Cuba Derechos Humanos

Será culpa de la CIA?

¿Será culpa de la CIA?
Luis Cino (PD)

LA HABANA, Cuba, abril (www.cubanet.org) – Tengo que admitir que a veces
el Comandante tiene razón, como cuando advirtió en la Universidad de La
Habana en diciembre de 2005, con Felipito Pérez Roque a su vera y tan
empalagado que babeaba miel, que sólo la corrupción podría destruir a la
revolución. Y ahora que nada sale bien, los remendones y los
retranqueros no dan abasto y la corrupción da al cuello, la revolución
se cae a pedazos. ¡Qué razón tenía el Comandante!

La corrupción amenaza la supervivencia de la revolución mucho más que
la ley Helms- Burton, la Posición Común Europea, los grupos disidentes,
las Damas de Blanco, la huelga de hambre de Guillermo Fariñas; Yoani
Sánchez y los blogueros, los periodistas independientes, Radio y TV
Martí, el grupo Prisa, el hip-hop de Los Aldeanos, la campaña mediática
internacional, los mosquitos Aedes Aegyptis, el calentamiento global y
el revolcón que le dio Carlos Alberto Montaner al pobrecito Silvio
Rodríguez, que en el intento de ripostar por poco se queda sin cerebro
para escribir nuevas canciones.

El riesgo es más serio de lo que todos pensaban. La corrupción no tiene
para cuando parar. Pica, repica, se extiende y hace metástasis.

Ahora mismo la muerte (¿suicidio, infarto?) en La Habana del gerente
chileno Roberto Baudrand añade vapor a los rumores (porque oficialmente
nada se dice en Granma o el NTV) sobre el caso que involucra a Rogelio
Acevedo, que fue presidente hasta el 8 marzo del Instituto Cubano de
Aeronáutica Civil (IACC), y el condottiero-magnate-marxista
chileno-cubano (la combinación parece digna de Les Luthiers) Max Marambio.

A Baudrand no lo dejaban salir de Cuba porque la Fiscalía General de
la República investigaba a Alimentos Río Zaza SA., propiedad a partes
iguales del Estado cubano y del International Network Group de Marambio,
a quien le congelaron 30 millones de dólares y no precisamente por la
crisis de liquidez del gobierno cubano. Río Zaza S.A. tenía ingresos
anuales de 100 millones de dólares, el 80% de ellos provenientes de sus
operaciones en Cuba.

Dicen que están detenidos bajo investigaciones, entre otros, la esposa
de Acevedo, que era gerente de ventas de la Río Zaza Foods, dos gerentes
de Cubana de Aviación, y una ejecutiva de la empresa Sol y Son, también
propiedad de Marambio.

¡Vaya momento para un escándalo tan millonario y tortuoso que parece de
novela! Es mejor que empiecen a explicar, no sólo al gobierno chileno
las circunstancias de la muerte de Baudrand (pudiera ser sencillo,
cualquier pesquisado se suicida o muere del susto), sino qué pasó con
los millones de dólares perdidos al pueblo cubano, que de tanta
inmundicia hace rato pasó de las arcadas al vómito.

Un sistema no puede producir tantos demonios. Tal corrupción galopante
no puede ser obra del azar. El más sagaz periodista del programa Mesa
Redonda, Reinaldo Taladrid, siempre lo dice: "Follow the Money". ¿Será
que la CIA, ya que no pudo matar al Máximo Líder en más de 600
atentados (¿son más?), decidió podrir hasta la médula de sus genuflexos
espinazos a los hombres de mayor confianza en la corte verde olivo? ¿Les
pagará la CIA a través de las fachada de la USAID o el Nacional
Endowment for Democracy (como repite el periodicastro Jean Guy Allard
hasta largar los dientes que hace la agencia con los disidentes) para
que roben y desfalquen las cuentas de la revolución?

¿Será por un puñado de dólares más de lo que pagan a los presos comunes
para que mueran en huelga de hambre con los que compraron a Carlos Lage,
Felipe Pérez Roque y Carlos Valenciaga, para que se empalagaran con la
miel del poder y se volvieran absolutamente indignos?

luicino2004@yahoo.com

http://www.cubanet.org/CNews/y2010/abril2010/20_C_1.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: