Cuba Derechos Humanos

Modernidad en Cuba

Modernidad en Cuba
Tania Díaz Castro

LA HABANA, Cuba, mayo (www.cubanet.org) – A los historiadores cubanos,
hasta a los que reciben un salario estatal y apoyan al régimen castrista
que les edita sus libros, a veces les es difícil mentir acerca de la
verdadera historia de nuestro país.

María del Carmen Barcia Zequeira -1939-, por ejemplo, es una
investigadora titular, especializada en el siglo XIX cubano. Su último
libro, Capas populares y modernidad en Cuba -1878-1930-, publicado en
2009, es una verdadera joyita, digna de estudio para aquellos que
desconocen la modernidad, que se desarrolló en la isla cuando más de 230
mil esclavos -el 17% de la población-, comenzaron a disfrutar de sus
derechos, escamoteados durante siglos.

Barcia Zequeira describe el tránsito hacia la modernidad sin miedo
alguno. Si analizamos sus puntos de vista sobre el aceleramiento del
movimiento de las ciudades hacia la modernidad, cuando las familias
pudientes se trasladaron al Cerro y luego al Vedado, y las capas
populares convertían las casonas abandonadas en solares (casas de
vecindad) para numerosas familias -una familia en cada habitación-,
tendríamos que aceptar que La Habana y el resto del país han retrocedido
años luz en "modernidad" a partir de 1959, con el triunfo del castrismo.

Según un informe oficial del gobierno castrista, más del 43% del fondo
habitacional del país está en mal estado. En la capital han proliferado
los barrios marginales y durante cincuenta años de socialismo los
solares no han podido ser erradicados.

La modernidad comenzó a demostrar su fuerza pujante cuando en 1889 la
electricidad toma posesión de la vida ciudadana y en 1901 circulan por
nuestras calles los tranvías; los cubanos hablan por teléfono, cocinan
con gas, sienten el fresco de un ventilador, se trasladan en autos y
bicicletas y, recién finalizada la ocupación norteamericana, los
ferrocarriles llevan a los sorprendidos cubanos por las provincias del país.

La señora Barcia no puede menos que repetir lo que la prensa de aquellos
años decía: "Cuba, dentro de cinco años nada más, será un emporio de
riqueza y un centro maravilloso de progreso y civilización".

Tampoco deja de mencionar que "otro beneficio masivo, desplegado por la
modernidad durante la ocupación norteamericana, fue la higiene pública,
desapareció la fiebre amarilla y otras enfermedades endémicas gracias a
la instalación de drenajes para las aguas albañales, y se fumigaban,
limpiaban y reparaban las calles y aceras, así como las viviendas más
pobres".

Por último, nos recuerda la señora Barcia que hasta el siglo XIX la
población se había concentrado en la provincia habanera, sobre todo en
su capital, pero "de forma paulatina La Habana dejó de crecer
aceleradamente y fue sustituida en este aspecto, primero por la región
central y después por la oriental, comarcas donde se producía una
apreciable inversión de capital norteamericano".

No es necesario un comentario más de la escritora. Si ahora ocurre todo
lo contrario es porque "la modernidad" se detuvo y no se sabe cuándo se
pondrá en marcha de nuevo.

http://www.cubanet.org/CNews/y2010/mayo2010/18_C_5.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
May 2010
M T W T F S S
« Apr   Jun »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: