Cuba Derechos Humanos

Un asesino anda suelto

Un asesino anda suelto
José Alberto Álvarez Bravo

LA HABANA, Cuba, junio, www.cubanet.org -Provisto de dos armas
pavorosas, un asesino impune aterra a una familia en Cojímar.

Desde el 15 de mayo de 2010, Beatriz Mesa Abreu vive en una constante
zozobra. El pánico la invade y siente, magnificado por el miedo, un
nimbo de angustia planeando sobre el frágil destino de sus dos hijos.

El día 9 de mayo, Día de las Madres, había recibido una noticia mitad
alentadora, mitad frustrante: su hijo, Duany Acosta Mesa, había sido
devuelto a las autoridades cubanas, luego de treinta horas de una aciaga
travesía en balsa que había situado a su grupo al alcance de la vista de
Cayo Hueso, Estados Unidos.

La noticia era alentadora, porque su hijo estaba con vida. Frustrante,
porque no había logrado su más caro sueño: escapar del "paraíso del
proletariado". Era ya su tercer intento, y había estado a un paso de
lograrlo.

El grupo del que Duany formaba parte, estaba integrado por otros cuatro
jóvenes, oriundos del pueblo costero de Cojímar, perteneciente al
Municipio Habana del Este, en Ciudad de La Habana. Uno de los
integrantes del grupo, Reinier Biscet Morales, es hijo de la Dama de
Apoyo Rosario Morales, y miembro él mismo del Movimiento de Integración
Racial Juan Gualberto Gomez. Como es habitual entre los miembros de la
disidencia cubana, Reinier usa pulseras de goma, de color blanco, con la
palabra CAMBIO grabada a bajorrelieve.

Desde la llegada de este grupo de jóvenes al Centro de Detención de
Balseros conocido como Tricornia, un oficial de la policía política se
empecinó en despojar a Biscet Morales de sus pulseras blancas, a lo que
el joven se opuso con determinación y firmeza, actitud que contó con el
apoyo de sus compañeros de travesía. Este oficial la emprendió a golpes
contra el joven negro Biscet Morales.

Fue tan brutal la pateadura, que incluyó sus testículos, que a casi un
mes de sufrida todavía el dolor lo atormenta. Biscet Morales se
encuentra en la prisión 1580 sin recibir asistencia médica, según
refiere su madre.

Duany Acosta Mesa tuvo la mala fortuna de conocer, y revelar, la
identidad del esbirro que golpeara a Biscet Morales: Capitán Rangel, del
Departamento de Seguridad del Estado.

El 14 de mayo, Acosta Mesa recibe una incomprensible llamada telefónica
de un oficial del Centro de Detención Tricornia, presuntamente
preocupado por el bienestar de los balseros repatriados. Al día
siguiente de esta inusual llamada, Acosta Mesa es acuchillado tres veces
por un joven nombrado Cristian, quien actuó de manera dolosa,
premeditada y alevosa. Increíblemente, Cristian deambula a toda hora por
las calles de Cojímar, con el amparo ostensible de las autoridades
castristas.

Rumores imposibles de corroborar, dadas las condiciones del secretismo
en Cuba, afirman que Cristian, detenido por la Policía Nacional
Revolucionaria tras su intento asesinar a Duany, fue liberado por
órdenes de la Seguridad del Estado.

http://www.cubanet.org/CNews/y2010/junio2010/10_C_6.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
June 2010
M T W T F S S
« May   Jul »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: