Cuba Derechos Humanos

LOS DEMÓCRATAS CUBANOS; LA ESPERANZA DEL CAMBIO!

¡LOS DEMÓCRATAS CUBANOS; LA ESPERANZA DEL CAMBIO!
2009-07-12. Misceláneas de Cuba, Revista de Asignaturas Cubanas, No. 2,
Año V, Abril – Junio 2009
Alexis Gainza Solenzal; Director de Misceláneas de Cuba, Revista de
Asignaturas Cubanas

(www.miscelaneasdecuba.net).- Miscel§Òneas de Cuba, No. 2, A§ão V, Abril
– Junio 2009El próximo 10 de septiembre se cumplirá el 5to aniversario
desde que saliera a la luz el primer cuaderno de Misceláneas de Cuba,
Revista de Asignaturas Cubanas. Cuando a la sazón repasábamos las
razones fundacionales de la revista, reconocíamos cuatro temas
cardinales: apoyar al movimiento cívico democrático de Intramuros y
Extramuros, condenar los actos represivos del régimen castrista,
encomiar los gestos de solidaridad mundial y contribuir al acercamiento
entre demócratas del insilio y el exilio.

Dicha agenda no solamente mantiene su vigencia hoy, sino que una de sus
premisas fundamentales, recogida en el editorial primario de la
publicación -"garantizar el protagonismo de quienes, en primera y última
instancia, deben ser los hacedores de su propia historia: los cubanos"-,
adquiere cada vez mayor actualidad. Acontecimientos recientes en torno a
la tierra de nuestros orígenes, así lo demuestran.

Quienes por ejemplo cifraron esperanzas en que una política distendida
de parte de la Administración Obama con relación al desgobierno de La
Habana, conllevaría a gestos recíprocos de este último, han constatado
con frustración la actitud intransigente de los gobernantes castristas.
Estos no solamente han desatendido las peticiones de respeto a los
derechos civiles y políticos de los cubanos, sino que incluso, en pura
fanfarronería patriotera, le han propuesto cínicamente al mandatario
estadounidense el canje de los prisioneros políticos por espías, que en
territorio norteamericano operaban al servicio de los órganos de
Inteligencia castristas.

La reelección de Cuba en mayo último a la flor y nata del Consejo de
Derechos Humanos de la ONU, significa por otro lado un revés
considerable para el movimiento opositor y disidente. Arropada de
inmerecida legitimidad internacional, la maquinaria represiva del
castrato da nueva vuelta de tuercas arreciando las violaciones a los
derechos humanos y libertades fundamentales de los nacionales, refinando
igualmente los métodos de coacción contra los librepensadores criollos.
Las detenciones arbitrarias, las golpizas desmedidas, los despidos
laborales por motivos políticos, el enjuiciamiento injusto, son -entre
muchas otras- acciones coercitivas que con sistemática regularidad se
reportan desde la isla.

Asimismo, la resolución de junio del año en curso de la Organización de
Estados Americanos, OEA, de crear las condiciones elementales para la
reinclusión de Cuba en el seno de la hermandad americana, fue acogida
con una mezcla de victoria y desprecio por parte de La Habana. Victoria,
porque el totalitarismo doméstico captó y acaparó rápidamente el fondo
legitimador que dicho dictamen, visto desde una perspectiva histórica,
le propiciaba; y desprecio, porque conoce perfectamente que si una de
las condicionantes para el regreso a la familia panamericana, es la
observancia del espíritu y letra de la Carta Democrática Interamericana,
sus posibilidades de retorno son mínimas cuando no nulas. De ahí, en
esencia, la rotunda negativa del régimen castrista a reingresar a la OEA.

Así las cosas, las intolerantes reacciones del absolutismo caribeño ante
la distensión, sino procacidad, de factores externos, depositan
persistentemente las esperanzas del cambio en los opositores y
disidentes que al interior de Cuba bregan enconadamente por la libertad,
los derechos humanos y la democracia. "A la raíz va el hombre verdadero.
Radical no es más que eso: el que va a las raíces. No se llame radical
quien no vea las cosas en su fondo," enseñaba el Apóstol José Martí. Y
un truismo incuestionable es que el problema raigal del drama patrio,
yace en el conflicto irresuelto entre demócratas y totalitarios;
conflicto que por más tendrá su desenlace natural y crucial en Cuba.
Para entonces como ahora, se requerirá empero de la entrega y el
sacrificio de los irremplazables hacedores de nuestra historia; los cubanos.

EL DIRECTOR.

***************

Nota: El artículo anterior fue publicado en la sección Editorial del No.
2, Año V, Abril – Junio 2009, de Misceláneas de Cuba, Revista de
Asignaturas Cubanas.

¡LOS DEMÓCRATAS CUBANOS; LA ESPERANZA DEL CAMBIO! – Misceláneas de Cuba
(12 July 2009)
http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=21441

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
July 2009
M T W T F S S
« Jun   Aug »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: