Cuba Derechos Humanos

Disidentes cubanos denuncian engaño del gobierno en relación a liberación de presos políticos

Disidentes cubanos denuncian engaño del gobierno en relación a
liberación de presos políticos
Por JUAN O. TAMAYO y JUAN CARLOS CHAVEZ
jtamayo@elnuevoherald.com

Disidentes cubanos acusaron de engaño al gobierno tras conocerse que los
prisioneros políticos que se nieguen a marchar al exilio después de ser
liberados se les colocará bajo un impreciso tipo de "licencia extrapenal''.

"Lo que queremos es su libertad incondicional porque son prisioneros de
conciencia y además inocentes'', afirmó el activista de derechos humanos
Elizardo Sánchez. "Esto pone de relieve la mala fe con la que ha estado
actuando el gobierno de Cuba'', subrayó.

"Esto es un engaño más para el mundo del gobierno cubano, es una
libertad condicionada y en cualquier momento pueden devolver a estos
hombres a la cárcel'', manifestó Bertha Soler, cuyo esposo, Angel Moya,
quien cumple una sentencia de 20 años de prisión, ha dicho que se
quedará en Cuba.

Las informaciones también reforzaron las quejas de que La Habana quiere
enviar al exilio a los 52 disidentes encarcelados que ha prometido
liberar. Hasta ahora, Cuba ha dejado en libertad a 32, quienes acordaron
salir directamente de la prisión hacia España.

Otros cuatro llegarán a Madrid entre el viernes y el sábado: Nelson
Molinet, Héctor Raúl Valle, José Miguel Martínez y Miguel Galván,
acompañados por más de 20 familiares.

Diez prisioneros han dicho que permanecerán en Cuba si los liberan bajo
el acuerdo anunciado en julio por la Iglesia Católica, después de
conversaciones con el gobernante Raúl Castro y el ministro español de
Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos.

El cardenal Jaime Ortega ha dicho que los presos tienen la opción de
quedarse o salir para España, pero hasta ahora no se había anunciado
nada sobre las condiciones de los que se quedan. No pudo contactarse a
un portavoz de Ortega para que comentara sobre el tema.

Los diarios españoles El País y ABC informaron las condiciones de la
libertad condicional, al citar fuentes del Ministerio de Asuntos
Exteriores después de una reunión del miércoles entre Moratinos y su
contraparte cubana, Bruno Rodríguez.

Los que se nieguen a ir a España serán los últimos en ser liberados,
informaron los periódicos, bajo "licencias extrapenales'' que los
mantendrían "sujetos al proceso [legal] contra ellos''.

Sánchez destacó que la decisión de La Habana de retener hasta el final a
los que desean permanecer en Cuba muestra que ejerce presiones
sicológicas sobre éstos y sus familiares para que opten por irse de la isla.

Los 52 a los que se les prometió su libertad eran los últimos que
permanecían en prisión de los 75 disidentes detenidos durante una
represión masiva en el 2003 conocida como la Primavera Negra. A una
veintena se le concedió la libertad condicional durante debido a
problemas de salud, y ocho de ellos aún permanecen en Cuba.

Uno de los ocho, la economista disidente Martha Beatriz Roque, dijo que
las ''licencias extrapenales'' están tan mal definidas que son un "limbo
jurídico'' y "una espada de Damocles colgando sobre nuestras cabezas''.

Roque, quien fue sentenciada a 20 años de prisión, agregó que cuando se
le liberó en el 2004, las autoridades no le impusieron restricciones a
sus actividades opositoras y sólo le dijeron que sus derechos civiles,
como el derecho al voto, se mantenían suspendidos.

Pero un funcionario del sistema de prisiones la visitó en abril y le
dijo que tenía que someterse a pruebas médicas para verificar si
continuaba sufriendo las condiciones de salud que llevaron a su
liberación. Si no, manifestó Roque, ella podría regresar a prisión.

Dos días después, agregó, oficiales de la Seguridad del Estado le
dijeron que el ''alto mando'' había decidido que no necesitaba someterse
a las pruebas.

"Esto quiere decir que nunca hay seguridad'', manifestó Roque.

Agregó que a pesar de la amenaza implícita de regresar a prisión, ella y
otros disidentes bajo libertad condicional continuaron sus actividades
opositoras.

Pedro Pablo Alvarez, condenado a 25 años como parte del Grupo de los 75
y excarcelado por gestiones del gobierno español en el 2008, afirmó que
las condiciones que quiere imponer La Habana son inaceptables.

"Una licencia extrapenal no es una liberación, como tampoco lo ha sido
el traslado de ex presos políticos hacia España'', sostuvo Alvarez,
ahora residente en Miami.

Omar Pernet Hernández, de 64 años y condenado a 25 años de prisión,
indicó desde España que las licencias extrapenales no serán suficiente.

"Lo que se debe dar a estas personas es libertad sin condicionamientos y
libertad total sin destierro'', acotó Pernet.

Otro ex preso político acogido por España, Marcelo Cano, rechazó de
plano la idea de las licencias extrapenales y la calificó como un
"absurdo''.

Elsa Morejón, cuyo esposo, Oscar Elías Biscet, es el más conocido de los
disidentes que han dicho que se quedarán en Cuba, declaró que ni ella ni
Biscet han oído de los planes de licencias extrapenales.

"Yo soy una mujer cristiana y mi esposo cree en Dios'', aseguró Morejón.
"La condición para su libertad la va a poner Dios''.

http://www.elnuevoherald.com/2010/09/23/v-fullstory/807840/disidentes-cubanos-denuncian-engano.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
September 2010
M T W T F S S
« Aug   Oct »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: