Cuba Derechos Humanos

Un sistema que no funciona

Publicado el lunes, 09.13.10
Un sistema que no funciona
By DANIEL MORCATE

“Después de haber visto lo que he visto, y saber lo que sé, no valió la
pena en lo absoluto… el sistema cubano no funciona'', expresó Fidel
Castro en una entrevista a la revista The Atlantic. Ahora trata de
retractarse, pero lo que que quedará es su fugaz momento de lucidez y
honestidad.

Si Raúl Castro, Machado Ventura, el Buro Político y el Comité Central
del Partido Comunista de Cuba fueran estrictos cumplidores de su
disciplina partidista y consecuentes con sus prácticas, ya en estos
momentos hubieran expulsado deshonrosamente del partido y del cargo de
secretario general del partido a Fidel Castro por hacer “declaraciones
contrarrevolucionarias en contra de nuestro sistema y nuestra revolución
a la prensa extranjera de nuestro mayor enemigo''. Estarían haciendo con
Fidel Castro lo que han hecho en este medio siglo con miles de
verdaderos revolucionarios, de militantes del partido y de la juventud,
con ministros, viceministros, directores de empresas, administradores,
funcionarios, dirigentes sindicales y campesinos, artesanos, obreros y
ciudadanos en general que han tenido el valor de expresar hace años lo
mismo que Fidel Castro hoy y han sido hasta encarcelados y acusados de
agentes de la CIA. Incluso hasta el exilio cubano desde los años 70
hasta hoy ha abandonado Cuba después de percatarse que Fidel Castro y su
sistema habían sepultado muy profundamente las iniciativas, sueños y
esperanzas del pueblo cubano.

El anti-Cuba ha sido Fidel Castro. Frenar por tantos años el natural
ímpetu económico del cubano fue uno de los crímenes más brutales que han
llevado a cabo los hermanos de Birán desde 1959 con Cuba. No se trata de
hablar por hablar, o escribir por escribir en contra de la dictadura
cubana, como han desinformado y desinforman al pueblo cubano de los que
hemos expuesto una opinión diferente dentro de Cuba y fuera de ella. No
lo hemos hecho nunca por fastidiar a nadie, ni por hacer una misión
enemiga como esgrimen sin derecho a réplica. Se ha tratado de verdades
vitales y de enfocar el problema de Cuba donde es y no en otro lugar. No
voy a exponer por problema de espacio 20 ejemplos que reafirmen
científicamente nuestro punto de vista. Sólo lo haré con uno: hace unos
días una alta delegación de Vietnam visitó Cuba y donó al gobierno
cubano 2,000 toneladas de arroz. Es algo increíble que aquel país pobre,
colonizado y subyugado esté ayudando a la Cuba que hace 40 años hasta
clavos donaba para ayudarlos. ¿Por qué Vietnam superó sus dificultades y
Cuba sigue cada año más estancada?

Aunque trató de cambiar sus expresiones al periodista norteamericano, la
realidad es que Fidel Castro ha reconocido la realidad, aunque ahora lo
quiera negar. Tampoco considero que en su fuero interno estaba avalando
ningún cambio para Cuba, se trata sólo de un experto en manipulación
política y en crear circos mediáticos a su favor. De ninguna forma
admite estar en el incógnito y mucho menos en el olvido. Si para llamar
la atención ayer debía apoyar a los palestinos, así lo hacía, y si hoy
es a Israel, así lo hace. Su propósito es estar en escena.

La equidad requiere que esa dirección histórica renuncie y se retire
definitivamente a sus hogares. Desde hace muchos años la involución de
los hermanos Castro ha ido transformando a los cubanos en ciudadano
dependientes. Han obligado al pueblo cubano a esperar por el Estado para
todas sus necesidades de sobrevivencia. Hasta el propio Estado cubano ha
vivido la mayor parte de su existencia de subsidios extranjeros.
Mantener a Cuba cerrada y controlada la ha convertido en una jaula cuyos
ocupantes han envejecido desnutridos no sólo de alimentos, sino también
de libertad.

amentablemente, con mucho retraso para Cuba y para las víctimas –aunque
después se haya retractado– Fidel Castro nos dio la razón. Ahora se
necesita que permitan al pueblo cubano convertir el revés, el capricho y
el crimen de Castro en una verdadera rectificación. En Cuba no debe
imponerse un capitalismo salvaje; deben mantenerse la educación y la
salud pública gratuitas, pero con libertad económica, política y
espiritual para el pueblo cubano. Proponemos para Cuba un sistema con
derechos y con deberes, sin capitalismo ni socialismo salvaje.

http://www.elnuevoherald.com/2010/09/13/801555/oscar-pena-un-sistema-que-no-funciona.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
September 2010
M T W T F S S
« Aug   Oct »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: