Cuba Derechos Humanos

S.O.S. Titanic

S.O.S. Titanic
Víctor Manuel Domínguez, Sindical Press

LA HABANA, Cuba, agosto (www.cubanet.org) – Los subsidios y las
gratuidades comienzan a desprenderse de la realidad cubana como una
vieja estampa. El ideario de una revolución construida sobre supuestas
bases de un bienestar social para todos, más que hacer agua, se hunde
entre las estancadas olas de una economía centralizada.

Medio siglo de dádivas y prebendas a costa de intercambios ventajosos
con bloques y países aliados, sin una respuesta productiva nacional que
justifique lo adquirido, desvían el rumbo de una revolución que se creyó
un trasatlántico y no era más que una balsita a la deriva. El sobrepeso
de un paternalismo desmovilizador de iniciativas individuales, espacios
privados, otras alternativas alejadas del control ideológico y el poder
político, se ha convertido en lastre.

Las miles de plantillas infladas para dar una imagen de solvencia
económica mediante el pleno empleo, comienzan a desinflarse en medio de
una tormenta laboral que, ni siquiera nadando, impedirá que miles de
trabajadores se ahoguen.

Aunque las autoridades aseguran que nadie quedará desamparado, no
existen salvavidas. De ahora en adelante más de un millón de
trabajadores tendrán que llegar a puerto por su cuenta. A remo o brazadas.

Los "trabajadores innecesarios", como los llamó Raúl Castro, se irán
reubicando en labores donde produzcan de verdad, en un Estado que
controla el 95 por ciento de la fuerza laboral del país. A un ritmo de
200 mil por año, la mitad de ellos en la capital, serán reubicados hasta
completar alrededor de un millón 300 mil, cifra que constituye el 20 por
ciento de quienes trabajan en el sector estatal.

El cierre de comedores obreros, la suspensión de subsidios para
vacaciones y desempleo, los estímulos salariales, entre otros actos de
grandeza de un enano económico como Cuba, son la más clara señal de
¡socialismo al agua!, lanzada por los vigías de la revolución.

La nota informativa que anunció desde el periódico Granma la
determinación de suprimir la venta de cigarros de la canasta familiar
normada, ha creado un motín entre la tripulación. Miles de jubilados y
trabajadores que no fuman, y que incrementaban sus pobres salarios con
la venta a sobreprecio de cigarrillos marca Titanic, de papel, nicotina
y alquitrán, dejarán de comerse cada mes una libra de jamón.

"Es el principio del fin", dice un jubilado en la cola para comprar
varios ejemplares del periódico Granma a 20 centavos y luego revenderlos
a peso, pues la gente los quiere para envolver. "Ahora sólo falta para
ahogarnos definitivamente que nos supriman la venta normada de la pasta
dental y el café".

Según opiniones diversas, Cuba se hunde como el Titanic, o desaparece
como los cigarrillos de igual nombre subsidiados por una revolución
encallada en el imaginario popular.

http://www.cubanet.org/CNews/year2010/agosto2010/31_C_1.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
August 2010
M T W T F S S
« Jul   Sep »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: