Cuba Derechos Humanos

Democracia a la cubana: elecciones y linchamiento político

Democracia a la cubana: elecciones y linchamiento político
Miriam Leiva

LA HABANA, Cuba, abril, www.cubanet.org -Un joven alto en shorts,
t-shirt y sandalias parado en medio de la acera, a pocos metros de la
embajada de Canadá, mira hacia la oficial del Ministerio del Interior
dentro del auto que se aproxima. Asienten con la cabeza. La mujer se
baja, seguida de otra uniformada y tres hombres, evidentemente, igual
que el joven, agentes de la Seguridad del Estado.

¿Miriam? , dice la oficial (Ya sabía yo que era el sujeto de interés)

Deme su carné de identidad y la cámara. No puede retratar los
operativos de la Seguridad del Estado, porque no es periodista
extranjero ni periodista acreditado

¿Pero, me devolverán la cámara?

Si

La oficial entrega el carné a otro agente que sobre el baúl del auto
escribe los datos de mi identificación.

¿Qué tiene en ese bolsillo?, me dice la otra oficial cuadrada frente a
mi, como si se me ocurriera la tonta idea de huir

(Me saco todo del bolsillo del pantalón)

¿Quiere?

No; responde mientras le muestro lo que llevo en ambos bolsillos

La oficial me devuelve el documento de identidad y la cámara
fotográfica, con las imágenes ya borradas.

No puede tomar fotos de los operativos de la Seguridad del Estado.
Usted no es periodista extranjera, ni periodista acreditada; repite con
dureza.

Vuelvo a caminar lentamente por la acera, me coloco el sombrero para
protegerme del sol, que en realidad hoy no es fuerte.

Mientras el gobierno publicitaba a voz en cuello la votación en "las
elecciones más democráticas del mundo", que se efectuaron este domingo
25 de abril, la Seguridad del Estado montó un inmenso operativo
alrededor de la Iglesia Santa Rita de Casia, en la 5ta Avenida de Miramar.

Deme su carné de identidad, me había dicho una mujer vestida de civil,
acompañada por varios agentes, en la esquina de 5ta y 30, cuando me
dirigía, como casi todos los domingos, para el oficio de la misa. Lo
entregué, y luego de revisar varias hojas con nombres, pasó a otras con
fotos. Me lo devolvió. Yo no estaba en la lista.

Perdone la molestia.

Gracias, dije con la educación que me inculcaron mis padres.

¿Qué acontecimiento tan peligroso ocurriría en Santa Rita y sus
alrededores?

Lo mismo de hace siete años y un mes: Las Damas de Blanco asistirían a
misa. El gobierno ha ensayado muchos métodos represivos para
disuadirlas, pero sin éxito. Sólo que ahora hay una especie de prueba
de fuerza entre el omnipotente Estado y las indefensas mujeres
pacíficas. La Seguridad del Estado les ha avisado que únicamente
podrían caminar por 5ta Avenida, de la Calle 30 a 22 (lo que han hecho
todos los domingos desde el 30 de marzo de 2003), pero tienen que
solicitar permiso 72 horas antes y únicamente pueden ir acompañadas de
10 mujeres de apoyo. Ellas han pedido que les entreguen un documento
escrito, y como no lo han recibido, continúan con su tradición.

Recuerdo aquella época en que quizás un domingo caminábamos sólo cinco,
porque habían impedido a las demás llegar, bajándolas de los ómnibus en
las provincias o haciendoles un "mitin de repudio", como ocurrió a Isel
Acosta, sola en su hogar, rodeada por unas 500 personas allá en Sancti
Spiritus. Pero Isel y las demás continuaron viniendo. En 5ta Avenida
siempre habría algunas. No es una cuestión de cantidad, sino de
derecho, justicia y dignidad.

Las mujeres que demandan la libertad inmediata e incondicional de sus
seres queridos llevados arbitrariamente a prisión en marzo de 2003,
prisioneros de conciencia con condenas hasta de 28 años de cárcel, y
torturados en las prisiones por el único delito de amar su Patria, se
fortalecen con esos atropellos.

Este 25 de abril, una turba de hombres y algunas mujeres, insultaron y
gritaron supuesto apoyo a un gobierno tan "prestigioso" que los arrió
custodiados por desmesuradas fuerzas de la Seguridad del Estado, cerró
la importante 5ta avenida de Miramar, desvío el tráfico y apostó cerca
medios de transporte y comunicaciones. ¡ERAN SEIS MUJERES! No
necesitaban más.

Las mujeres de apoyo, que las acompañaron en ciertos momentos, deben
recibir reconocimiento, pero en realidad Las Damas de Blanco pueden ir
solas, como cuando surgieron: voces, familiares de los 75 prisioneros de
conciencia de la Primavera Negra del 2003.

Este 25 de abril al mismo tiempo que se efectuaban elecciones
municipales en toda Cuba y el gobierno propagandizaba su democracia,
seis mujeres no podían expresarse pacíficamente.

¿Dónde está el respeto a los derechos humanos de este "fuerte régimen"?
Todos somos cubanos, todos tenemos que tener derechos.

http://www.cubanet.org/CNews/y2010/abril2010/26_C_1.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: