Cuba Derechos Humanos

Permutar con ventaja

Permutar con ventaja
Jueves, 18 de Agosto de 2011 11:45
Frank Correa

Jaimanitas, La Habana, 18 de agosto de 2011, (PD) La permuta de vivienda
con ventaja puede resultar un medio de vida para personas avispadas,
como Marina García.alt

Oriunda de Pinar del Río, vino a La Habana con tres hijos en los años
70, compró en Santa Fe una vivienda de madera con un patio amplio donde
construyó dos casas que vendió y sacó buenos dividendos.

Con parte del dinero remodeló la casa y la permutó por dos en
Jaimanitas, una en la calle 226 y la otra en Tercera C, que dividió en
cuatro, hizo desglose a sus hijos, que también permutaron con dinero
arriba para Romerillo y Los Pocitos, y continuaron permutando,
ampliando, desglosando y volviendo a permutar, en un ciclo que no termina.

Marina trapicheó su casa de Tercera C por otra en la calle 240. Encima
construyó dos nuevas viviendas, que permutó por cuatro apartamentos
pequeños a dos matrimonios que vivían separados y necesitaban vivir
juntos pero no contaban con dinero para ampliarse.

Esta pinareña, con cualidades naturales para la arquitectura, amplió los
cuatro apartamentos, vendió dos, cambió uno por un Chevrolet de 1956 y
el otro apartamento lo preparó para alquilar a extranjeros. Cuando
arreció el período especial, vendió el auto y continuó sus cambalaches
de casas.

La entrevisté en su casa de la calle 240. Dice que ya ha perdido la
cuenta de las veces que ha permutado o vendido. Reconoce que sólo la
colaboración de abogados y funcionarios de la Dirección de Vivienda ha
posibilitado su larga cadena de permutas.

Comprobar la veracidad de su historia me tomó varios días. No fue
difícil convencerla para que me acompañara. Nada la estimula más que
regresar de visita a sus antiguos domicilios.

A pesar de sus 73 años, Marina conserva una excelente salud, subió a los
ómnibus sin dificultad, caminó por las calles bajo el sol como si
tuviera veinte años. En los dieciséis domicilios que visitamos la
atendieron de manera familiar. Alabó el cuidado de algunos inmuebles y
regañó a los propietarios negligentes que no mantuvieron un buen estado
constructivo.

En cada uno me relató la procedencia de puertas, ventanas, verjas,
recordó los nombres de albañiles y carpinteros que hicieron los trabajos
de reparación, contó sobre los buenos tiempos donde conseguir materiales
de construcción era fácil y los tiempos malos, en que le costaron un ojo
de la cara.

Antes de separarnos, me propuso realizar algún día un periplo por la
ruta de las permutas de sus hijos, que según sus propias palabras, la
dejaron chiquita en eso de sacarles ventaja a las permutas.

beilycorrea@yahoo.es

http://www.primaveradigital.org/primavera/sociedad/sociedad/2074-permutar-con-ventaja

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: