Cuba Derechos Humanos

Cuba es la tercera cárcel de periodistas, después de irán y China

Cuba es la tercera cárcel de periodistas, después de irán y China

27/04 – 14:00 – El Régimen cubano aplica una durísima política contra
los medios de comunicación que no son afines a su discurso. Pensar
distintos es una prohibición que en Cuba (como en Irán y China) se paga
con la cárcel o la muerte. Los Castros mantienen a 25 periodistas
encarcelados. El peor fascismo continental lo ejerce el degradado
gobierno de los dictadores que ven en la prensa a su principal enemigo.
La pluma (en este caso la computadora) puede más que las armas y las
rejas, aunque éstas maten y encierren al cuerpo.

La peor persecución, la más dañina para sus ejecutores, es la de la
ideas. El propio "progresismo" argentino se ha encargado de recalcarlo
una y otra vez y apuntar a las dictaduras latinoamericanas de la década
de los 70 como las principales ejecutoras de estas conductas, sin
embargo nunca levantó la voz sobre la única y tal vez la más brutal
dictadura que persiste en el continente en nuestro días: Cuba, aunque
Venezuela va solo unos pasos atrás por impulso de Chávez.

Es precisamente en Cuba donde Reporteros Sin Fronteras (RSF) realizó un
informe en el cual establece que la represión contra los periodistas se
intesifica en ese país. "Una periodista fue encarcelada y otros dos
fueron interpelados por la policía" reseña la nota. "El 23 de abril de
2010 Dania Virgen García, periodista independiente colaboradora de
Primavera Digital y CubaNet, fue condenada a un año y ocho meses de
prisión; con su encarcelación suman 25 los periodistas detrás de las
rejas en Cuba".

"En el marco de las elecciones municipales – agrega – efectuadas el
pasado 25 de abril, el régimen cubano tenía prisa por «hacer justicia».
Dania Virgen García, arrestada en San Miguel del Padrón, La Habana, fue
juzgada, condenada y enviada a la prisión conocida como «Manto Negro»
(por su mala reputación) en menos de 48 horas. El motivo de su
encarcelación no ha sido confirmado. Dania Virgen García, de 41 años de
edad, ha apoyado y participado en las manifestaciones de las Damas de
Blanco, colectivo de madres, esposas y hermanas de presos políticos que
ha sido duramente reprimido por el gobierno".

Más adelante resalta "Por otra parte, la mañana del 24 de abril el
periodista independiente Yosvani Anzardo Hernández fue detenido en su
domicilio, en San Germán, Holguín. Su familia desconoce el motivo de su
arresto. En septiembre de 2009, Yosvani Anzardo Hernández, director del
periódico Candonga, fue encarcelado durante quince días. Entonces, la
policía le confiscó el equipo electrónico con el que se editaba el diario".

"A estos casos se suma el de la periodista independiente Magaly Norvis
Otero Suárez, que ha sido citada por la Policía Nacional Revolucionaria
el próximo jueves 29 de abril en La Habana, por una supuesta
«conversación». Magaly Norvis Otero Suárez colabora para el centro de
información Hablemos Press y para Radio Martí. La periodista apoya a las
Damas de blanco y posee un blog en el que ha denunciado violaciones de
los derechos humanos en la isla, así como arrestos arbitrarios".

"La comunidad internacional no puede seguir guardando silencio ante el
sufrimiento de los disidentes y la ausencia de libertades impuesta por
un régimen cuyas tímidas señales de apertura se han detenido en el
umbral de los derechos humanos", reitera Reporteros sin Fronteras.

"El periodista Guillermo Fariñas Hernández realiza una huelga de hambre
para que los prisioneros de conciencia más enfermos sean liberados.
Reporteros sin Fronteras le ha solicitado parar, pero él dice estar
preparado para morir
(http://es.rsf.org/cuba-la-comunidad-internacional-no-07-04-2010,36957.html).
Con 25 periodistas encarcelados, entre los que se encuentra Ricardo
González Alfonso, corresponsal de Reporteros sin Fronteras, Cuba se
clasifica como una de las principales cárceles del mundo para los
periodistas, justo detrás de Irán y China" culmina señalando el informe.

Primavera Negra

Cinco años después de la "Primavera negra", uno de cuyos desenlaces fue
la detención y condena arbitraria de veintisiete periodistas a penas de
entre catorce y veintisiete años de cárcel, diecinueve de ellos
continúan cumpliendo condena en condiciones muy severas. Entre ellos,
Ricardo González Alfonso, ex director de la revista De Cuba y
corresponsal de la organización, condenado a veinte años de reclusión,
regresó en enero a su celda de Combinado del Este de La Habana, tras una
larga estancia en el hospital militar de la misma penitenciaría. También
víctimas de la "Primavera negra" y apadrinados por varios medios de
comunicación extranjeros, Fabio Prieto Llorente, periodista
independiente, y Miguel Galván Gutiérrez, de la agencia Havana Press –
condenados a veinte y veintiséis años de cárcel respectivamente -,
continúan soportando, como la mayoría de sus colegas en la misma
situación, medidas de aislamiento, privación de cuidados médicos y
restricción de visitas familiares. A los diecinueve periodistas
encarcelados en marzo de 2003 se han sumado otros cuatro, desde 2005;
tres de ellos después de que Raúl Castro sucediera a su hermano, en
principio de forma transitoria, el 31 de julio de 2006.

El informe subraya también las extremas dificultades que encuentran para
ejercer su profesión los que no están en la cárcel, en un país donde el
Estado posee el monopolio de la información, la impresión y la difusión.
Sin embargo, revela que la prensa independiente cubana ha hecho algo más
que sobrevivir a una "Primavera negra", que la dejó prácticamente
reducida a nada. Una nueva generación, que se aguanta en una sociedad
civil emergente, está tomando el relevo en los sitios y en las escasas
revistas clandestinas, a imagen y semejanza de la blogger Yoani Sánchez.
Estas nuevas redes, constituidas por jóvenes que no han conocido otra
cosa que el régimen castrista, intentan con sus medios desarrollar una
prensa alternativa dirigida a sus compatriotas de la isla, aunque los
medios independientes solo tienen derecho de ciudadanía entre la
diáspora cubana.

Estos cambios ¿serían posibles sin la transición en la cúspide del
Estado? Sin duda, no. La presidencia de Raúl Castro no ha mejorado en
nada los derechos humanos en la isla, pero acaba de hacer algunos
gestos. La puesta en libertad, el 15 de febrero de 2008, del periodista
Alejandro González Raga y otros tres disidentes, también encarcelados en
la "Primavera negra", ha sido una primera muestra de apertura. Otra se
produjo tres días después de la investidura de Raúl Castro cuando, el 27
de febrero, Cuba firmó dos Pactos de Naciones Unidas; uno relativo a los
derechos económicos, sociales y culturales, y el otro referido a los
derechos civiles y políticos. El anuncio, el 13 de marzo, del
levantamiento de las restricciones para la adquisición individual de
material informático, significa igualmente un paso muy positivo.
(Agencia OPI Santa Cruz)

http://www.opisantacruz.com.ar/home/2010/04/27/cuba-es-la-tercera-carcel-de-periodistas-despues-de-iran-y-china/8899

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: