Cuba Derechos Humanos

Por qué alardean los comunistas?

¿Por qué alardean los comunistas?
Laritza Diversent

LA HABANA, Cuba, abril, www.cubanet.org -Después del discurso del pasado
domingo de Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de
Ministros, el escenario dentro de la isla quedo ennegrecido: por la
crítica situación económica y por la falta de expectativas. El pesimismo
aumentó.

Los cubanos saben, gracias los medios de comunicación oficiales de la
dictadura, que hay una "feroz y concertada campaña mediática contra la
Revolución Cubana, organizada, dirigida y financiada desde los Estados
Unidos, con el auxilio de la Unión Europea".

Gracias a las antenas, cables y cuentas de internet ilegales, conocen
del rechazo mundial por la muerte de Orlando Zapata, un cubano fallecido
en prisión tras 86 días de huelga de hambre; la violenta represión
contra las Damas de Blanco, un grupo de mujeres que exigen la libertad
de sus familiares presos políticos y la insensibilidad del gobierno ante
la huelga de hambre del disidente Guillermo Fariñas.

"La cosa está que arde", dice la mayoría; pero pocos creen que realicen
cambios. La percepción se generalizó, después escuchar al General de
Ejército: No cederemos jamás al chantaje, de ningún país o conjunto de
naciones por poderosas que sean, pase lo que pase.

En casi todas sus frases utilizó la primera persona del plural:
nosotros, para dejar bien claro quiénes constituyen el demos en este
país. Cuba no teme a la mentira ni se arrodilla ante presiones,
condicionamientos o imposiciones, vengan de donde vengan.
Curiosamente esta última frase aparece en el acta de constitución de los
Brigadas de Respuesta Rápida (BRR), documento anexo al Plan contra
alteraciones del orden y disturbios contrarrevolucionarios.

El plan circula, de mano de los dirigentes del PCC, en los centros
laborares y tiene como objetivo principal coaccionar a los trabajadores
para enfrentar, con armamento rústico: palos, cabillas y cables,
cualquier manifestación disidente, venga de donde venga y en la cuantía
que sea.

Otro chantaje que coloca entre la espada y la pared a los trabajadores
cubanos, después de las amortizaciones de plantillas laborales,
emprendidas por el gobierno. Una de dos: se comprometen o son declarados
"disponibles". El que no firme las actas de constitución de las BRR,
corre serios riesgos de quedar desempleado.

El mensaje es claro: los que no estén de acuerdo con las políticas
socialistas ya saben a lo que se exponen. No habrá cambios, por lo menos
de forma pacífica. Si pretenden acorralarnos, sepan que sabremos
parapetarnos, alertó. Tenemos derecho a defendernos, agregó. Ya sabemos
cómo: con las BRR.

El también Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista
de Cuba, aseguró que ante las actuales escaramuzas de la ofensiva de la
reacción internacional, este país jamás será doblegado, por una vía u
otra, antes prefiere desaparecer, como lo demostramos en 1962.

Solo un inconsciente podría vanagloriarse de los momentos en que puso en
riesgo de extinción a toda la humanidad. Gracias a Dios que los
soviéticos, se dieron cuenta de la locura de los Castro y negociaron a
sus espaldas la solución de la crisis. La vejez no los ha hecho cambiar,
siguen tan soberbios como hace 46 años. Empeñados en desaparecernos del
mapa con tal de salvar su pellejo.

Evidentemente el mensaje de Raúl no estaba dirigido a la comunidad
internacional, sino al propio pueblo cubano. Los mandamases cubanos
necesitan alardear, mostrarse invencibles y todopoderosos, para evitar
que al rechazo mundial, se sume una conmoción social interna, como la de
1994. Descontento hay, y también una muy crítica situación económica.

http://www.cubanet.org/CNews/y2010/abril2010/14_C_4.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: