Cuba Derechos Humanos

PURA PÁGINA ROJA

PURA PÁGINA ROJA
16-08-2011.
Hugo Araña
Corresponsal de Misceláneas de Cuba

(www.miscelaneasdecuba.net).- Cuando el ciudadano llamado Alberto Pérez,
en horas de la tarde del pasado día l2, se personó en un apartamento
del edificio no. 17 del Reparto cardenense 13 de marzo, con el
propósito de visitar a su ex esposa de la cual vivía separado, la
encontró en la cama con otro hombre, nombrado Ariel Ponce de León,
obligándolo con un revólver que portaba, a que bajara y en el fondo
del inmueble le pegó primero un tiro en el pecho, y después tres más
cuando cayó al suelo.

Esto motivó a que la gritería se hizo ensordecedora. Muchos pensaron que
eran víctimas de un comando guerrillero, y trancaron las puertas y
ventanas de sus apartamentos, con la esperanza de salir ilesos del
supuesto ataque. Además, una vecina sexagenaria según nos contaron,
comenzó a dar gritos sufriendo un desmayo. Alguien más lúcido, llamó
a la Unidad de la Policía.

Rápidamente, se presentaron en el lugar los patrulleros al compás de
las sirenas que llenaron el espacio fónico de esa área, estableciéndose
un tiroteo a manera de esos seriales policíacos que que pasan por
nuestra televisión en la actualidad.

Mientras, el victimario al parecer con experiencia en este tipo de
confrontación, logró herir a dos miembros de ese Cuerpo. Pero cuando su
revólver no tuvo más balas, se entregó dócilmente, poniendo sus brazos
en alto. Entonces comenzaron a oírse voces de ¡asesino¡, ¡asesino!
provenientes de los balcones del edificio, así como hijo de mala
madre y otros epítetos más.

Pero al trasladarlo esposado a la Estación de la Policía, la noticia
se regó por toda Cárdenas. Rápidamente se personaron varios civiles
allí con palos en las manos, esperando que saliera, por lo cual, las
autoridades optaron trasladarlo para el DTI de la ciudad de Matanzas, y
ponerlo a disposición de las autoridades competentes.

Este traslado llenó de intrigas a la población, pero según la fuente, la
señora Giselle Menéndez Lavalle, nos aclaró que Alberto Pérez
-actualmente retirado-, cuando pertenecía a la Seguridad del Estado,
mantuvo una actitud inquisidora impropia del cargo que ocupaba, con un
aval nada bueno en sus espaldas.

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=33311

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: