Cuba Derechos Humanos

Cuba en la ONG Amnistía Internacional

Represión, Derechos Humanos

Cuba en la ONG Amnistía Internacional

La primera vez que AI se refirió a los abusos del régimen castrista fue
mediante una carta fechada 3 de octubre de 1961, sobre un cubano que
estaba incomunicado en Santiago de Cuba sin cargos ni juicio

Miriam Leiva, La Habana | 12/08/2011

Leemos a menudo noticias sobre las denuncias de Amnistía Internacional
acerca de violaciones de derechos humanos en el mundo, y somos
particularmente atentos a sus asiduas referencias a los cometidos en
Cuba. Sin embargo, quizás conozcamos poco sobre esta organización no
gubernamental que en 1977 recibió el Premio Nobel de la Paz.

Peter Benenson, un abogado londinense, leyó un artículo en The Observer
acerca de dos estudiantes portugueses encarcelados por haber brindado
por la libertad. Días después, el 28 de mayo de 1961, publicó en ese
periódico "Los prisioneros olvidados". Hace 50 años, denunció que unos
cuatro millones de personas habían sido detenidas, torturadas o
ejecutadas porque sus opiniones o su religión eran inaceptables para su
gobierno; miles de hombres y mujeres estaban encarcelados sin haber sido
juzgados. Surgió el "Llamamiento por la Amnistía", que concebía una
campaña mundial para presionar a los gobiernos a liberar a esas
personas, o al menos, que se les hiciera un juicio justo. Era la
iniciativa de un grupo de abogados, escritores y editores de Londres.

Anunciaba la apertura de una oficina en la ciudad para recoger
información sobre los nombres y condiciones de quienes llamarían presos
de conciencia: "cualquier persona físicamente limitada (encarcelada o
por otro motivo) a expresar (verbalmente o por otras formas de
expresión) cualquier opinión que ella misma honestamente mantenga y a
través de la cual no defienda o justifique violencia personal." En julio
de 1961 se realizó la primera reunión de delegados de Bélgica, Reino
Unido, Alemania, Irlanda, Suiza y Estados Unidos para establecer un
movimiento internacional permanente. En octubre, el Penguin Special
publicaría Persecución 1961, como parte de la Campaña Amnistía, que
relataba las historias de nueve hombres y mujeres de diferentes países,
diferentes actitudes políticas y religiosas, que sufrieron
encarcelamiento por expresar sus opiniones.

Ya en el artículo inicial había aparecido Cuba por peligros a la
libertad de prensa. En tanto la primera vez que AI se dirigió al
Gobierno cubano fue mediante una carta fechada 3 de octubre de 1961,
enviada por Benenson al Encargado de Negocios en Londres sobre informes
recibidos en relación con un cubano que estaba incomunicado en Santiago
de Cuba, sin cargos ni juicio. Pedía conocer las razones y solicitaba al
Gobierno que fuera liberado tan pronto fuera como posible.

Indudablemente, los archivos de la organización no gubernamental
conserva documentos de gran valor para conocer el curso de las
violaciones de derechos humanos en Cuba, como se aprecia en el informe
"Los Tribunales Cubanos", de un testigo ocular sobre un juicio efectuado
en septiembre de 1961 a 20 personas, publicado en el Journal del
Movimiento Amnistía del 13 de diciembre de ese año.

Muy relevantes fueron las reacciones de AI con motivo de la ola
represiva de 18, 19 y 20 de marzo de 2003, contra más de 80 personas
pacíficas en toda Cuba, con los juicios sumarísimos a 75 condenados a
penas de hasta 28 años de cárcel, y procesos separados a varios otros
con sentencias inferiores. En junio, la organización los declaró
prisioneros de conciencia. Su informe: Cuba, represión masiva a la
disidencia 2003-2004, fijó la siguiente posición: "Amnistía
Internacional no adopta ninguna postura sobre los objetivos políticos de
ningún grupo independiente de Cuba, pero apoya el derecho de todos los
ciudadanos cubanos a ejercer pacíficamente su legítimo derecho a la
libertad de expresión, de asociación y de reunión, sin injerencias
indebidas de las autoridades cubanas".

También las secciones de AI en la mayor parte de los países del mundo,
compuestas por relevantes personalidades de todas las esferas y
ciudadanos comunes, realizan actividades permanentes. Son muy
importantes las campañas para sensibilizar la opinión pública
internacional y conmocionar a las autoridades nacionales, como es el
caso de las tarjetas postales con las fotos de los prisioneros de los 75
emitidas y la divulgación de los datos de los gobernantes a quienes
debían dirigirse cartas abogando por su liberación y mejoras en las
condiciones de confinamiento, así como la ubicación de los reos y la
dirección de las prisiones para escribirles en expresión de solidaridad.
Simultáneamente, la oficina central de Londres mantiene contacto con
activistas en Cuba y con las familias de las personas represaliadas
injustamente. Un ejemplo notable fue su atención a Orlando Zapata
Tamayo, prisionero de conciencia, que falleciera como resultado de una
prolonga huelga de hambre el 23 de febrero de 2010.

El Gobierno de Cuba rechaza los informes de Amnistía Internacional y
realiza propaganda para desinformar a la población dentro del país,
aduciendo falta de rigor y fiabilidad acerca de las acusaciones de
violación de los derechos humanos. Sin embargo, cuando se trata de casos
en un país que desea denostar, ha citado sus reportes. Una muestra de la
imparcialidad de la organización fue la Declaración Pública AMR
51/096/2010, "Estados Unidos: Amnistía Internacional pide que se revise
el caso de los cinco cubanos". La misma se refiere al informe enviado al
Gobierno estadounidense que resume sus motivos de preocupación sobre la
imparcialidad del juicio de los cinco hombres declarados culpables en
2001 de actuar como agentes de la inteligencia cubana y cargos afines.

Añade que en una carta dirigida al fiscal general de Estados Unidos,
Eric Holder, el 4 de octubre —The Case of the Cuban Five, Índice AI: AMR
51/093/2010— Amnistía Internacional afirmaba que "al mismo tiempo que no
adopta una postura sobre la culpabilidad o inocencia de estos cinco
hombres respecto a los cargos que se les imputan, consideraba que
existían dudas sobre la justicia e imparcialidad del juicio que no se
han resuelto en la apelación".

Con el transcurso de los años, AI ha ampliado el alcance de sus
objetivos, coopera con otras ONG y las Naciones Unidas, y organiza
programas de educación en derechos humanos para crear conciencia sobre
el tema. Tiene un Consejo Ejecutivo y un Secretariado Internacional,
cuyo secretario general actualmente es Salil Shetty.

Desde mayo, Amnistía Internacional realiza eventos para conmemorar el 50
aniversario de su creación, que se extenderán durante todo 2011.
Lamentablemente, en Cuba la celebración no podrá tener la amplitud y la
divulgación merecidas, pero agradecemos la solidaridad de millones de
activistas de la organización que seguirán procurando el respeto de los
derechos humanos y el avance de la democracia en nuestro país.

http://www.cubaencuentro.com/cuba/articulos/cuba-en-la-ong-amnistia-internacional-266853

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: