Cuba Derechos Humanos

SE DETERIORA LA SALUD DE PRISIONERO POR FALTA DE ATENCIÓN MÉDICA

SE DETERIORA LA SALUD DE PRISIONERO POR FALTA DE ATENCIÓN MÉDICA
2010-04-19.
Efrén Fernández Fernández, Prisionero de Conciencia del Grupo de los 75.

(www.miscelaneasdecuba.net).- Guanajay. La salud física y síquica de
otro preso se deteriora con creses en la prisión de Guanajay por no ser
atendido por especialistas médicos.

El preso común Yoel Hernández Silva, de 37 años de edad, reside en la
calzada de 10 de octubre, entre Acosta y O'Farril en la capital del país.

Desde hace 15 años el alcoholismo que parece Yoel le ha causado
trastornos síquicos por lo que siempre fue atendido en un centro
especializado en esta enfermedad e incluso en dos ocasiones ha estado
ingresado en el Hospital Psiquiátrico de La Habana.

Hace dos años y medio un infarto cardiaco privó la vida de su querida
esposa, quedando huérfana de madre su hijita de un año de edad. Esta
triste situación agudizó aún más su enfermedad.

A mediado del año 2009 un policía le ocupó en su domicilio un cuchillo y
por esta razón fue sancionado a un año de privación de libertad por el
delito de tenencia de arma blanca, que comenzó a cumplir inmediatamente
en el centro correccional de Inocencio en el municipio Quivicán de la
provincia Habana.

En los casi 8 meses que permaneció en ese establecimiento penitenciario,
jamás le prestaron atención médica pues el capitán Perdomo, Jefe del
citado centro le manifestó que los militares no tenían tiempo para
llevar los presos al hospital.

En un pase reglamentario de fin de semana Yoel Hernández Silva tuvo
una reyerta con un vecino que le había dañado el tejado a la casa de su
mamá, siendo acusado y sancionado a otro año de privación de libertad
por el delito de lesiones leves.

Por eso, en enero del presente año fue trasladado a esta prisión de
Guanajay, tan pronto llegó solicitó ser atendido por los médicos de la
prisión, quienes ordenaron su traslado e ingreso en el hospital
Psiquiátrico de La Habana.

Desde esa fecha, es decir hace más o menos 3 meses, los médicos y las
autoridades penitenciarias lo han engañado constantemente pues cada vez
que le dan una fecha de ingreso no lo llevan al hospital alegando en
cada ocasión una mentira diferente.

Por ejemplo, le han dicho que el infernal carro jaula está roto, que no
hay combustible, que en el hospital Psiquiátrico no existe una cama
disponible para él, o que no tienen militares para efectuar el traslado.

Los días pasan y la salud de Yoel se sigue degradando. Ha perdido todo
el cabello, los pelos de las cejas y las pestañas así como los del resto
del cuerpo, se encuentra muy alterado y apenas duerme.

Casi todo el día lo pasa acostado en su cama y la claridad le causa
molestias en sus ojos. El tratamiento médico indicado anteriormente por
los especialistas que consiste en triomacina y cloropacina no se lo
suministran.

El médico que atiende a los reclusos del departamento número 4 llamado
Yusel Valdez Tamayo, orientó que le inyectaran Diazepán con Benadrilina
para que pudiera dormir. Esto es una odisea pues se hace engorroso que
los militares lo lleven al puesto médico de la prisión.

La tribulación del preso común Yoel Hernández Silva se acrecienta, ya
que criminalmente no le prestan la atención médica que requiere,
constituyendo esto un trato cruel e inhumano que viola fragante mente
los derechos humanos y las normas mínimas para el tratamiento de
reclusos de las Naciones Unidas.

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=27255

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: