Cuba Derechos Humanos

Los dos bloqueos

Los dos bloqueos
René Gómez Manzano

LA HABANA, Cuba, junio (www.cubanet.org) – En esta última semana ha
continuado la crisis generada por el hundimiento de un buque de guerra
surcoreano. El país afectado ha acusado directamente a la República
Popular Democrática de Corea que, en realidad, es un reino nada popular
y aún menos democrático.

Desde la izquierda, otros han creído ver en el hecho la mano siniestra
de los Estados Unidos. Lo anterior fue planteado en el programa Dossier,
que conduce Walter Martínez, quien, en su desenfreno "progre", ha creído
ver en la fugaz visita a China del tirano de Pyongyang, la prueba
irrefutable de su inocencia.

Esa especulación fue recogida con entusiasmo por Fidel Castro en uno de
sus últimos trabajos periodísticos. En verdad, no cabía esperar otra
cosa, pues ya se sabe que el Reflexionante en Jefe no suele permitir que
le quiten el sitio de honor que ocupa entre los enemigos de los Estados
Unidos.

A pesar de la importancia de ese enfrentamiento, la noticia principal de
la última semana ha sido dudas la irrupción de tropas israelíes en los
buques de una flotilla que transportaba ayuda para los palestinos de la
franja de Gaza.

Las evaluaciones de este suceso no han estado exentas de las inevitables
diferencias de enfoque y diversidad de matices, aunque el tono general
ha sido de rechazo y condena al asalto.

Los integrantes de la flotilla se proclaman como pacíficos. A fuer de
sincero, debo decir que las filmaciones de sus entrenamientos a bordo,
así como los tubos, maderos y cabillas que ellos blandieron frente a los
asaltantes, no me parecieron demasiado pacíficos.

Se reprocha acremente que los atacantes arrojaran al mar varios
cadáveres —versión no comprobada, hasta donde sé —, pero esos mismos
críticos se cohíben de reprender los lanzamientos por la borda de
soldados israelíes vivos, que sí están plenamente documentados…

De todos modos, lo que me ha animado a escribir este artículo no son
esas opiniones rectas o torcidas, sino la unanimidad con que todos
hablan sobre el bloqueo establecido por Israel contra la franja de Gaza.

No es que el término esté siendo usado con absoluta precisión: Se sabe
que en ese estrecho territorio semidesértico de Palestina viven más de
un millón de personas, cuya supervivencia durante años sería
incompatible con la existencia de un verdadero bloqueo en toda regla.

Pero es cierto que, como demuestran los hechos relacionados con la
flotilla, el ingreso a Gaza de alimentos, combustibles y otros productos
vitales, está sujeto a las limitaciones y controles establecidos por el
estado judío.

Nada ni remotamente parecido sucede en Cuba, que puede comerciar
libremente con todos los países del mundo, excepto uno. Pero incluso
Estados Unidos, a pesar del embargo, es nuestro principal suministrador
de alimentos.

Eso no importa. El régimen de La Habana y sus defensores seguirán
empleado la palabra "bloqueo" para referirse tanto a lo que padece Gaza,
como a Cuba, a pesar de que —como queda dicho— se trata de cosas
totalmente distintas.

Son dos bloqueos: el que más o menos es de verdad, y el de mentiritas. O
para decirlo en criollo: el de relajo.

http://www.cubanet.org/CNews/y2010/junio2010/09_C_4.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
June 2010
M T W T F S S
« May   Jul »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: