Cuba Derechos Humanos

Hipocracia o democresía

Publicado el lunes, 04.19.10
Hipocracia o democresía
By DANILO ARBILLA

Un buen día un juez español, Baltasar Garzón, resolvió enjuiciar al
dictador chileno Augusto Pinochet. Incluso lo hizo retener en Londres.
Hubo otros casos en que tribunales de justicia españoles asumieron
jurisdicción para juzgar a torturadores argentinos.

Como que España se transformaba, por sí y ante sí, en el juez supremo
universal y el gran fiscal para los violadores de los derechos humanos.

Muchos se preguntaron por qué el Reino de España no se ocupaba, sin duda
con mucha más competencia, de investigar y juzgar los crímenes del
franquismo.

Mientras por un lado salían a dictar cátedra fuera de fronteras, adentro
nada. En el Valle de los Caídos se veneraba al pasado y hasta ministros
de Franco –que lo fueron en momentos duros en que incluso se aplicaba
la pena de muerte a disidentes y a quienes luchaban contra la
dictadura– eran homenajeados, festejados y hasta en casos incluidos en
misiones oficiales –como símbolo y acto de cordialidad– que visitaban
regímenes dictatoriales africanos en pos de negocios y petróleo.

Pero otro buen día, el juez Garzón asumió competencia para, por lo
menos, comenzar a investigar qué fue lo que pasó con las víctimas del
franquismo. Ahí la cosa cambió: el que pasó a ser “reo'' y a ser
juzgado ha sido el “juez estrella'' español.

Parece que se trata de otra cosa; y la gran contradicción, por no decir
hipocresía, española se manifiesta ahora con mayor fuerza y mucha más
exposición. Lo de Franco es cosa juzgada, nadie debe meterse y no hay
lugar a revisiones. Además, si lo hicieran, si se meten, ¿cuán profunda
sería la revisión? ¿Hasta dónde llegaría? ¿Revisarán también el proceso,
y eventualmente la legitimidad y sus distintas fuentes de la
reinstauración de la monarquía?

Y no sólo es eso; resulta que a raíz de todo este proceso los
principales y más altos miembros de la justicia de España son motivo de
enjuiciamiento por parte de organizaciones sindicales y sociales
españolas, que salen a protestar y a defender a Garzón, en lo que ellos
califican como un acto de ejercicio democrático contra el fascismo, y
otros en cambio la señalan como una indebida presión, típicamente
fascista, contra la Justicia y, de hecho, contra las instituciones
democráticas.

Esto es lo que ocurre en la España de Rodríguez Zapatero, que no
reconoce al presidente electo de Honduras, y sostiene que Chávez es el
más democrático de los mandatarios de América Latina. La misma que
defiende a Fidel y Cuba, que hace gárgaras con los principios
democráticos pero cuya defensa, eso sí, la somete a sus intereses
comerciales y económicos. Ni más ni menos, tal como les aconseja Chávez
cuando comienzan a hacerle alguna crítica: antes de seguir, les advierte
el comandante bolivariano, consulten a vuestros empresarios, en
particular a aquellos cuyas empresas están instaladas o tienen negocios
con Venezuela.

En lo que hace al tema del revisionismo histórico es difícil decir qué
es lo que está bien, lo que está mal y qué es lo que hay que hacer. Por
un lado lo del “borrón y cuenta nueva'' sin duda facilita las
transiciones y en alguna medida lo de España durante décadas fue un
ejemplo y motivo de estudios y tesis académicas sobre lo que se debía
hacer para lograr un tránsito en paz. Pero por otro lado, ¿es justo que
quienes cometieron crímenes horrendos no sean, como mínimo, recordados y
señalados por lo que hicieron?

ero aparte de esa disyuntiva, este tema y todo lo que pasa en su entorno
y como derivación, constituye una muestra más de las distintas varas que
se usan, en función de ideologías o tesituras políticas, para medir
hechos y acontecimientos que son iguales y de la misma especie, y del
doble discurso que no ya contamina si no que decididamente ha enfermado
a la democracia.

Hoy la hipocresía, en el marco democrático, eso sí, es la regla. Tanto
que podríamos, a los efectos de precisar mejor las cosas, no hablar de
democracia sino de democresía o hipocracia. Se puede elegir, tanto da,
se trata de lo mismo.

http://www.elnuevoherald.com/2010/04/19/699816/danilo-arbilla-hipocracia-o-democresia.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: