Cuba Derechos Humanos

RIÑA TUMULTUARIA EN CLUB HABANERO Y SUS CONSECUENCIAS

RIÑA TUMULTUARIA EN CLUB HABANERO Y SUS CONSECUENCIAS
2010-04-17.
Lázaro Yuri Valle Roca, Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

(www.miscelaneasdecuba.net).- Ciudad de La Habana, 15 de abril de 2010.-
En la madrugada del sábado 10 de abril de 2010, se originó una riña
tumultuaria en el Café-Club Barbaram de la Avenida 26, Nuevo Vedado,
municipio Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana.

Según me refieren los trabajadores, la riña comenzó por una silla.
Enseguida llamaron a la Policía, que llegó como dos horas más tarde
después de haberse ido todos los consumidores.

Los involucrados en el problema son del municipio Cerro, y los
trabajadores observaban como sacaban cuchillos de todos los tamaños,
también se acuchillaban. Hubo varios heridos, entre ellos una joven de
17 años quien tiene cuchilladas de consideración.

También rompieron las mesas, sillas, los cristales del Bar, y de la
fachada del local, con las piedras que se lanzaban los dos bandos,
posicionados a cada lado de la Avenida 26, por donde siguieron peleando
en dirección hacia la Ave 51.

Caridad Martínez, quien reside en la Avenida 26, No. 1458, entre Santa
María y Santa Rosa, y su hija Maylín, de 25 años de edad, -convaleciente
de una operación de la vista- no podían conciliar sueño. Ella oía música
en la sala de su casa, cuando irrumpen violentamente los "gladiadores",
rompiendo la cadenilla de seguridad que utilizan para poder dejar la
puerta entreabierta para que corra la brisa.

El que estaba siendo atacado quiso poner de escudo a la hija de Caridad,
pero ella pudo zafarse, cae al piso y se queda quieta, hasta que
abandonan la casa, siguiendo el pleito afuera, mientras gritaban:
"¡Mátalo que todavía está vivo!".

Después se supo que este joven, de la raza negra, de unos 20 años, llegó
muerto al Hospital Clínico Quirúrgico.

Caridad me cuenta que las paredes de la sala estaban llenas de sangre
después de lavadas se podía sentir el olor a sangre, la cocina y el baño
también. Caridad se estaba bañando en ese momento, por lo que tuvo que
salir desnuda a refugiarse en el techo de la casa, le robaron un
teléfono celular, un cuchillo, y varios adornos, le rompieron un buda
que tenía en la sala, y la lámpara de techo.

Caridad y su hija me expresan que ellas llamaron a la Policía varias
veces, llegando tres horas después de terminado el trágico suceso.
"Además, a estas horas de la madrugada no ves un policía en la calle, es
una falta de respeto", me dice, "pero para ponerte una multa aparecen 10
policías".

Hasta el momento de redactar este suceso, no se había detenido a ninguno
de los perpetradores.

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=27209

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: