Cuba Derechos Humanos

El artista libre

Publicado el viernes, 09.04.09
El artista libre
By ALBERTO MILIAN

El cubano Gorki Aguila es músico y disidente. Como líder de la banda
Porno para Ricardo, Gorki ha sido uno de los críticos más coherentes y
valientes en analizar y descuartizar el gobierno de Fidel Castro. En una
entrevista declaró: “El comunismo es un fracaso. Un fracaso total. Por
favor. Izquierdistas del mundo, mejoren su capitalismo''. Más peligrosa
ha sido su osada capacidad de ridiculizar la dictadura y a sus venerados
dinosaurios totalitarios a través de la música.

En sus canciones abundan las obscenidades y la falta de respeto a la
autoridad. A mí me gusta el género de punk rock, pero estimo que muchos
no pasarían la música de alto volumen e imágenes gráficas que representa
lo mejor de su estilo. Sin embargo, no hay que gustar de su música para
admirar a Gorki.

Gorki es una figura fascinante que merece nuestro respeto y admiración
por su independencia. Gorki no se proyecta como otra voz politizada. No
tiene aspiraciones políticas y no viene de la moldura convencional de la
política. Es simplemente un músico al que le sobra coraje e independencia.

Gorki también merece nuestra admiración porque surge de un círculo poco
convencional. Es un artista rebelde y sería desafiante en toda sociedad.
Su reto a la camarilla política y sus convenciones sociales lo llevan a
ser una figura peligrosa en cualquier sociedad.

Por supuesto, esa “peligrosidad'' en una sociedad que sabe debatir,
analizar y tolerar es muy sana porque provoca pensamiento libre. En Cuba
comunista es un delito. Gorki ha sido acusado del delito de
“peligrosidad'' por el gobierno cubano porque en Cuba existe un régimen
que ha perfeccionado la miseria y la represión. Ese sistema no puede
tolerar a los que cuestionan la dictadura.

Todo verdadero artista es peligroso para una dictadura por una simple
razón: el artista expresa una visión personal y desinteresada que
interpreta lo real o imaginado. Por naturaleza, un artista independiente
nunca puede ser esclavo de un dictador o de una ideología, que requieren
deformar y suprimir el pensamiento libre. Como notó un autor famoso, el
comunismo es una mentira impuesta por matones y a un artista que no es
un lacayo y mentiroso no se le permite trabajar y vivir bajo una
dictadura comunista.

El problema con muchos artistas, como en el caso de muchos políticos, es
la falta de coraje. Para muchos de la farándula, la fama y la adulación
son fines para tener dinero y comodidad. Por eso estimo que vemos un
sinnúmero de “artistas'' pasear por La Habana para saludar, bailar,
cantar y, con su mera presencia, darle la fachada de normalidad a la
dictadura.

El cantante Juanes y otros se han hecho famosos en el mundo entero
comercializando un producto a través del sistema capitalista. Ganan
millones, viven como aristócratas y gozan de amplias libertades. Los
únicos actos “peligrosos'' que enfrentan es comer demasiado y hacer
malas inversiones.

Me siento obligado a criticarlos cuando van a Cuba porque me parece que,
disfrutando de talento, posición y libertad, quizás deben escoger la
solidaridad con artistas libres y disidentes políticos como Gorki. Pero
esa postura sí es peligrosa para su salud. Prefieren actuar como cipayos
de dictadores ofreciendo conciertos “para la paz'' en un país donde la
única violencia es la guerra incesante del gobierno contra los derechos
civiles.

El gran escritor chileno Roberto Bolaño observó que “toda América
Latina está sembrada con los huesos de sus jóvenes olvidados''. Esto es
una triste realidad en una cultura que es intransigente y destruye el
idealismo de tantos valientes jóvenes como Gorki. En el caso de Cuba
tenemos demasiados ejemplos de juventud reprimida y martirizada: el
joven Martí, José Antonio Echeverría, Pedro Luis Boitel y muchos más. Es
nuestro deber no olvidar a esos verdaderos idealistas cuando otros están
luchando para ser libres.

Gorki ha declarado que continuará con su música y sus críticas. Con
desafiante resignación ha dicho que nada se gana con el silencio. Y es
cierto que las mentiras más odiosas se dicen en silencio.
Lamentablemente, demasiados supuestos artistas se han quedado mudos
mientras sus hermanos sufren represión. Quizás el escritor Borges le
habla a Juanes y a otros que bailan para dictadores cuando proclama:
“Qué importa nuestra cobardía si hay en la tierra un solo hombre
valiente''. Nos hacen faltan más artistas libres como Gorki.

ALBERTO MILIAN: El artista libre – Columnas de Opinión sobre Cuba – El
Nuevo Herald (4 September 2009)
http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/columnas-de-opinion/story/534430.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
September 2009
M T W T F S S
« Aug   Oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: