Cuba Derechos Humanos

La historia impura de cada día

Publicado el domingo, 09.30.12

La historia impura de cada día

Raúl Rivero

Madrid – Hay en el mundo un grupo de profesionales de la prensa que pasa

por alto los inflamados debates contemporáneos sobre el futuro del

periodismo en el papel, la crisis económica, los recortes de la

publicidad y los desafíos técnicos de los nuevos soportes. Ellos están

agobiados por asuntos de otra gravedad. De otra dimensión. Y son los

hombres y las mujeres que, en Cuba, se levantan todas las mañanas a dar

noticias, a dar sus opiniones, a escribir sin ordenanzas ni escoras

impuestas sobre la realidad de su país.

Están ahí, en las calles y los caminos, desde hace muchos años y con su

trabajo diario, su rigor y su ambición por describir la sociedad donde

viven y desentrañar los torvos mecanismos que la empantanan, han dejado

sin credibilidad ni espacio decente a los panfletos oficiales en su

misión de vender a toda costa el dibujo vano de una nación sin geografía

ni vida.

Quienes hacen en la isla el periodismo independiente, perseguidos,

acorralados, denostados y en peligro permanente de ir a la cárcel

mediante leyes espurias, en la intemperie y con pocos recursos, no han

querido hacer una demostración fugaz de coraje con enfrentamientos al

régimen.

No se proponen inscribirse en los manuales o en las antologías de

consagrados del oficio. Esas personas, sujetas a todas las privaciones,

los olvidos y las carencias de los marginados, lo más importante que

muestran cada jornada es un respeto infinito por esa profesión y por los

lectores. Un compromiso hondo, casi sobrenatural, con la honestidad en

su decisión de contar la historia hora por hora.

Algunos nombres, como el de Luis Cino, Jorge Olivera Castillo, Tania

Díaz Castro, Iván García, Juan González Febles, Laritza Diversent y

Víctor Domínguez, son reconocibles como parte de esa corriente tenaz. Se

han hecho más visibles por la calidad de sus piezas y porque algunos

llevan casi dos décadas sin levantarse de la silla frente al teclado ni

olvidar los lápices y los bolígrafos.

Hay representantes de ese grupo de profesionales en muchas provincias

del país. La fuerza bruta y las amenazas no han impedido que el

periodismo alternativo, con sus diferentes variantes y calidades,

continúe su labor mediante nuevas agencias que contribuyen a mantener

abierta le brecha clara en la sombra que tratan de afianzar los medios

oficiales.

Por esos profesionales se conoce al detalle la verdad de lo que pasa en

el escenario estancado y complejo en el que se tienen que mover los

cubanos. Por sus reseñas se tiene información precisa sobre la

intensidad de la represión policial en contra de los opositores

pacíficos y las Damas de Blanco, y hay noticias diarias que llegan desde

las grandes ciudades hasta los bateyes, las cárceles, los sitios más

intrincados y apartados que están entre el Cabo de San Antonio y la

Punta de Maisí.

Ellos tienen encendida esa luz.

http://www.elnuevoherald.com/2012/09/30/1310505/raul-rivero-la-historia-impura.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
September 2012
M T W T F S S
« Aug   Oct »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: