Cuba Derechos Humanos

El modelo chino es bueno para Cuba

Sat, 18 Sep 2010 22:53:00

El modelo chino es bueno para Cuba
*EL AUTOR es periodista. Reside en Santo Domingo.

Cinco amables chinos nos servían un café colombiano antes de un frugal
desayuno americano. Estábamos hospedados en el lujoso hotel Park Plaza,
de Beijing, pocos años depuse del despegue de la revolución económica
emprendida por Deng Xiaoping, la misma que, desde 1986 a la fecha, ha
llevado al gigante asiático al segundo lugar de las economías mundiales,
superada sólo por Estados Unidos. Hace 24 años no figura en la lista de
los Diez Grandes.

A falta de oportunidades en el sector privado, entonces era necesario
que el Estado mantuviera en nómina a millones de chinos. Es probable
que, ahora, el Park Plaza tenga menos empleados para servir el café y
hasta necesite robots para hacerlo. No tiene que emplearlos como parte
de un plan social estatal. La creciente industria china, la mayor del
planeta, ocupa cómodamente en estos momentos el 80% de la mano de obra,
demandando ya personal extranjero.

El resumen expuesto no es ajeno al gobierno cubano. Menos a Castro,
amigo y ferviente seguidor de la política y economía china.

El ejecutivo del Estado cubano anuncia que va a despedir 500,000
empleados para darles la oportunidad de emprender tareas privadas.
Reguladas estas iniciativas actualmente, los legisladores cubanos
deberán elaborar leyes que dan paso a esta apertura.

El modelo chino puede resultar aplicable en Cuba. Las empresas
norteamericanas, europeas, taiwanesas y japonesas instaladas en China lo
hicieron al amparo de una legislación con resultados extraordinarios.

La disciplina asiática combinada con una mano de obra barata regulada
por el partido único y el arrendamiento de terrenos por veinte años
dieron los resultados que hoy vemos. Los matices sociales y políticos,
que los hay, no hicieron la diferencia. Nada como una economía regulada,
la corrupción administrativa controlada y carente de conflictos
laborales para prosperar.

Cuba tiene el perfil político de la China del '86. Falta que Raúl Castro
se ponga los pantalones del desaparecido camarada Deng, para acopiar un
modelo que encontrará la mayor dificultad en la idiosincrasia de un
pueblo latino. Educado y saludable, como ha sabido hacerlo Castro y
monolítico, pero instruido en un sentimiento de rechazo a los
norteamericanos, tan anacrónico como inútil.

Como innecesario y cruel resulta, también, el bloqueo económico a Cuba
por parte de los Estados Unidos. Poner fin a esta medida, carente ya de
sentido, facilitaría el despegue de la estancada economía cubana y
añadiría un mercado de 12 millones de ansiosos consumidores. Y si algo
mantiene a esta primera economía en pie es, precisamente, su
insuperable capacidad de comprar y vender.

La Guerra Fría termino hace más de veinticinco años y los dirigentes
cubanos no se han dado por enterados.

http://www.almomento.net/news/135/ARTICLE/69286/2010-09-18.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
September 2010
M T W T F S S
« Aug   Oct »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: