Cuba Derechos Humanos

El mercado negro de la información abre a la realidad de Cuba

El mercado negro de la información abre a la realidad de Cuba

Las Damas de Blanco y las huelgas de hambre causan tensión al Gobierno

Las barreras pueden estar comenzando a romperse en Cuba en la medida en
que las nuevas tecnologías: el Internet, el celular, los blogger y las
redes sociales han roto -de algún modo-, la estridente censura que el
Gobierno mantiene sobre sus ciudadanos.

El excepcional impacto mediático de las recientes manifestaciones de las
Damas de Blanco exigiendo la libertad de medio centenar de disidentes
encarcelados se dio gracias al uso de redes sociales como Twitter e
incluso Facebook, que permitían en tiempo real, desde dentro o fuera de
la isla, conocer lo que pasaba con estas mujeres.

Golpeadas, ofendidas o incólumes, cada acción sobre las Damas de Blanco
se fue colando en el cyberespacio, incapaz el gobierno de Raúl Castro de
controlar siquiera los 140 caracteres de un Twitter que quizá habría
impedido hace siete años que muchos de los hoy presos políticos
estuvieran encarcelados.

El vértigo que ha creado sobre el gobierno de Castro la muerte por
inanición del opositor Orlando Zapata Tamayo y ahora en vilo por la
salud de Guillermo Fariñas, también en huelga hambre, demuestra al
régimen de la Isla que el miedo de la oposición a una consumada
represión comienza a perder fuerza.

Entre mujeres que protestan y hombres en huelga de hambre, 'kamikazes de
la oposición' hicieron que el Gobierno recurriera a defenderse y aducir
que todo lo que está ocurriendo es "culpa de EEUU y ahora, con mayor
fuerza, de los europeos".

Durante cinco décadas la disidencia ha tenido cerrado los medios
oficiales de comunicación para expresar el porqué son llamados de esta
forma.

Ahora, cuando el cantautor Silvio Rodríguez y por otro lado Pablo
Milanés se muestran "perturbados" por los recientes abusos contra las
Damas de Blanco, para muchos cubanos y analistas, lo que se precipita es
una estrategia del Partido Comunista para señalar que en Cuba se puede
disentir si se hace en los lugares adecuados e incluso ante el
público… en cualquier sitio.

Por el momento, no obstante, será a través del mercado negro de Internet
y por los blogueros disidentes, que el mundo conozca la otra Cuba.

Frank López Ballesteros
EL UNIVERSAL

http://www.eluniversal.com/2010/04/05/int_art_el-mercado-negro-de_1819127.shtml

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: