Cuba Derechos Humanos

ESBIRROS MEDIÁTICOS

ESBIRROS MEDIÁTICOS
2010-04-04.
Juan Mario Rodríguez, Corresponsal de Misceláneas de Cuba

(www.miscelaneasdecuba.net).- El ejercicio pleno del bien denominado
Cuarto Poder es un fenómeno que las tiranías han matado y criticado con
la toda la fuerza que solo las balas y las calumnias pueden. Las
tecnologías modernas de las comunicaciones desplazan cada día que pasa a
las posturas estáticas de los ocultadores iluminados que hacen del poder
una herramienta de dominación de nuestros pueblos.

Cuba es en nuestro hemisferio la decana en censura, tergiversación y
manipulación de la información, asignaturas esparcidas en toda el área
geográfica, entre otros, por la tristemente célebre Agencia Prensa
Latina, maquiavélico engendro concebido a imagen y semejanza de la
soviética TASS.

Los medios masivos de información en esta isla están regenteados por el
partido único. El diario Granma, Órgano Oficial del Comité Central del
Partido Comunista de Cuba, es todo un icono entre ellos. En el afloran
diariamente las deflexiones antidemocráticas de numerosos voceros
comunistas de varias nacionalidades. Periodistas serios, comprometidos
con la verdad y con el derecho, no abundan en las nóminas del oficialismo.

Los reportajes hechos por Yosvany Noguet y Gladys Rubio para el
Noticiero de Televisión, en medio de los fascistizantes actos de repudio
contra las valerosas Damas de Blanco en las recientes jornadas de
marchas que cumplieron por el séptimo aniversario de la Primavera Negra,
son una muestra palpable de la pobreza de espíritu y la complicidad con
la tiranía castrista que caracteriza a algunos intelectuales.

Noguet llegó al punto de retar a pelear a nuestro colega Carlos Serpa
Maceira, a quien antes había calificado como mercenario pagado por los
Estados Unidos debido su labor como reportero no oficialista.

Enrique Ubieta, el infame comentarista del diario Granma que profanó la
memoria del mártir anticastrista Orlando Zapata Tamayo, viaja
tranquilamente desde su casa a la redacción y, probablemente, recibió
felicitaciones y hasta un sustancioso premio por la repugnante
abyección. ¿Dónde quedaron la ética, el humanismo, el sentir como
propios los dolores ajenos en ese mendaz palabrero?

Lázaro Barredo Medina, el furibundo director de Granma y Randy Alonso
Falcón, director del espacio televisivo Mesa Redonda, son dos artífices
de la indignidad y la desfachatez con la que los medios de comunicación
del oficialismo cubano se desempeñan.

El mercenario Jean Guy Alard, por su parte, es también un notable
enemigo de la verdad, ciego y sordo defensor de las tropelías del
régimen cubano. Otros profesionales de los medios al servicio de la
tiranía son Liudmila Talancón, Maray Suárez y Javier Rodríguez.

Los degenerados de la nomenclatura apoderada y de los medios de la isla
insisten en desacreditar las diversas acciones internacionales de
condena al gobierno cubano por el asesinato de Orlando Zapata y la
criminal represión contra las indefensas Damas de Blanco, afirmando, sin
pudor, que estas repulsas, protagonizadas hasta por tradicionales
adeptos, "condenan a Cuba".

La condena global va contra el Gobierno. Los nombres de los acusados no
deben olvidarse, así como no olvidaremos a nuestros mártires: ¡Pedro
Luís Boitel vive! ¡Miguel Valdés Tamayo vive! ¡Orlando Zapata Tamayo
vive! El espíritu democrático de los cubanos ha surgido de las cenizas
en que el totalitarismo lo convirtió. El día en que los culpables sean
juzgados se acerca.

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=26951

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: