Cuba Derechos Humanos

Trampa macabra

Trampa macabra

Miércoles, 31 de Octubre de 2012 04:43

Escrito por Oscar Sánchez Madan

Cuba actualidad, Cidra, Matanzas, (PD) Por denunciar la falta de higiene

existente en el hospital "Faustino Pérez", de Matanzas, los abusos de

que ha sido víctima en esa institución médica, y por comprometerse con

los proyectos disidentes "Plegaria por la Vida" y "Demanda Ciudadana por

Otra Cuba", la activista del Movimiento Independiente Opción Alternativa

Edilie Moreno Fernández y sus familiares han sido víctimas de una cruel

encerrona de la policía política.edilie-e-hijos

No han bastado los insultos y las detenciones para amedrentar a esta

librepensadora durante muchos años. Tampoco los maltratos físicos y los

tres sospechosos accidentes de tráfico que sufrió entre los meses de

noviembre de 2011 y enero de 2012.

Para los militares castristas la ética no existe. Según ellos

manifiestan en privado, el fin justifica los medios.

Edilie Moreno, de 39 años de edad, quien reside en el poblado matancero

de Pedro Betancourt, a 120 kilómetros de La Habana, ha sido una activa

impulsora de las mencionadas campañas, con las que la disidencia interna

demanda la ratificación de los pactos internacionales relacionados con

los derechos humanos y el fin de la represión contra la población y de

las ejecuciones extrajudiciales.

Es esa la razón por la que los militares le han tendido una trampa

macabra. Dicha confabulación ha colocado a dos de sus tres jóvenes hijos

a un paso de la cárcel.

Resulta que durante los primeros días del pasado mes de septiembre,

Yusiel Rojas Navarro, un delincuente, colaborador con la policía, de

dudosa moral, se dedicó a insultar a Edilie con gestos obscenos y a

difundir rumores malintencionados que tenían el propósito de empañar el

prestigio de la reconocida disidente y de sus hijos, Higinio Sousa

Moreno, de 16 años de edad, y Jesús Sousa Moreno, de 21. Asimismo

amenazaba a los adolescentes del barrio para que cesaran sus relaciones

con estos jóvenes.

Para intentar poner freno a estas groserías, los muchachos, indignados,

se dirigieron al domicilio de este soplón, el pasado 11 de septiembre,

pasadas las ocho de la noche. Desde la calle lo llamaron para conversar,

pero el susodicho salió y se armó con dos piedras, con las cuales

amenazó a sus interlocutores. Esta acción motivó una fuerte discusión.

No se recurrió a la violencia física ya que los vecinos intervinieron.

Al conocer lo sucedido, decenas de personas se acercaron a la vivienda

del confidente policial, un hombre de elevada estatura y notable

corpulencia, las cuales contrastan con el diminuto tamaño de los

jóvenes, y le gritaron frases como: "Abusador, chivato, deja tranquilo a

esos muchachos que ellos no te han hecho nada". Algunas personas que

sabían que este individuo cumplía órdenes de la policía política

gritaron "¡Abajo Fidel!" y "¡Abajo Raúl!".

En medio de la protesta, Edilie recordó que un mes antes de este hecho,

en este mismo barrio, conocido como "El Hueco", centenares de vecinos

golpearon a varios agentes policiales, quienes después de efectuar un

registro en la casa de un opositor, para decomisarle unas octavillas de

la campaña "Demanda Ciudadana por Otra Cuba", agredieron a varios

disidentes.

Cuando la activista de derechos humanos concluyó sus reflexiones, sus

jóvenes hijos, Jesús e Higinio, fueron conducidos por los vecinos hasta

la humilde casa en que viven.

Muchas de las alrededor de de 70 personas que apoyaron a los muchachos

aquella noche, regresaron a sus domicilios después de preguntarse en voz

alta: "¿Habrá sido esto una trampa de la policía para encarcelarlos?

Dicha interrogante fue más que válida. Sí, porque resulta muy curioso el

hecho de que al día siguiente, en horas de la tarde, Higinito y

Jesusito, como los llama su madre, fueron citados por la policía.

Después de permanecer varias horas detenidos, en el cuartel militar, y

de ser respaldados por familiares y vecinos que los esperaban fuera del

recinto, fueron acusados por los militares de intento de asesinato.

¡Increíble! Éstos últimos, los obligaron a pagar una fianza de 200

pesos, cada uno, que abonaron sus indignados padres.

Al concluir la primera quincena de octubre, Higinito y Jesusito aún

esperaban ser enjuiciados. No se había cumplido la promesa de los

gendarmes de concluir el proceso de fase preparatoria lo más rápido posible.

A ninguno de los muchachos le constan antecedentes penales, ya que jamás

han confrontado problemas con la ley. Ambos provienen de una familia

cristiana, de mucho prestigio en la vecindad, por su humildad y

decencia. Basta preguntar por su madre Edilie Moreno, o por su padre,

Jesús Sousa García, afectuosamente conocido como Tataíto, para

identificarlos como unos de los vecinos más admirables del pueblo.

Pero en Cuba no hay estado de derecho. La policía actúa con la más

absoluta impunidad. Un ejemplo de ello es que al día siguiente, un

delincuente que cumplió varios años de cárcel por matar a un primo suyo,

Luis Alberto Rodríguez Domínguez, alias "El Alimentao", también

colaborador de la policía, agredió con un cuchillo al exprisionero de

conciencia Ángel Moya Acosta, y con una cabilla a otro opositor, al que

le causó una herida en la espalda, y, sin embargo, goza de libertad.

Contra ninguno de estos promotores del crimen se ha procedido como lo

establecen las propias leyes impuestas por el régimen militar de los

hermanos Castro. Ambos gozan de la más absoluta impunidad y se sienten

libres para cometer las peores fechorías. Esto se debe a la elevada

corrupción policial y a las evidentes motivaciones politiqueras del régimen.

Edilie Moreno sufre ahora, además de su enfermedad, (insuficiencia renal

crónica, en fase terminal), el peligro de que a sus hijos los envíen a

prisión.

Por la denodada actitud contestataria de esta indoblegable madre cubana,

la policía política hizo caer una repugnante trampa a dos de sus tres

jóvenes hijos. Éstos, están a un paso de conocer el calvario en que han

convertido los apóstoles del totalitarismo caribeño las ergástulas de

isla. ¡Que Dios no lo permita!

Para Cuba actualidad: sanchesmadan61@yahoo.com

http://primaveradigital.org/primavera/component/content/article/117-politica/5605-trampa-macabra.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: