Cuba Derechos Humanos

LA DICTADURA INDECISA

LA DICTADURA INDECISA
10-06-2010.
Héctor Julio Cedeño Negrín
Periodista Independiente

(www.miscelaneasdecuba.net).- El general estrellado no acaba de
encontrar el rumbo, su actuación ambigua e insegura demuestra su falta
de liderazgo y manifiesta que él no tiene ni la idea de lo que habría
que hacer en la actual situación muy delicada en que vive nuestra
nación. Yo, aunque ciertamente no soy un conocedor, me atrevería a darle
un consejo.

No es que le proponga entregar las armas, mi consejo es otro y muy
sencillo y se refiere sólo a que intente desactivar al menos
provisionalmente, la creciente ofensiva contra su vilipendiada
dictadura. Y no me refiero solamente, a la que llaman, "ofensiva
mediática", si no a la diplomática, política, económica y de todo tipo,
que cada vez cobra más fuerzas en innumerables rincones de todo el planeta.

Los Presos Políticos, especialmente los Prisioneros de Conciencia, son
definitivamente una espina clavada, que no sólo le dificulta el andar
a los gobernantes cubanos, sino que ni siquiera les permite progresar.
Por mucho que los mentirosos de siempre repitan una y otra vez y
reafirmen hasta la saciedad que esos prisioneros internados en las
mazmorras de la tiranía son simples mercenarios pagados por el
imperialismo yanqui, esa teoría, tan absurda e irracional, no funciona
ni minúsculamente.

Nadie puede comprender en Cuba o en el extranjero la existencia de unos
mercenarios pacíficos, incapaces de empuñar un arma en contra de quienes
los lesionan, encarcelan o asesinan. Unos mercenarios que incluso, son
capaces de morir estoicamente en una larga huelga de hambre para
reclamar por el respeto de sus derechos y de su libertad, a expresarse
pacíficamente, como lo hizo el intrépido, Orlando Zapata Tamayo.

Y no es que quiera que se salve su tiranía, todo lo contrario, espero
que se hunda pronto, en el mismísimo infierno, sino que cualquiera puede
vislumbrar fácilmente que poner en libertad inmediata a por lo menos
todos los Prisioneros de Conciencia, le permitiría al desgobierno que
usted semi-representa, un respiro en su desesperación. Eso, si ustedes
fueran personas inteligentes y con cierta coherencia en la actuación.

Porque el objetivo que persiguieron al encarcelar a más de setenta y
cinco opositores en el año 2003, que posteriormente fueron declarados
'Prisioneros de Conciencia', refleja a siete años de su realización, que
la acción ejecutada fue un verdadero disparate, de las mediocres
inteligencias que lo elucubraron.

Si los ideólogos de la dictadura fueran lo suficientemente autocríticos,
como supuestamente les ha enseñado su amado líder, pudieran percatarse
de que los objetivos trazados para aquel marzo nefasto de 2003 fueron un
estrepitoso fracaso. Y no solo eso, sino que ha tenido un resultado
totalmente contraproducente para la dictadura, o sea, que el tiro les
salió a toda velocidad por la culata.

Si pretendieron intimidar al pueblo cubano para que se replegara en su
lucha por la libertad, la democracia y por el respeto de los derechos
humanos, no lo consiguieron en lo absoluto. Contrariamente a lo
proyectado se han multiplicado de manera exponencial los activistas, sus
acciones y las organizaciones que extienden su potencial contestatario
por toda la isla.

La anterior tranquilidad relativa de la que disfrutaban los gobernantes
cubanos antes de las redadas de la Primavera Negra del año 2003, se
fracturó. Aunque todos sabemos, que para aquella fecha estaban
sumamente intranquilos y nerviosos, ahora podemos constatar que para
esta fecha están muchísimo peor, más desgastados y aborrecidos por toda
la población a pesar de que ha seguido funcionando, a toda marcha, la
válvula de escape de la emigración. Es decir, que en esta hora el
descontento está incrementando su aceleración.

Raúl, según la teoría del malo y del bueno o del despiadado y el
compasivo, al balancearlo entre él y su hermano Fidel, siempre ostentaba
la posición del tipo recalcitrante. Este método, bastante mal aprendido,
lo utiliza la Policía política en su enfrentamiento a los opositores.
Pero sólo funciona para el que no esté prevenido y no lo conozca.
Así pues Raúl, era el gran general de mano de hierro, con el
que no era posible protestar ni negociar. Cierto que fue uno de los
que más fusiló y ahorcó gentes, pero los asesinos no son
precisamente los guapos ó los duros, sino los temerosos y los cobardes.

Cuando le designó su hermano como el sustituto de la satrapía
hereditaria por nepotismo, el salió con mano potente, reactivó los
juicios sumarísimos por todos los barrios y vociferó que en Cuba tenía
que trabajar hasta el gato, que no se permitiría, bisnear, trajinar, ni
trapichar a nadie.

Hasta una muchacha que revendía huevos en la calle Ejido, comprados
legalmente en los inestables mercados de la dictadura, a un precio
menor, fue condenada a un año de prisión y una señora mayor que vendía
jabitas de nylon, fue igualmente sentenciada a un año de cárcel, por un
tribunal callejero en un juicio sumarísimo y desesperada al verse
encarcelada, ella que jamás estuvo en una Estación de Policía, se cortó
las venas y se suicido.

Así se hicieron redadas en toda la Ciudad de la Habana (en todo el
país, pero es aquí donde soy testigo). La cosa se puso tan fea (debo
aclarar que la cosa de la que hablo, no es Fidel Castro, como lo llaman
el pueblo por las calles, si no la situación dentro de la población),
que estuvo a punto de chocolate y la gente comenzaron a tirarse para la
calle, ellos aflojaron la mano de inmediato se suspendieron los juicios
callejeros y más o menos volvieron las cosas a la normalidad.

Continuaron, el hurto, el robo, el invento y las autoridades se hicieron
los de la vista gorda, se apaciguó la sublevación (claro no fue una
protesta política, sino la protesta por no poder conseguir lo necesario
para comer y sobrevivir, fueron incidentes con la policía y con
inspectores, sobre todo). Ahora se bisnea y se trapichea, más que en
tiempos de Fidel. O sea, que Raúl no es tan duro, na, como decimos los
cubanos, Raúl es más cáscara que boniato, aunque la población encuentre
que con Raúl todo está peor. Y lo está.

Hace un tiempo, cuando el comediante en jefe estaba ya 'pa la tonga',
pero que aún respiraba, me cruzó Raúl por el lado dentro de una
Limousine Hiunday de color blanco, iba a gran velocidad acompañada de un
par de motos que le habrían el paso. No pude verle ni el pelo, aunque
los que vimos el vehículo, sabíamos que se trataba del general, eran más
de la una de la madrugada y me encontraba yo a la entrada del reparto
Koly. Ahora, luego de ser investido el sátrapa, como 'Tirano Oficial' de
la dictadura castrista, según me cuentan algunos amigos, ya no se mueve
solo, sino en una gigantesca caravana en la que marchan un montón de
vehículos.

Ahora tiene mucho más miedo que antes y no es para menos, ahora no le
teme tanto a un atentado de la CIA, ni del imperialismo, a lo que le
teme Raúl, no es ni siquiera a Luis Posada Carriles, al que tanto le
temía Fidel, sino que Raúl ahora le teme, incluso, hasta su propia sombra.

Por ello le convendría tratar de que mejore la situación para toda la
población, que alguien le pueda otorgar algún crédito sustancial y que
puedan ser más confiables y seguras las inversiones y ventajosas para
los que invierten, porque de lo contrario nadie vendrá y todo se irá
poniendo cada vez peor y puede continuar incrementándose el criterio,
entre los militares, de que otra persona, más joven y con superior
aptitud, lo puede hacer mejor.

No siempre los órganos de la inteligencia podrán neutralizar estas
situaciones e incluso en la propia inteligencia puede estar el peligro,
por su gigantesco poder, aunque se trate de acomodar a los oficiales
para que tengan mejor calidad de vida y ofrecerles otras gratuidades, se
sabe que hay fracturas dentro de los cuerpos armados, aunque se oculten
y que además estos son muy grandes y por tanto muy difíciles de controlar.

Por eso le recomiendo al general, que no trate de hacerse el duro, que
aquí lo conocemos muy bien, libere a los presos políticos y quítese por
lo menos, esa carga de encima, que en definitiva usted no puede con
tantas cosas a la vez.

¡NO SE HAGA EL MACHAZO DE LA PELÍCULA, MI GENERAL! En definitiva, no
estamos en México.

Héctor Julio Cedeño Negrín
Periodista Independiente de Cuba.

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=28301

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
June 2010
M T W T F S S
« May   Jul »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: