Cuba Derechos Humanos

El muro cubano está en pie

Publicado el viernes, 11.13.09
El muro cubano está en pie
By PEDRO CORZO

¿Cómo vamos a explicar lo importante que es la libertad si ocultamos las
experiencias de la ausencia de libertad?

Angela Merkel, canciller de Alemania

El muro cubano está en pie y ha durado mucho más que el de Berlín. Al
nuestro le faltan algunos de los componentes que dieron forma material
al de la histórica ciudad alemana, hierro, piedra y cemento, pero tiene
de sobra los componentes de odio, miedo, intolerancia y sangre que
estaban presentes en la fatídica muralla que construyó el Partido
Socialista Unificado de Alemania en 1961, bajo el mandato del presidente
del Consejo de Estado, Walter Ulbricht.

Estos felices 20 años de la caída del muro berlinés han incidido en los
50 años que tiene el de Cuba, incrementando la miseria, incertidumbre,
turbación y espanto de quienes lo padecen. El muro isleño ha sido
devastador para varias generaciones de cubanos, ha afectado el carácter
nacional, la iniciativa y la solidaridad humana.

Nuestro muro lamentablemente no cuenta con el repudio que inspiraba el
de Berlín, y tampoco con el nivel de desprecio que genera el que Israel
está edificando en su frontera con Cisjordania. El muro cubano tiene
defensores y quienes lo justifican, incluyendo a muchos de los que
hicieron ingentes esfuerzos por derribar el de Berlín o protestan contra
el de Israel.

El muro castrista, aunque no tiene presencia física, está en la mente de
muchos. Desconfianza con el amigo, el familiar y el vecino. Falta de
esperanzas para luchar por un cambio y demoler los ladrillos que
enajenan la voluntad a la vez que aplastan.

Cuba tiene tantos ingredientes totalitarios como la República
Democrática Alemana. La policía política de la isla poco o nada tiene
que envidiarle a la Stasi, porque también está en capacidad de arrestar
a su voluntad y dictarles a los tribunales la sanción a aplicar en cada
caso. Los derechos del individuo son violados por el gobierno. Las
cárceles albergan a cientos de prisioneros políticos y miles están
cautivos porque violentaron alguna absurda prohibición del estado.

La Stasi fue una agencia de seguridad de dimensiones gigantescas. Se
calcula que en 1989 la integraban 90,000 agentes, 200,000 personas
servían de informantes y decenas de prisiones servían para “engavetar''
a miles de individuos que faltaban al precepto “lo que no tiene
autorización expresa está prohibido''.

La capacidad represiva del gobierno de La Habana compite al menos en
plano de igualdad con la de la RDA. Organizaciones gubernamentales de
masas, intervención de los sindicatos en la gestión económica,
intimidación ciudadana, división de la familia, discriminación, control
absoluto de entradas y salidas del país y una legitimidad que determinan
las autoridades en ejercicio y no una legislación basada en el derecho.
La represión está presente en todos los estratos de la sociedad.

No obstante, la isla está sumida en una profunda bancarrota económica
como no conoció la Alemania oriental. Y no es que la RDA fuera el país
de Jauja, pero en índices como el salario, la vivienda, el acceso a
bienes de consumo, servicios de salud y educación, la Alemania del muro
era un paraíso comparada con la isla del doctor Fidel Castro y el
general Raúl.

Aquellos que están contra todos los muros no deben olvidar el cubano.
Esa pared virtual levantada por el régimen ha sido la causa directa de
que cientos de miles de hombres y mujeres hayan pasado por las prisiones
y que otros miles hayan perecido en el paredón o en la lucha contra el
totalitarismo. Otro número elevado de personas que intentaron escapar de
la dictadura insular han muerto o desaparecido en el mar.

La estructura política del régimen cubano, su idiosincrasia,
pretensiones hegemónicas, extrema crueldad y la vocación a interferir en
los asuntos de otras naciones sumado a las características mesiánicas de
su liderazgo han colocado al régimen de La Habana en una posición mucho
más compleja y desestabilizadora que en el pasado ocupó la difunta RDA.

Lech Walesa afirma que el muro de Berlín empezó a perder sus primeras
piedras en la Polonia de los 80, pero no se debe ignorar que algunas de
esas paredes siguen levantadas en Cuba y con pretensiones de extenderse
por toda América.

Periodista y documentalista cubano.

PEDRO CORZO: El muro cubano está en pie – Columnas de Opinión sobre Cuba
– ElNuevoHerald.com (13 November 2009)
http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/columnas-de-opinion/story/586649.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
November 2009
M T W T F S S
« Oct   Dec »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: