Cuba Derechos Humanos

Sí se pudiese preguntar

Sí se pudiese preguntar
Amarilis C. Rey

Managua, La Habana, 25 de agosto de 2011 (PD) Desde los primeros grados
en la escuela primaria y desde hace muchos decenios, los niños en Cuba
se incorporan a las filas de la Organización de Pioneros "José Martí", y
desde ahí gritanalt a diario que quieren ser como el Ché, y les repiten
hasta el cansancio, durante toda su vida de estudiante, que la
Revolución es invencible.

La misma propaganda inocula como una inyección intravenosa que el
sistema es bueno, que la educación es gratis, que el médico no cuesta,
que nunca sabes a quién tienes al lado, y que todo el pueblo está
dispuesto a morir por defender el sistema socialista que traerá un
futuro luminoso.

José Alberto tiene apenas 17 años. Por ser un niño celiaco,
(padecimiento que lo obliga a mantener una dieta rigurosa), a pesar de
su inteligencia, no pudo continuar estudios pre universitarios porque
esos centros estaban en zonas rurales; sus padres hicieron lo imposible
por tratar de encontrar un lugar de estudios donde pudiera almorzar en
su casa, pero nada lograron.

De familia pobre, este joven comenzó a laborar en una de las fincas que
administra el comandante histórico de la revolución Guillermo García
Frías a través de la empresa Flora y Fauna.

Recientemente la madre de José Alberto contó un incidente ocurrido entre
su hijo y un nieto de García Fría.

"El joven, que es más o menos de la edad de mi hijo, lo recriminó por
unos caballos que pastaban fuera del área establecida. Mi hijo alegó que
los animales no pertenecían a la empresa. Sin embargo fue tratado
groseramente por el otro muchacho, quien alegó con prepotencia: 'No te
vayas a equivocar que yo soy el hijo de Loreta, nieto de Guillermo García.

"José Alberto se sintió humillado- acotó su madre- y en ese tono me
contó como aquel joven vestía con ropa de marca y conducía su auto
particular." Un sueño casi imposible para cualquier cubano pobre.

En el mes de noviembre de 2005, Fidel Castro dijo en una comparecencia
en la Universidad de la Habana, que la corrupción podía acabar con la
Revolución. Y Raúl Castro hace solo unos días aseguró que todos los
cubanos eran iguales ante la ley.

Si se pudiese preguntar a alguien de los que dirigen este país, ¿por qué
se sufre tanta desigualdad entre cubanos? ¿Por qué una elite tiene mucho
y la inmensa mayoría nada?

El 18 de agosto, medios internacionales informaban de la golpiza a que
fueron sometidas 47 damas de blanco que se disponían a caminar por las
calles habaneras en protesta por la represión que también sufrieron sus
homólogas en la ciudad de Santiago de Cuba, al oriente del país.

Ese mismo día, otras siete mujeres fueron arrestadas para impedir su
participación en la protesta y liberadas posteriormente.

Según la información, las Damas de Blanco santiagueras llevan cuatro
domingos de espanto, de golpizas, insultos, empujones, pedradas. Han
sido arrastradas por brigadas paramilitares y por la policía, al querer
expresar sus peticiones de libertad en la catedral de Santiago y en el
Santuario del Cobre.

Si se pudiese preguntar: ¿A qué teme el gobierno cubano cuando un grupo
de mujeres pide libertad para sus seres queridos y para todos en este país?

La imagen de hombres que pegan y maltratan a mujeres le da la razón a la
protesta de las Damas de Blanco: "Queremos libertad."

amarilisrey@yahoo.com

http://www.primaveradigital.org/primavera/politica/54-politica/2127-si-se-pudiese-preguntar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: