Cuba Derechos Humanos

Cinco prisioneros del castrismo (II parte)

Cinco prisioneros del castrismo (II parte)
Miguel Iturria Savon

LA HABANA, Cuba, septiembre (www.cubanet.org) – Aun permanecen en
prisión cinco de los 11 jóvenes cubanos que el 3 de abril del 2003
intentaron desviar una lancha de pasajeros desde la bahía de La Habana
hasta Florida. En un juicio sumarísimo, celebrado el 8 de abril, tres de
ellos fueron condenados a muerte; sentencia ejecutada el 11 del mismo
mes. Les impusieron cadena perpetua a Harold Alcalá Aramburu, Ramón
Henry Grillo, Yoanis Tomás González y Maikel Delgado Aramburau,
recluidos en el Combinado del Este. Mientras que a Wilmer Ledea Pérez,
de 19 años, le reservaron tres décadas en la cárcel de Guanajay.

Las condenas son desmedidas pues se trata de un hecho fallido, sin
muertos ni heridos. Los fallos del Tribunal y la premura en la ejecución
coincidieron con la denominada Primavera Negra de Cuba, que puso tras
las rejas a 75 opositores pacíficos, 15 por cada uno de los espías de
Castro condenados en los Estados Unidos, lo cual demuestra la
supeditación del sistema jurídico cubano a los dictámenes del caudillo
que rige los destinos la nación hace medio siglo.

A los cinco espías cubanos los juzgaron dos años después de ser
detenidos, con todas las garantías e independencia del sistema jurídico
norteamericano, que accedió a varias revisiones de causas; mientras que
a los cinco prisioneros de la lancha Baraguá se les niega aun la
solicitud de revisión. Los espías son representados por abogados pagados
por la dictadura y sus familiares viajan, hacen campañas y gozan de
prebendas oficiales.

¿Quiénes son los jóvenes que intentaron escapar de la isla? ¿En que
condiciones permanecen tras las rejas? ¿Por qué se ensañan con ellos los
carceleros Combinado del Este y Guanajay, donde permanecen desde la
primavera de 2003?

El mes pasado circuló en Internet una carta abierta dirigida a Ricardo
Alarcón, presidente del Parlamento Cubano, en la cual Julia Estrella
Aramburu, madre de Harold Alcalá y tía de Maikel Delgado, describía las
penurias que padecen los cinco condenados. El documento, firmado por el
resto de los familiares, responsabiliza al gobierno de Cuba por la vida
de estos chicos, quienes permanecen en celdas estrechas de dos personas
habitadas por cuatro, sin higiene, agua potable ni acceso a la luz
solar; además de comer en el piso el salcocho de arroz con maíz; aunque
reciben visitas cada dos meses en un salón con candados y encadenados
hasta la cintura.

El caso de Maikel Delgado se agrava por la inapetencia que padece, la
pérdida del cabello y la muerte de su madre, que "murió por destino de
Dios", según la doctora Ofelia, patóloga del hospital Fajardo, donde
ingresó caminando para un chequeo de rutina y tres días después ya era
cadáver, sin que les entreguen a la familia el resultado de la autopsia.

De los cinco prisioneros solo Ramón Henry Grillo no era habanero. Emigró
a la capital desde el municipio Mella, provincia Santiago de Cuba, y
vivía con su hermana Maritza, quien asegura que se alistó a última hora
en el asunto de la lancha, pues estaba vinculado a un negocio de
petróleo y no quería trabajarle al Estado.

Yoanis Tomás González, de 32 años, es el único que tenía antecedentes
penales, pero había cumplido, no es violento y se caracteriza por su
cordialidad y alegría. Sólo recibe visitas de su esposa Yudaisi Guerra,
aunque comparte espacio con Henry Grillo y es apoyado por la madre de
Harold Alcalá.

Harold, residente en el Vedado, trabajaba en un restaurante privado
(paladar) ubicado en Gloria y Águila, en el municipio Habana Vieja,
junto a Wilmer Ledea, de Guanabacoa, y el difunto Enrique Lorenzo
Copello, quien usó la pistola para desviar la lancha, aunque la entregó
después sin herir a nadie. Harold ama la natación y es un lector voraz.
Wilmer vivía en Barreras con su madre y hermanos y asistía a los
bailables de fines de semana en los círculos sociales de Guanabacoa.

Al repartir los trozos del pastel ordenado por Fidel Castro, el Tribunal
le echó mano a supuestos delitos de terrorismo, lo cual no justifica las
largas condenas que sufren los jóvenes que intentaron escapar de la
isla. Los familiares de los cinco prisioneros del castrismo esperan
justicia. Ojalá sea pronto.

Pulse aquí para leer la primera parte:
http://cubanet.org/CNews/year2010/sept2010/16_C_1.html

http://www.cubanet.org/CNews/year2010/sept2010/17_C_1.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
September 2010
M T W T F S S
« Aug   Oct »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: