Cuba Derechos Humanos

La película pro Castro que prohibió Castro

La película pro Castro que prohibió Castro

Wikileaks desvela que el régimen vetó el documental «Sicko» porque
mostraba hospitales de difícil acceso para los cubanos
ESTEBAN VILLAREJO / MADRID
Día 18/12/2010 – 21.41h

La sanidad pública es uno de los supuestos logros cacareado hasta la
saciedad por la dictadura castrista. El régimen saca pecho hasta el
punto de que se permite exportar médicos a Venezuela, a cambio de
petróleo. ¿Pero hasta qué punto ese mito revolucionario es también de
cartón piedra en la vida diaria de los cubanos? Pues la respuesta puede
estar en uno de los cables de «Wikileaks», a los que Fidel Castro otorga
la cualidad de «haber puesto de rodillas a EE.UU.».
Según un cable de la sección de intereses de EE.UU. en La Habana, el
régimen castrista habría prohibido en la isla el documental «Sicko» —del
director Michael Moore, azote de Bush con películas tales como «Bowling
for Columbine» o «Fahrenheit 9/11»— porque el resultado de la tesis, que
intentaba contraponer las bondades del sistema sanitario público cubano
frente a los supuestos desmadres del estadounidense, podía volverse
contra las propias autoridades cubanas. Sencillamente, describía una
situación sanitaria en Cuba tan idílica que habría tenido un efecto
bumerán para el régimen, según argumentan los diplomáticos
estadounidenses, informa Efe.

Hospital Hermanos Ameijeiras
Tras su estreno en 2007, la sección de intereses de EE.UU., mostró la
película a sus empleados cubanos, algunos de ellos «se mostraron tan
indignados con la clara tergiversación que en ella se hacía de la
realidad de la sanidad cubana que abandonaron la sala», informa Efe. El
cable dirigido al Departamento de Estado argumenta: «El Gobierno cubano
sabe que es pura invención y no quiere arriesgarse a una reacción
violenta [de la población] mostrándoles instalaciones que no están a
disposición de la mayoría».
Y es que, como en tantas otras facetas de la realidad socioeconómica
cubana, hay una Cuba para los unos y otra Cuba para los otros.
El cable revelado por Wikileaks describe las impresiones de un
funcionario de sanidad estadounidense tras su visita al hospital
Hermanos Ameijeiras —construido en 1980, el edificio más alto del
distrito Centro Habana—, ejemplo de «la alta calidad del sistema
sanitario cubano», según el documental «Sicko». «La única forma que
tienen los cubanos para acceder a los servicios de ese hospital es
mediante soborno o algún enchufe dentro de la administración del centro».

Altos cargos reniegan
«Los cubanos están muy resentidos por el hecho de que el mejor hospital
de La Habana no sea accesible para ellos», señala el texto, según el
cual otro hospital, el Calixto García, ofrece una imagen más correcta de
la experiencia sanitaria de la población cubana: algo más de espera y
avances tecnológicos menos punteros. El cable revelado por el diario
británico «The Guardian» asegura también que altos funcionarios del
régimen castrista, empezando por el mismísimo Fidel —quien fue operado
por un cirujano español—, desconfían del sistema sanitario cubano y
reciben ayuda exterior o viajan para someterse a intervenciones quirúrgicas.

http://www.abc.es/20101218/internacional/pelicula-castro-prohibio-castro-201012182041.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
December 2010
M T W T F S S
« Nov   Feb »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: