Cuba Derechos Humanos

EL REVISIONISMO FIDELISTA

EL REVISIONISMO FIDELISTA
14-09-2010.
Pedro Corzo

(www.miscelaneasdecuba.net).- El modelo castrista, para identificar lo
que Fidel Castro denomina como modelo cubano, siempre fue un fracaso.

Nunca existió un modelo cubano, la economía de la isla con mínimas
variantes siempre fue un clon de la soviética, la estructura política y
militar se adecuó a la de la Madre Patria Socialista, al extremo que la
propia constitución de 1976, aludía el compromiso de Cuba con la extinta
Unión Soviética.

Castro apunta lo del fracaso, lo que desmintió posteriormente, como si
el proyecto se hubiera desplomado por causas ajenas a la incapacidad de
los arquitectos. No admite errores de parte de los constructores. No hay
arrepentimiento y menos aun reconocimientos de culpa. Simplemente acepta
de manera festinada el fracaso del modelo pero sin asumir
responsabilidades, como si sus acciones en Cuba y otros muchos lugares
del mundo no hubieran concluido en tragedias.

No obstante si sus palabras pudieran ser escuchadas por los que
defendieron con la vida el totalitarismo castrista y mataron para
imponerlo, el revolcón alcanzaría el grado diez en la escala Richter.
Su afirmación deja sin fundamentos a todos los que han apoyado y
promovido su proyecto, en particular a Hugo Chávez.

El asesino de Ernesto Guevara debe estar dando gritos en el infierno;
Arnaldo Ochoa se ha de estar cuestionando la validez de sus crímenes en
Nicaragua, Angola y Etiopia; Manuel Piñeiro Losada, "Barbarrojas", sus
esfuerzo por subvertir el continente a sangre y fuego y José Abrantes se
preguntará el por qué de los miles de fusilados, innumerables
prisioneros políticos, torturados y desaparecidos que ha padecido el
país durante todos estos años.

La voluntad de Castro de imponer "su modelo" en Cuba y su expansión al
resto del hemisferio, fue y continúa siendo costosa para todo el
continente.

Desde Turcio Lima, el Frente Farabundo Martí, el ELN colombiano y los
Tupamaros uruguayos, solo por referir unos pocos ejemplos, hasta llegar
a Hugo Chávez, Evo Morales y Daniel Ortega, han defendido con violencia
extrema el modelo que el dictador cubano impuso en la isla, como la meta
fundamental de su quehacer político en sus respectivos países.

Los zares vivos y muertos de la economía cubana también deben haber
padecido la misma conmoción. El Cordón de La Habana , la desecación de
la Cienaga de Zapata, los F1 y F2, las fantásticas represas, las vacas
enanas, las escuelas en el campo, una infinidad de proyectos fracasados
que costaron sangre, sudor y lágrimas, cincuenta y un años después, el
máximo líder afirma que no condujeron a ninguna parte.

La economía cubana siempre ha sido dependiente. La isla no ha sido
capaz de producir riquezas bajo la administración de los Castro. Los
millonarios subsidios soviéticos, la masiva ayuda de Venezuela, los
envíos monetarios de los exiliados se han ido por los vertederos del
régimen, al igual que los millones de hombres y mujeres que creyeron en
el trabajo voluntario, que apedrearon al prójimo, protagonizaron actos
de repudio, sirvieron de carceleros y empuñaron fusiles para ejecutar a
sus compatriotas.

Los seguidores que le restan al castrismo, y en particular los que se
comportaron como depredadores durante años de ceguera, deben estarse
cuestionando su conducta.

Ellos le dieron su vida entera, como dice su Zoe Valdez, así que es de
suponer se pregunten, si les resta un átomo de cordura después de las
manifestaciones de su dios, si valió la pena tanto sacrificio, tanto
destruir la vida de los otros, como han hecho por más de cinco décadas.

La soberbia de Fidel Castro no le permitió ver que la URSS se desplomó a
pesar de los cohetes balísticos intercontinentales y que si China
comunista ha logrado sobrevivir, ha sido por que ha impuesto junto al
despotismo y ausencia de libertades públicas e individuales, el
capitalismo más rapaz.

Es importante destacar que durante la entrevista Fidel Castro no
aludió a los derechos ciudadanos conculcados, simplemente fundamentó la
invalidez de su modelo de gobierno en el fracaso económico del mismo, no
como consecuencia de las limitaciones y derechos impuestos al individuo,
lo que deja espacio para considerar, como dijo la analista Julia Sweig,
que está dando su aprobación en particular para aquellos que puedan
oponerse, a las reformas de carácter económico que debe iniciar Raúl Castro.

De concesiones políticas cero, en ese aspecto los Castro consideran
que su modelo ha sido todo un éxito.

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=29812

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
September 2010
M T W T F S S
« Aug   Oct »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: