Cuba Derechos Humanos

Autoridades se niegan a exhumar el cadáver de adolescente asesinado

Autoridades se niegan a exhumar el cadáver de adolescente asesinado
Última actualización Thursday, 18 August 2011
Por ROBERTO DE JESUS GUERRA PEREZ

– LA HABANA. Familiares de un estudiante asesinado en una escuela
politécnica denunciaron el miércoles que las autoridades cubanas se
niegan a exhumar el cadáver del joven para realizarle exámenes forenses.

Emilio Pérez Valdés, el niño fallecido en una escuela tecnológica, en
junio del 2010.

Emilio Lázaro Pérez Valdés, un adolescente de 15 años, murió en extrañas
circunstancias en la escuela tecnológica "Juan Manuel Castiñeira", en el
municipio Mariel, en junio del pasado año, y desde entonces sus
familiares buscan una explicación sobre el trágico desenlace. El cuerpo
del menor fue hallado flotando en un estanque cercano a la escuela,
donde estaba becado.

Raúl Ramírez Puig y Odalys de la Caridad Valdés Suárez, padrastro y
madre de la víctima, declararon a Hablemos Press que las autoridades se
niegan a exhumar el cadáver.

"Varios funcionarios nos dieron a entender cínicamente en una entrevista
realizada en Artemisa [el lunes 15 de agosto] que muerte del niño fue un
accidente que él mismo se provocó", dijo Ramírez Puig, quien reclama una
investigación sobre la verdadera causa de muerte del estudiante.

El Ministerio del Interior no entregó el cuerpo a sus familiares.
Tampoco lo dejaron reconocer, ni velar. Los motivos de esta acción no
han sido esclarecidos hasta la fecha por las autoridades.

"Ellos [las autoridades] decidieron en esta reunión decirnos que la
muerte del niño había sido un accidente y que el caso se cerraría, que
no había porque exhumar el cadáver ni realizar exámenes forenses", dijo
Ramírez Puig.

El padrastro dijo que pareciera como si "la muerte de mi hijo la
compararon con la pérdida de un medio básico de la escuela donde se
encontraba becado".

Cinismo de las autoridades

Según Ramírez Puig, en la reunión efectuada el lunes en la estación
policial de Artemisa participaron siete funcionarios del Ministerio del
Interior, vestidos de uniforme militar; el jefe de la Seguridad del
Estado de la provincia Mayabeque, los jefes de territorio Artemisa y
Mayabeque, un médico forense, especialistas de criminalística, la jefa
de Educación del municipio Mariel y una fiscal de Artemisa.

"Estos funcionarios cínicos dijeron que ya ellos aplicaron medidas
administrativas en la escuela, y a los oficiales que desaparecieron el
cadáver del niño los cambiaron de puesto de trabajo, o sea, sanciones
administrativas para todo el mundo", relató Odalys de la Caridad.

El matrimonio asegura que las autoridades reconocen que "tenemos la razón".

Sin embargo, argumentan que no se puede exhumar el cadáver porque el
niño fue reconocido por sus profesores y no es necesario realizarle
exámenes forenses supuestamente ya practicados.

"No es cierto, el certificado de defunción que nos dieron aparece en
blanco", afirmó la madre.

Raúl Ramírez y su esposa Odalys de la Caridad Valdés reclaman justicia
para su hijo.

Tres semanas atrás, los padres del niño informaron a Hablemos Press que
una enfermera amiga de la familia les avisó que oficiales de la
Seguridad del Estado estuvieron presionando a médicos del policlínico
local "Osvaldo Sánchez" para que le inventaran una historia clínica del
menor asesinado, en la que se reflejaran enfermedades crónicas de su niñez.

La familia Ramírez-Valdés reside hace 22 años en el poblado Bizarrón, a
unos siete kilómetros del municipio Güines, provincia Mayabeque, al sur
de La Habana.

"La enfermera nos dijo que los médicos no pudieron hacer nada, pues mi
hijo nunca fue un niño enfermizo y no tiene historia clínica", aseguró
Odalys de la Caridad.

La mujer encaró a los miembros del Ministerio del Interior sobre las
supuesta presiones ejercidas para manipular lo sucedido.

"Les dije en sus caras que carecían de ética moral y vergüenza, que
estuvieron presionando a los médicos para seguir jugando con el dolor de
una familia desconsolada y guardaron silencio", reiteró Odalys de la
Caridad.

Ramírez Puig dijo que las autoridades "no han querido llevar a los
culpable a los tribunales porque saben que hay involucrado hijos de
militares.

"Estoy más que seguro que fueron ellos quienes lo asesinaron. Y si no se
ha cometido ningún acto de violación con el niño o con nosotros, ¿por
qué entonces no exhuman el cadáver y nos sacan de duda? ¿Qué esconden?",
se cuestionó el padrastro.

Silencio sepulcral de medios oficiales

Los medios estatales no han divulgado ni una palabra del caso.

"Actitudes como esta carecen de ética y humanidad", dijo Ramírez Puig.
"Parece que nosotros los cubanos no tenemos derechos sobre nuestros
propios hijos, incluso ni siendo ya cadáveres", añadió.

El pasado mes, la familia Ramírez Valdés solicitó asilo a la Oficina de
Refugiados de los Estados Unidos en La Habana,argumentando ser víctima
de represión por las autoridades policiales tras reclamar una
investigación sobre la muerte del menor.

En opinión del activista disidente Rodolfo Ramírez Cardozo, "las
autoridades tratan de ocultar cualquier evidencia que los incrimine o
ponga en tela de juicio en estos casos".

El disidente puso como ejemplo la reciente muerte del menor Angel
Izquierdo por robar anoncillos en la barriada de Mantilla, en La Habana,
quien falleció a consecuencia de un disparo de un militar retirado.

"Los forenses tuvieron el cinismo de decir que la causa de muerte fue
una anemia", apuntó el disidente en relación con el caso del joven
Izquierdo, de 14 años, fallecido el pasado 15 de julio.

http://cafefuerte.com/2011/08/18/autoridades-se-niegan-exhumar-el-cadaver-de-adolescente-asesinado/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: