Cuba Derechos Humanos

Se mueve la política en Cuba?

27 de Junio del 2010, 10:11 AM

¿Se mueve la política en Cuba?

Una carta firmada por 74 opositores cubanos al senado norteamericano ha
levantado numerosas reacciones entre los cubanos emigrados, unos favor y
otros en contra. ¿Qué está sucediendo en la mayor de las Antillas?

La reciente carta firmada por 74 opositores que viven en la isla, y que
solicita al Congreso de los Estados Unidos el levantamiento de las
prohibiciones que impiden a los norteamericanos visitar a Cuba, es uno
de los dos acontecimientos recientes más importantes del escenario
político cubano. El otro sería la negociación del general/presidente
Raúl Castro con la jerarquía católica nacional encabezada por el
cardenal Jaime Ortega. Pudiera ser que entre ambos acontecimientos
existiera una relación –el tipo de relación más importante en la
política: la que no se ve- y si así fuera creo que ese escenario estaría
cambiando cualitativamente.

Ante todo, la carta de los 74 ha sido una declaración reveladora. No
importa ahora si los congresistas americanos la tomarán en cuenta o no,
o si los redactores se equivocan en una u otra argumentación. Lo
importante realmente es que por primera vez ocurre un pronunciamiento
público de un segmento muy importante de la oposición en contra de un
aspecto del bloqueo/embargo. Y al hacerlo esa oposición se posiciona de
manera muy provechosa para el futuro.

Ante todo, yo creo que a las objeciones regulares que se han hecho al
bloqueo/embargo –su ineficacia, su costo humano, la pérdida de
oportunidades políticas que implica al reducir las áreas de contactos
con la población cubana, el tributo que ello paga al discurso
apocalíptico del Clan Castro, etc.- hay que agregar una objeción mayor:
quienes apoyan hoy el embargo (no importa por cuales razones) están
hipotecando un pedazo del futuro por las urgencias del presente.
Sencillamente porque están otorgando a los Estados Unidos el derecho a
decidir sobre nuestro futuro, a condicionar rumbos políticos y por
tanto, a usar cuotas de soberanía que la nación cubana (de manera
soberana) no ha decidido conceder.

Y por ello los 74 crecen como actores políticos, y – este es otro
aspecto que quiero resaltar- pudieran ganar un mayor espacio en la
sociedad cubana que intuyo es mayoritariamente opuesta al bloqueo. Si lo
hacen, los 74 estarían produciendo un intento de conversar con esa
sociedad que, por supuesto, no se consigue cuando se adereza el lenguaje
político para ganar favores en los círculos políticos americanos o de la
derecha europea. Y conversar con la sociedad cubana, ser reconocida por
ella como interlocutores, es la urgencia mayor que tiene la oposición
cubana.

La otra cuestión es cómo se relaciona esto con los coqueteos del
General/Presidente con el Cardenal. Un paso interesante, que no evalúo
en los términos emotivos que plantea el dilema de aplaudir o rechazar.
Invito a verlo con toda la frialdad que la política exige.

Se trata ante todo de una maniobra muy poco usual en Cuba
postrevolucionaria, en que el Jefe de Estado decide conversar con una
institución nacional no gubernamental sobre temas políticos internos y
hacer concesiones, aún cuando éstas sean pequeñas, lentas y se enuncien
como humanitarias. Una manera muy poco usual de reaccionar frente a un
pico de la actividad oposicionista, y baste recordar que hace 7 años,
cuando el Proyecto Varela señalizaba ese pico, la reacción
gubernamental fue convocar a un ridículo plebiscito sobre el carácter
eterno del régimen político y encarcelar de un golpe a 75 activistas.

Me interesa destacar que estas conversaciones tienen lugar en un
escenario que, del lado gubernamental, tendría tres características
principales:

1. Raúl Castro ha logrado recomponer a la élite con personas de su
entera confianza, que incluye verdaderos dinosaurios de la vieja guardia
y nuevos cuadros provenientes del aparato económico del ejército. Esto
le permite mayor independencia de Fidel Castro que probablemente ya esté
en una fase de agotamiento biológico, solo apto para rituales y
predicciones futbolísticas;

2. Afronta una aguda crisis económica que lo está obligando a adoptar
medidas restrictivas del consumo popular y del proteccionismo
clientelista, y a abrir espacios a la actividad del mercado privado,
todo lo cual erosiona los mecanismos más sutiles de control político e
ideológico de la población. La probabilidad de un nuevo maleconazo sin
el recurso político de Fidel Castro es algo que aterroriza a los
dirigentes cubanos, y de ahí el sentido contrainsurgente dado a las
maniobras Bastión del 2009;

3. Está atravesando por un escenario político muy complejo. Si bien es
cierto que en lo fundamental la gobernabilidad autoritaria no está
siendo retada en términos políticos por una masa crítica de la
población, el desencadenamiento de sucesos desde la muerte de Orlando
Zapata ha colocado al gobierno en una pésima situación internacional que
erosiona los avances alcanzados en esta esfera desde el 2008. Y que de
paso sitúa al gobierno cubano demasiado cerca para todos los fines del
impredecible Hugo Chávez.

En otras palabras, que la élite postrevolucionaria está obligada a mover
sus fichas para ampliar sus apoyos si quiere consolidar y reproducir su
propio poder. Y es en ese contexto que se inscribe la conversación con
la jerarquía clerical. Un proceso de toma y daca en que Raúl Castro
trata de conseguir la venia de una institución de alcance nacional,
conservadora y nacionalista, que, al menos de inmediato, no le va a
exigir el poder político ni el establecimiento de la democracia. Y es
así porque la iglesia misma no es una institución democrática y porque a
pesar de su fuerza relativa, la iglesia cubana es débil desde que en el
siglo XIX los sacarócratas cubanos convirtieron a curas y parroquias en
activos empresariales. La jerarquía católica, por su parte ha desplegado
toda la sabiduría y la paciencia de dos milenios, y ha obtenido un
salvoconducto que la coloca en la zona de goal de la política nacional.

Recalco –antes que algún combativo lector me lo recuerde- que esto es
una movida del Clan Castro para ganar tiempo y espacio. Ninguna élite se
suicida o comparte su poder motu proprio y la cubana no sufre presiones
particulares para hacerlo. No se trata del inicio de un proceso de
democratización o de cambio de régimen político. Solo digo que es una
movida auspiciosa poco usual, que abre espacios para otras movidas de
fichas, como ha sido, por ejemplo, el pronunciamiento de los 74. Como
también pudo ser la propuesta de un grupo de Damas de Blanco acerca de
limitar provisionalmente sus actividades en espera de mayores
resultados, que finalmente no sé como concluyó. Y como pudiera ser
cualquier acción que, sin aplaudir o agradecer, reconozca la importancia
de las movidas y haga las suyas para lograr lo que tiene que ser la
principal razón de la oposición: llegar con el mensaje adecuado y en el
momento adecuado a la población cubana. Justo lo que las Damas de Blanco
han logrado hacer crispando los nervios de los aparatos represivos.

Precisamente lo que un opositor, Reynaldo Escobar, argumentaba en un
artículo que cerraba con una afirmación que vale la pena recordar:
"Habrá que prescindir de la unidad si queremos avanzar en aquello que
estamos de acuerdo".

Por eso creo que el pronunciamiento de los 74 es inteligente e
innovador. Y creo que sería muy oportuno que ese pronunciamiento pudiera
romper la cortina de censura que existe en Cuba, para que la gente común
pueda conocer que la oposición antigubernamental es diversa, como
diverso y pluralista debe ser el sistema político del futuro. Y, por
supuesto, que conozcan que el futuro no se reparte entre la opción
autoritaria y represiva que encarna el Clan Castro en nombre de una
revolución que hace mucho tiempo se extinguió y un socialismo que nunca
existió, y la derecha neoliberal y atrasada que apoya el bloqueo/embargo
hipotecando el futuro de la República, paradójicamente en nombre de ua
democracia que su propia vocación haría imposible.

Y mover fichas, que, al final, eso es la política.

Haroldo Dilla Alfonso"

http://www.7dias.com.do/app/article.aspx?id=77664

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
June 2010
M T W T F S S
« May   Jul »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: