el sistema legal y regulatorio, la interferencia política, la
violencia política, el impago de la deuda soberana y la vulnerabilidad
de la cadena de suministro.

Además, en la edición de este año se han incluido —aunque no se han
utilizado para calcular la calificación global— otros tres factores: los
obstáculos para hacer negocios, la vulnerabilidad del sector bancario y
el riesgo de que no haya estímulo fiscal.

Aquellos países que han mejorado son Armenia, Azerbaiyán, Bahréin,
Barbados, Bielorrusia, Emiratos Árabes Unidos, Guatemala, Macedonia,
Montenegro, Omán, Pakistán, Suazilandia y Tailandia.

La lista de los que han empeorado la integran Argelia, Camerún, Chad,
Etiopía, Madagascar, Malí, Namibia, Moldavia, Panamá, Paraguay,
Turkmenistán y Uzbekistán.

En cuanto a Latinoamérica, hay dos países con riesgo muy alto —Venezuela
y Haití—, y varios con riesgo alto, como Argentina, Bolivia, Ecuador y Cuba.

http://www.diariodecuba.com/cuba/1363888868_2074.html Continue reading

Raúl Castro envía a Teodoro Obiang otros 65 profesionales de la salud

Raúl Castro envía a Teodoro Obiang otros 65 profesionales de la salud
DDC | La Habana | 21 Mar 2013 - 11:50 am.

El Gobierno cubano ha enviado a Guinea Ecuatorial otros 65 profesionales
de la salud para reforzar el sistema sanitario del país, informó Malabo,
reporta EFE.

La llegada del nuevo contingente de especialistas cubanos, es parte de
un protocolo firmado en enero pasado entre el ministro de Asuntos
Exteriores ecuatoguineano, Agapito Mba Mokuy, y el embajador cubano,
Pedro Doña Santana.

El ministro de Sanidad y Bienestar Social de Guinea Ecuatorial, Tomás
Mecheba, dijo a la prensa local que la presencia de médicos y
especialistas cubanos es un gesto de solidaridad, amistad y hermandad
por parte de La Habana.

Mecheba indicó que en los próximos meses llegarán más colaboradores para
complementar el nuevo contingente.

Fuentes oficiales ecuatoguineanas informaron que con la llegada de los
65 especialistas, son 421 los cooperantes cubanos que trabajan en Guinea
Ecuatorial en las ramas de la salud, educación, construcción, pesca,
energía y minas, industria, medio ambiente y agricultura.

La Habana y Malabo mantienen relaciones diplomáticas desde diciembre de
1972, cuando Francisco Macías Nguema se declaró presidente vitalicio del
que fuera territorio español hasta cuatro años antes.

En 1979 su sobrino Teodoro Obiang Nguema dio un golpe militar y se
adueñó del poder.

Pese a la pobreza de sus 700.000 ciudadanos, Guinea Ecuatorial posee una
enorme riqueza en yacimientos de gas y petróleo. La familia de Obiang,
que se reparte todo el poder político y económico, figura entre las
élites más ricas del planeta, informa el diario español ABC.

El incremento de la ayuda en "especialistas" podría indicar, según
algunos observadores, el interés de La Habana por diversificar sus
fuentes de importación de petróleo y derivados a bajo precio. En la
actualidad, el régimen cubano depende de los casi 100.000 barriles de
petróleo diarios que le envía Venezuela.

Una victoria de Nicolás Maduro en las elecciones del próximo 14 de abril
mantendría el suministro, pero analistas advierten que la situación
interna de Venezuela podría llevar al nuevo Gobierno a revisar sus
acuerdos petroleros con países de la región.

Por su parte, el candidato de la oposición, Henrique Capriles, ha
advertido que si llega al poder "se va acabar la regaladera" de crudo.

"No va ir ni una sola gota de petróleo más para financiar al gobierno de
los (hermanos) Castro", dijo Capriles esta semana.

http://www.diariodecuba.com/cuba/1363863014_2070.html Continue reading

Anticastrismo totalitario

Intercambio, Exilio, Miami

Anticastrismo totalitario

¿Hasta cuándo se va a escuchar el mismo argumento de la comparación
fácil con el régimen de La Habana? Si Cuba censura, ¿por qué nosotros
vamos a hacer lo mismo?
Alejandro Armengol, Miami | 21/03/2013 9:06 am


El pecado original de algunos exiliados anticastristas es que no son
verdaderos demócratas. Frente al régimen de La Habana, gracias a las
semejanzas que en ocasiones acompañan a los contrarios, encuentran su
definición mejor. Ocurre en Miami y también en otros lugares. Además de
una vocación caudillista que nunca los abandona, se aferran a tácticas y
puntos de vista caducos. Su ideal es ejercer el monopolio del
pensamiento opositor y viven en un mundo donde la guerra fría no ha
terminado. Este tiempo detenido puede que les llene de esperanza —desde
un punto de vista existencial—, pero solo contribuye a que su visión de
la Isla tenga validez en círculos muy reducidos: una casa, una cuadra,
una Calle Ocho, algunos comentarios entre conocidos o en el intercambio
nostálgico y belicoso entre pastelitos, tazas de café cubano y, en el
mejor de los casos, algún habano que en realidad es dominicano.

Ese afán por aferrarse al pasado hace que sean los únicos herederos de
la política de Washington en la época de Eisenhower y los hermanos
Dulles, cuando era preferible un tirano anticomunista a un gobierno
progresista. La época que propició la existencia de Odría, Rojas
Pinilla, Pérez Jiménez, Trujillo, Somoza, Stroessner y Batista.
Mentalidad que luego los llevó a apoyar a Pinochet y Fujimori, sin
olvidar otras diversas dictaduras militares de un pasado más o menos
reciente y una melancolía fervorosa por la España de Francisco Franco.

A esta estrategia de los años cincuenta del siglo pasado se ha unido la
paranoia de algunos ex, que durante décadas se han incorporado al
exilio, y que al tiempo que se identifican con el pensamiento de sus
antiguos enemigos, son incapaces de librarse de la lógica del partido:
dedicados ahora a aplicarla en la dirección contraria.

La tendencia hacia el totalitarismo es visible en el interés por anular
toda opinión contraria y ejercer la censura en bibliotecas, escuelas,
periódicos, revistas y sitios en internet; también en la incapacidad
para admitir la independencia de poderes y en una voluntad empeñada en
imponer sus criterios. Imposible que las ideas democráticas estén a
salvo entre quienes no son demócratas.

El anticastrismo totalitario sueña a diario con la muerte de Fidel y
Raúl Castro. La imagina semejante a la partida de Batista de la Isla.
Muere el dictador, o los representantes de una tiranía con dos cabezas,
y el reloj da una marcha atrás vertiginosa. Incapacitado frente al
futuro y prisionero en la arcadia del presente, solo le queda mirar al
pasado.

Por supuesto que Cuba cambiará a la muerte de los hermanos Castro. Lo
insensato es negarse a ver la realidad de que está cambiando ya. ¿Cómo y
cuándo? Ni en la forma que muchos esperaban ni tan rápido como se desea.
Pero no hay que sentir temor a reconocer que el país no es el mismo que
hace unos años atrás. No por voluntad de sus gobernantes sino porque el
tiempo, la biología y ese desarrollo vago e incierto, que a veces se
llama historia y otras destino, terminan por imponerse. Sin embargo,
ante la falta de respuestas precisas o agradables, algunos prefieren
refugiarse en la fantasía.

Los que solo se preocupan por echar a un lado las opiniones contrarias y
mirar hacia otro lado, frente a una nación que lleva años
transformándose para bien y para mal, no tienen grandes dificultades en
Miami. La radio del exilio y algunos programas de televisión siguen
alentando rumores y dedicando su espacio a satisfacer el odio, la
venganza y las quimeras de quienes entretienen su vida con fábulas y
sueños torpes.

Este atrincheramiento se justifica en frustraciones y años de espera,
pero ha contribuido a brindar una imagen que no se corresponde con la
realidad de esta ciudad. Por décadas, un sector del exilio miamense se
ha identificado con las causas y los gobiernos más reaccionarios de
Latinoamérica. Al contar con los medios y el poder para destacar estas
posiciones, no solo se han manifestado en favor de las más sangrientas
dictaduras militares, sino defendido y glorificado a quienes colaboraron
con estos regímenes, incluso en los casos de terroristas condenados por
las leyes de este país.

En un intercambio de recriminaciones y miradas estereotipadas, en muchos
casos la prensa norteamericana se ha limitado a mostrar las situaciones
extremas y destacar las acciones de los personajes más alejados de los
valores ciudadanos de este país. Al mismo tiempo, los exiliados han
observado esa visión con ira y rechazo, pero también con un sentimiento
de reafirmación.

Entre la intransigencia y la tolerancia

Ni Miami es siempre tan intransigente como la pintan, ni en ocasiones
tan tolerante como debiera. Olvidar que es una ciudad generosa con
exiliados de los más diversos orígenes resulta una injusticia.

Quizá la clave del problema radica en esa tendencia a los extremos que
aún domina tanto en Cuba como en el exilio, donde falta o es muy tenue
la línea que va del castrismo al anticastrismo, palabras que por lo
demás sólo adquieren un valor circunstancial.

De esta forma, ser de izquierda en esta ciudad se identifica con una
posición de apoyo a Castro, mientras que los derechistas gozan de las
"ventajas" de verse libres de cualquier sospecha.

No importan los miles de derechistas, reaccionarios y hasta dictadores
de ultraderecha que en Latinoamérica, Europa y el resto del mundo se han
manifestado partidarios del régimen de La Habana y colaborado con éste.
En Miami estas distinciones no se tienen en cuenta.

En igual sentido, cualquier posición neutral o de centro es vista con
iguales reservas. Resulta curioso que mientras en Cuba se ha perdido
parte de esta retórica ideológica —no en la prensa oficial pero sí en
las opiniones cotidianas y en puntos de vista no gubernamentales aunque
tampoco oposicionistas—, aquí nos mantenemos anclados en nuestro fervor
"anticastrista".

El problema con estos patrones de pensamiento es que resultan poco
útiles a la hora de plantearse el futuro de Cuba. La figura de Fidel
Castro —no importa si se lo ve débil y enfermo o sano y relativamente
vigoroso— actúa como un espejo en que aún reflejamos nuestras acciones y
actitudes. En realidad, es un espejismo.

Cierto, las conclusiones del momento son que poco o nada cambiará en
Cuba hasta su muerte, e incluso hasta la de su hermano menor. Pero
confundir un paréntesis con un objetivo final resulta engañoso y fuente
de errores y desdichas. Tampoco hay que descartar por completo que este
escenario se transforme por múltiples factores, y que el cambio social y
político se vea acelerado y no dependa exclusivamente del factor biológico.

Ignorar el debate

Los cubanos nos hemos destacado en agregar una nueva parcela al
ejercicio estéril de ignorar el debate, gracias a practicar el
expediente fácil de despreciar los valores ajenos. Aquí y en la Isla nos
creemos dueños de la verdad absoluta. Practicamos el rechazo mutuo, como
si sólo supiéramos mirarnos al espejo y vanagloriarnos.

El encuentro de la diversidad de criterios ha quedado pospuesto. La
apuesta reducida al todo o nada. Antes que discutir o aceptar
diferencias, abogar por la uniformidad. Mientras tanto —y gracias al
apoyo de diversos gobiernos en Washington, tanto demócratas como
republicanos, ajenos a los verdaderos problemas de Cuba y poco deseosos
de encontrar soluciones reales— se han reafirmado los cotos cerrados. La
política de plaza sitiada alimentando discursos en La Habana; en Miami y
Madrid complaciendo las frustraciones de televidentes, radioescuchas y
lectores del exilio, aferrada en apoyar emocionalmente a una comunidad
que en buena medida ya se resiste a esa retórica gastada.

Una de las peores consecuencias de esta política cerrada —y también
errada— ha sido la divulgación de una imagen de Miami donde impera una
especie de estalinismo de café, y en que determinados círculos defienden
la politización del arte con mayor furor que en la época nefasta del
realismo socialista. "Dentro de Miami, todo. Fuera de Miami, nada"
parece ser la consigna.

Para agravar aún más la situación, los que la practican se equivocan en
lo que —con otros argumentos y una exposición menos estrecha— habría que
aceptar como válido en buena medida, y defienden con falsedades lo que
en ocasiones es cierto.

Quienes para criticar al totalitarismo no encuentran argumentos mejores
que la repetición de valores y estrategias caducas no hacen más que
favorecer al sistema que pretenden atacar, sin otra arma que la
tergiversación y la añoranza de un pasado irrepetible.

En Miami siempre han estado desvirtuadas las actitudes de
"confrontación" y "acercamiento", ya que no ha sido posible el
desarrollo de un grupo que postule la no confrontación desde una actitud
que sea al mismo tiempo anticastrista y antireaccionaria. Este
anticastrismo no se asume en el sentido tradicional de la beligerancia
contra los centros de poder asentados en la Plaza de la Revolución, sino
en uno más amplio, de desacuerdo fundamental con el estilo de gobierno
imperante en la Isla. No por falta de un fuerte rechazo al régimen
imperante en Cuba, sino por la necesidad de marcar distancia con una
agresividad vocinglera que puede tener diversos objetivos, pero se
limita al papel de brindar la peor imagen de un exilio cavernícola y
fanático.

El acercamiento a la realidad cubana, por otra parte, ha sido
desvirtuado a través de los años, en muchos casos reducido a la
categoría de complicidad ⎯o peor, de colaboracionismo⎯ y encerrado en un
cuarto donde el gobierno cubano dicta las pautas y solo escucha lo que
con anterioridad ha dejado en claro que quiere escuchar. Luego, a veces,
añade un brindis con mojitos.

Por décadas, el maniqueísmo de La Habana ha definido la dicotomía en
Miami. El simple hecho de ser simpatizante o miembro del Partido
Demócrata resulta sospechoso; si además uno está en contra del embargo
se arriesga a ser declarado un peligro para la comunidad y si a todo
esto se añade que apoya los contactos entre quienes viven a aquí y allá,
se gana un puesto en la lista negra.

Pero cuando se mira al otro bando el panorama es aún más desolador.
Quienes denuncian la intolerancia del exilio, desde una posición cercana
a Cuba, son a su vez igualmente intolerantes. La llamada radio
alternativa de esta ciudad es incapaz de la menor crítica hacia el
gobierno de los hermanos Castro, y se limita a repetir ⎯o incluso a
exagerar⎯ el discurso de La Habana.

Triste el hecho de abandonar Cuba para convertirse en caja de resonancia.

Dicotomía y esperanza

Si una parte del exilio de Miami se empeña en identificarse con las
causas más reaccionarias y glorifica a terroristas que nunca han pagado
por sus crímenes, en igual sentido otro sector critica esa situación,
pero se niega a denunciar también los crímenes y la represión del
régimen castrista, aplaudió los disparates de Chávez y continúa
ensalzando a Evo Morales, Rafael Correa, Daniel Ortega, Cristina
Fernández y otros personajes de la opereta latinoamericana.

Lo que es peor, esos que gritan denuncias sobre la falta de libertad de
expresión en esta ciudad, se niegan a salir en defensa de los disidentes
encarcelados, condenar las violaciones de los derechos humanos en la
Isla o rechazar la permanencia en el poder de los hermanos Castro. Para
ellos, nada es más fácil que recordar los crímenes de Pinochet y Videla
y olvidar los de Castro.

Lo lamentable ⎯y que al mismo tiempo hace perder las ilusiones⎯ es que
pese a indicios aislados, la dicotomía entre anticastristas y
simpatizantes de Castro continúa dominando el panorama, no sólo en esta
ciudad sino en la nación y muchos otros países. Pese a cambios
demográficos, la llegada de nuevos exiliados cada año y el desgaste del
Gobierno cubano, las discusiones vuelven una y otra vez no sólo al todo
o nada, sino a la política de avestruz recíproca.

Ese exigir una definición en blanco y negro se hizo práctica común en
Cuba después del triunfo de Fidel Castro. Por un tiempo ―por demasiados
años― el exilio adoptó este principio no solo como táctica: fue su razón
de ser. Las frecuentes llamadas a no ofender el "dolor del exilio" no
han resultado más que advertencias claras a no cuestionar el "poder del
exilio". Lo curioso es que muchos partieron hacia Estados Unidos
precisamente ―entre otros motivos― para abandonar esa rigidez. Por ello
el mejor ―y quizá único― cambio introducido en la naturaleza política de
Miami, por las nuevas generaciones de exiliados, es el rechazo a
subordinarse a esa inquisición versallesca.

¿Perdura hoy en día en Miami ese intentar definir cualquier actividad,
desde oír música en la radio hasta asistir a un cabaret, bajo el rigor
ideológico? Perdura sí, pero no avanza. Estamos en las antípodas del
régimen castrista. Si en La Habana quienes están al mando prefieren
anquilosar el sistema como única forma de sobrevivir, aquí el avance es
indetenible.

El ejemplo judío

Escribe Hannah Arendt sobre el juicio a Adolf Eichmann en Jerusalén que
el "error básico" del proceso fue que "los judíos querían arrojar toda
su pena al mundo", aunque "por supuesto ―añade―, habían sufrido más que
Eichmann".

Para los exiliados cubanos la lección es doble. Primero porque muchos
evocan el sufrimiento del pueblo judío mediante una comparación
ridícula. De una manera ofensiva, tanto para Israel, Cuba y el exilio,
se consideran los iguales de quienes sufrieron o incluso perdieron la
vida en los campos de la muerte. En segundo lugar, porque es una
advertencia contra la demagogia.

Desde hace años se adulteran en Miami una serie de conceptos vinculados
a la historia y la realidad del pueblo judío, entre los cuales el
Holocausto es uno, pero no el único. Esta maniobra, donde intervienen
tanto la ignorancia como la mala intención, se lleva a cabo de forma
impune. Ello implica que se tergiverse tanto la historia cubana como la
hebrea.

Se desconoce la existencia de diferentes opiniones en Israel, y la
tolerancia al respecto, pese a ser un Estado en guerra desde su
fundación. Si bien al respecto se ha producido un cambio negativo en los
últimos años en Israel, aún a estas alturas la realidad en ese país está
lejos de esta versión que se quiere brindar aquí, como si la opinión
entre los hebreos y el gobierno israelí fueran algo monolítico. La
última elección celebrada así lo demuestra.

Por supuesto que se desconoce y omite también cualquier referencia al
pensamiento socialista dentro de Israel, y sólo se ven los aspectos
religiosos y familiares cuando se trata el problema judío.

La tolerancia israelí, que en el propio Israel permite manifestaciones
contrarias, se desconoce. Se destaca únicamente la labor de la Liga
contra la Difamación y casi a diario se oye decir o se escribe: "Si
fuéramos judíos (los cubanos) no podrían decir esto en contra de
nosotros", cuando en la realidad es que no solo en el resto del mundo,
sino en el propio Israel, cotidianamente se expresan criterios contarios
al pensamiento sionista.

Otro argumento socorrido al tratar este tema es apoyar unas
restricciones con otras.

Justificación ajena

Quienes defienden que artistas de la Isla no puedan actuar en Miami
argumentan con frecuencia que músicos del exilio no se escuchan en la
radio cubana. Curioso eso de tener que acudir al enemigo a falta de una
explicación mejor. La censura en Cuba como la justificación perfecta
para ejercerla en esta ciudad. En vez de condenar ambas, establecer una
relación simbiótica malsana. El anticastrismo como la etapa final del
totalitarismo.

Al mismo tiempo, y en un sentido general, tanto en Estados Unidos como
en Europa, dos tendencias definen las reacciones de la diáspora —el
exilio en su acepción más amplia— ante los artistas e intelectuales
procedentes de Cuba, que viajan al exterior a participar en cursos,
conferencias y seminarios. Una es de un franco rechazo, de oposición
abierta, de desprecio y odio. La otra es la búsqueda de un espacio
abierto que permita el encuentro.

Las dos responden a actitudes y puntos de vista opuestos, pero en el
caso de Europa, con frecuencia ambas se manifiestan libremente en
actividades patrocinadas por diversas instituciones. Cuando ocurre una
actividad en que coinciden invitados de Cuba y el exilio, cada cual es
libre de participar según su deseo, intereses y circunstancias específicas.

Lo que sigue vigente en la mente de algunos anticastrista —no importa si
viven en Estados Unidos, especialmente en Miami, o en otros países— es
un legado no solo de la guerra fría sino de los tiempos recientes del
expresidente George W. Bush, cuando con respecto a la situación cubana
se intentó ejercer el monopolio del pensamiento opositor, vivir en un
mundo donde esta guerra fría no había terminado. Este tiempo detenido
puede que por algunos años llenara de esperanzas a un grupo de electores
en Miami, pero al final se ha demostrado que con esa visión se lograba
caminar alegremente por la Calle Ocho, pero no conquistar los votos
suficientes para ganar las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Aun no es posible que Willy Chirino pueda dar un concierto en La Habana.
Tampoco en la Isla se ha realizado el merecido homenaje a Celia Cruz.
Bebo Valdés no ha recibido en la prensa oficial el tratamiento que
merece. Es más, se ha omitido su nombre en las diversas ocasiones en que
ha sido premiado. Tampoco a Guillermo Cabrera Infante y otros escritores
se les reconoce oficialmente —de forma cabal y sin recurrir al ejemplo
de publicaciones aisladas— el lugar que ocupan en la literatura cubana y
mundial. Son algunos ejemplos, hay muchos más. Pero no es necesario
convertir este artículo en un inventario de deudas. Este inventario ya
existe y es la realidad del país. Y bien, ¿debo convertir mis quejas en
otro inventario, esta vez de omisiones?

¿Hasta cuándo se va a escuchar el mismo argumento de la comparación
fácil con el régimen de La Habana? Si Cuba censura, ¿por qué nosotros
vamos a hacer lo mismo? Si los cantantes de Miami no pueden actuar en la
Plaza de la Revolución, ¿debemos permitirle pasearse por las calles de
Miami a quienes viven en Cuba y al regreso hacen declaraciones a favor
del régimen?

Sí, y por una razón muy simple: quienes vivimos en esta ciudad estamos
hasta la coronilla de censores y no queremos uno más. Si a usted le
disgusta que el intercambio cultural sea en un sólo sentido, tiene todo
su derecho a expresar su criterio. Pero si al mismo tiempo, por esa
limitación quiere suprimirlo o se pone de parte de los censores, pues
sencillamente no ha entendido lo que es vivir en democracia. O lo que es
peor, por conveniencia económica o no apartarse del redil se pone de
parte de quienes actúan igual que sus supuestos enemigos. En este
sentido, solo merece el desprecio más absoluto de quienes realmente
valoran lo que significa tener la libertad de expresar un criterio propio.

http://www.cubaencuentro.com/opinion/articulos/anticastrismo-totalitario-283561 Continue reading
Calendario
March 2013
M T W T F S S
« Dec   Apr »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: