Cuba Derechos Humanos

SE ABREN LAS APUESTAS

SE ABREN LAS APUESTAS
23-08-2011.
Angélica Mora
Los tiranos Castro y Gadaffi.

(www.miscelaneasdecuba.net).- No estoy haciendo trampas. En el momento
en que escribo este apunte ignoro dónde está el dictador de Libia.
(Aunque su hijo Saif al-Islam dice que aún está en Tripoli y el gobierno
sigue en pie).

Pero, si se convierte en fugitivo hay dos países donde caería como
anillo al dedo: Cuba y Venezuela.

Fidel Castro es un gran admirador de Gadafi. Fueron amigos desde que
reconocieron al comprobar que ambos formaban parte del Club de los Tiranos.

Pero fue en 1977 -cuando el Máximo Líder cubano viajó a Libia- que se
selló la amistad de ambos. El coronel Muamar Gadafi agasajó a Fidel
Castro con todos los honores posibles inventando la Condecoración al
Valor, una distinción que se creó en Libia justamente para la ocasión de
la visita.

Fidel Castro le devolvió los favores con premios y alabanzas.
Gadafi lo volvió a distinguir en el curso de los años. Y en 1998 le
otorgó el premio Muamar Gadafi a los Derechos Humanos.(?)
En 2003, Fidel Castro realizó su última aparatosa visita oficial a Libia.

La admiración y el apoyo mutuo entre Castro y Gadafi se mantuvieron a
través del tiempo y se extendieron a las naciones que conforman el eje
Caracas-La Habana:

Tanto así, que Cuba y Nicaragua se apartaron de la condena mayoritaria
que expresó América Latina recientemente en el seno de Naciones Unidas a
la represión de Gadafi de las protestas populares en Libia.

Sin embargo, este Amor de los Castro ¿será suficiente como para recibir
al amigo fugitivo? No lo creo. El gobierno de Cuba se sabe débil para
amparar a Gadafi. El régimen de La Habana no lo puede acoger, a pesar de
la amistad de tantos años, porque le teme a la crítica mundial y al
desafío suicida que esta actitud tendría en el ámbito internacional.

Lo más práctico es que si tiene que asilarse lo haga en Venezuela.
Total, Chávez siempre ha obrado a impulsos ciegos y no le importa el qué
dirán. Por eso las apuestas se inclinan más hacia Venezuela, el último
reducto más o menos seguro que les va quedando a los dictadores.

Sin embargo, cabe preguntarse:
¿Por qué los Tiranos se creen invencibles y no piensan que,
inexorablemente, les va a llegar la hora? Por que es, justamente esa
soberbia, la que los empuja, uno tras otro, hacia el abismo.

Si Gadafi aún no ha caído, es cosa de esperar muy poco para que esto
realmente ocurra.

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=33357

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: