Cuba Derechos Humanos

Las temporadas de la corrupción

Las temporadas de la corrupción
Osmar Laffita

Capdevila, La Habana, 29 de agosto de 2011 (PD) Como los seriales
televisivos de diversos géneros que cobraron notoriedad con la gustada
"Prison Break" que tuvo varias temporadas, en el presente año se han
producido una serie de acontecimientos delictivos en que han estado
involucrados funcionarios gubernamentales y empresarios cubanos y
extranjeros.

El alto grado de corrupción y bandidismo y sus negativas consecuencias
en los diversos sectores de la economía cubana, contenidos en los
censurados y manipulados capítulos que recogen las fechorías cometidas
por dirigentes del gobierno y directivos del sistema empresarial
continúan sin conocerse.

En los tribunales se limitaron a leer sentencias que venían dictadas
desde arriba, en razón del espeso y oscuro manto tendido sobre estos
casos para que no se conozca los detalles de lo ocurrido y el grado de
bandolerismo de connotados servidores del gobierno caídos hoy en desgracia.

La primera temporada se cerró con la condena de 20 años a prisión contra
el empresario chileno, Max Marambio, presidente del Holding
International Network Group (ING) que explotaba a parte iguales con el
gobierno cubano la empresa alimentaria Río Zaza y las Agencias Viajes
Sol y Son y Cosmo.

Marambio fue condenado en rebeldía -por encontrase prófugo de la
justicia en Chile- por los delitos de soborno en efectivos, prebenda de
lucro personal, cohecho de carácter continuado, falsificación de
documentos privados y actos en perjuicio de la actividad económica.

Por similares delitos fue condenado a 15 años de cárcel Alejandro Roca,
ex ministro de la Industria Alimenticia. Además de esos delitos, se le
adicionaron otros por los cuantiosos daños ocasionados a la economía
nacional.

La segunda temporada culminó con la condena en rebeldía a 15 años de
prisión de Marcel Marambio, presidente de Sol y Son y vicepresidente de
ING, quien se encuentra prófugo de la justicia cubana desde noviembre.
Se le condenó por los delitos de fraude, soborno, ocultamiento y
falsificación de información, cohecho y prebendas de lucro personal.
Fueron puestos tras las rejas por similares delitos 15 funcionarios de
la Empresa Cubana de Aviación, responsables de una enmarañada trama de
corrupción.

La tercera temporada finalizó con la condena a 10 años de cárcel del ex
viceministro de la Industria Alimenticia, Celio Hernández Rodríguez. Lo
sancionaron por estar implicado en una cadena de turbios manejos,
vinculado a los condenados Max Marambio y Alejandro Roca.

Le impusieron 5 años presión a Ofelia Liptak Rubí, esposa del
defenestrado general de división Rogelio Acevedo. Junto con ellos, suman
11 los implicados de la empresa Río Zaza en actos de corrupción
administrativa, cohechos, falsificación de documentos bancarios y
comerciales.

La cuarta temporada finalizó con la condena de 8 altos directivos de
Cubana de Aviación, quienes recibieron dinero y otros beneficios para
favorecer en las negociaciones a firmas extranjeras en perjuicio de la
entidad que representaban.

Se les juzgó por cohecho de carácter continuado, lo que provocó
cuantiosas pérdidas a Cubana de Aviación y a la economía nacional.

En el mismo juicio fueron condenados a 10 años de cárcel Jair Rodríguez
Martín y a 3 años Edamir Medina Méndez, ejecutivo y técnico de la
empresa Herber Biotec SA, entidad comercializadora y de exportación en
exclusiva de los medicamentos producidos por el Centro de Ingeniería
Genética y Biotecnología.

La quinta temporada se inicia con los rumores, chanchullos de corrupción
y malos manejos de los recursos que por las rendijas del Ministerio de
la Informática y las Comunicaciones y ETECSA han trascendido y hoy son
secretos a voces.

Lo que se ha podido conocer es que el viceministro Alberto Rodríguez
Arufe está detenido, Juan Luis Linares, viceministro primero esta en
prisión domiciliaria y Maimir Mesa fue despedido en la primera semana de
julio como presidente de ETECSA.

En estos momentos están en investigación 70 funcionarios del ministerio
y de la empresa telefónica.

El cable de fibra óptica que llegó a Cuba en febrero, seria operativo en
julio, pero cuando lo empalmaron con el que esta tendido a lo largo de
la Isla y hacer las pruebas para las conexiones de Internet e Intranet,
previstas para una conexión inicial de un millón de usuarios con un pago
de 150 dólares mensuales, se comprobó que tenía problemas. Esto fue el
resultado de los malos manejos de los ejecutivos de la empresa
Cuba-Venezuela, responsables de su tendido. Se dice que se embolsillaron
una alta suma de dinero.

Antes estas graves irregularidades, el ministro de Informática y
Comunicaciones, general de brigada Medardo Díaz Toledo se lo comunico al
presidente Raúl Castro y este ordenó a la Contralora de la República que
realizara una auditoria a fondo y que todos los culpable fueran puesto a
disposición de los tribunales.

Los faltantes hasta ahora rondan los 30 millones de dólares, así como
también han detectado cuentas clandestinas de Facebook, Twitter,
Internet, robos de fondo de tarjetas de móviles y otras irregularidades.

Tal como sucedió con los muertos del Hospital Psiquiátrico Mazorra, que
cuando ya se hablaba de 30 0 40 fallecidos, al gobierno no le quedó otro
remedio que dar la cifra exacta, para detener esta ola de rumores que
rueda cuesta abajo y crece cada día, oficialmente no tendrán más remedio
que informar lo que ocurrió en ETECSA y el Ministerio de la Informática
y la Comunicaciones. Puede que ahí comience la nueva temporada de
corrupción.

ramsetgandhi@yahoo.com

http://primaveradigital.org/primavera/politica/54-politica/2134-las-temporadas-de-la-corrupcion

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: