Cuba Derechos Humanos

LA DICTADURA COBARDE DE RAÚL CASTRO, TIEMBLA ANTE LAS DAMAS

LA DICTADURA COBARDE DE RAÚL CASTRO, TIEMBLA ANTE LAS DAMAS
2010-04-16.
Héctor Julio Cedeño Negrín, Periodista Independiente

(www.miscelaneasdecuba.net). Ellos, que se erigieron en protectores de
la mujer cubana, cuando al instalar la dictadura castrista crearon la
hoy extenuada y decaída Federación de Mujeres Cubanas, FMC, liderada
esta de forma vitalicia por Vilma Espín, la fallecida esposa del General
en Jefe de la satrapía fascista, son, hoy por hoy, los cobardes que las
golpean y que las maltratan. Demuestran la verdadera hipocresía y la
ruindad de su alma espeluznada.

Quien golpea o hace golpear a una mujer, manifiesta su miedo interno y
pone en duda su hombría. Tan desprestigiada está la llamada revolución,
que hasta sus postulados más públicos los pisotea y descaradamente,
pienso que si Celia Sánchez Manduley, llamada por Fidel "la más
autóctona flor, de la revolución" despertara, se avergonzaría de sus
antiguos compañeros de armas, los aborrecería.

Ahora continúan las ratas de la dictadura exigiendo a las Damas de
Blanco un supuesto permiso para caminar por las calles de Cuba, violando
cínicamente el artículo 13 de la Declaración Universal de los Derechos
Humanos sobre el derecho a la libre circulación de las personas. ¿Quién
les atorgó la propiedad de las calles de está nación? Sólo un despótico
gobierno fascista se atreve a tanto.

Pero debemos advertir a los ejecutores de esas órdenes, que la dictadura
no durará para siempre y que sus acciones no podrán quedar impunes. Y no
les juzgaremos por cumplir con sus improcedentes órdenes y sus
arbitrarias leyes, sino por violar nuestros justos derechos. Sus leyes
no le ampararán en el banquillo de los acusados y no serán sus jueces
cómplices los que les juzguen, si no nuestros jueces, los del pueblo.

Ahora hacen circular documentos a través de los centros de trabajo y
otras dependencias, con una circular; usar palos y cabillas contra los
opositores. Eso es un paso altamente peligroso. Tan ensimismados están,
que se creen sus propias mentiras. Piensen objetivamente, porque ustedes
saben que la inmensa mayoría de los cubanos se opone a la dictadura. Si
autorizan los cabillazos, es muy difícil que ustedes reciban sombrerazos.

Analicen sus acciones y no permitan que cunda el pánico entre vosotros,
porque el hecho de declararnos pacíficos no quiere decir que no tengamos
dos manos y un corazón en el pecho. Me pareció muy bonito en días atrás,
como junto con los gritones que ustedes organizan para corear a las
Damas de Blanco, los esbirros que son ustedes mismos y nosotros, los
opositores a la dictadura castrista, marchábamos todos juntos. Ustedes
junto a sus chillones y nosotros cerca de nuestras Damas, por las calles
de La Habana, eso es la tolerancia. Malo es, sí, incitar a la
violencia, sobre todo cuando no se tiene certeza de estar en mayoría.

Eso de fajarse a palos y cabillazos ocurrió en el año ochenta, frente a
la Sección de Intereses de los Estados Unidos de América y provocó
muchos lesionados. Lo recuerdo como si fuera hoy, también ocurrió en el
año 94, en pleno malecón habanero. Recuerdan, hasta Fidel se apendejó.
En aquella época el balance era muy diferente, a la revolución le
quedaban algunos simpatizantes, ahora solo les quedan cuatro gatos y es
mejor no tentar al perro señores, que el perro en ocasiones, come gatos.
Recapaciten.

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=27188

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: