Cuba Derechos Humanos

La telenovela cubana del verano

La telenovela cubana del verano
Publicado el 07-03-2009
Por Pablo Alfonso

La telenovela estelar de este verano, que es la comidilla de los
cubanos, no está en la pantalla del televisor. Es un vídeo invisible no
apto para la población común y corriente. Sólo un selecto grupo de
cubanos tienen acceso a sus imágenes en tres horas de grabación. Otro
grupo, todavía más selecto, verdaderos privilegiados, pueden disfrutar
de una versión ampliada de seis horas, con mayores detalles y menos censura.

El vídeo se exhibe en sesiones privadas. Los espectadores invitados
tienen que identificarse debidamente a la entrada, donde son despojados
de cualquier instrumento, incluidos lápices y cualquier papel que sirva
para tomar notas.

Es una telenovela producida en especial para los militantes del Partido
Comunista de Cuba y sus más altos dirigentes. Sólo la memoria puede
archivar lo que ven y lo que escuchan. Por eso la narración corre de
boca en boca; salta de la sala de proyecciones al círculo íntimo de la
familia y de los amigos cercanos, y de aquí a la calle.

Se trata de las "pruebas" acumuladas durante meses de grabaciones
secretas y seguimiento policial, contra Carlos Lage, Felipe Pérez Roque,
Fernando Remírez de Estenoz Barciela, Carlos Valenciga, Otto Rivero y
Raúl Castellanos. Toda una pléyade de sucesores en potencia del poder
castrista, descubiertos en una trama de espionaje y política,
condimentada con deslealtades, corrupción, nepotismo y tráfico de
influencias.

Incluye a otros personajes centrales como Conrado Hernández, ex
representante comercial en Cuba del gobierno Vasco, supuesto colaborador
de los servicios de inteligencia de España y posible, agente doble que
servía por igual a la contrainteligencia cubana.

Todo un clásico. Por esa cinta pagarían varias decenas de miles de
dólares importantes televisoras y medios internacionales de prensa. No
hay duda que están a buen recaudo, guardadas bajo tres llaves en la
gaveta de los respectivos jefes provinciales de la Seguridad del Estado.
Por supuesto que la copia original, quizás descansa en el buró personal
del Ministro del Interior.

Aunque se desconoce el autor del guión, el locutor principal que narra
la trama es el mismísimo general-presidente, Raúl Castro, quien hace las
veces de fiscal acusador y de actor principal de reparto.

El mensaje central de la telenovela es demostrar por qué fueron
destituidos de sus cargos tan encumbrados personajes. Dejar en evidencia
cómo "la miel del poder" obtenido "sin sacrificio alguno" -como dijo
Fidel Castro-, hizo despertar esperanzas en el enemigo.

Sin embargo el imaginario popular hace una lectura más directa de la
telenovela. La gente se pregunta un asunto más simple. Si en esos altos
círculos del poder se cuestiona la viabilidad del proyecto castrista y a
sus dirigentes, si los llamados "talibanes" del castrismo se burlan de
los dirigentes históricos y se cuestionan el futuro del régimen, ¿Cuál
no será la opinión del cubano de a pie que día a día, sufre en carne
propia la ineficiencia del castrismo y su represión política?

Para la cúpula dirigente, reducida a un pequeño número, que no sobrepasa
hoy por hoy el número de dedos de nuestras manos, hay una conclusión más
alarmante.

Los "desleales" eran los escogidos de la vanguardia del relevo
generacional. Se suponía que ellos serían los continuadores del modelo
diseñado por el castrismo. Los representantes del continuismo. ¿Dónde
están ahora los sucesores? ¿Cuál es el destino de la dictadura, cuando
desaparezcan del escenario político sus pocos representantes históricos?

Por supuesto que esas preguntas no se plantean en el vídeo. Pero flotan
en el ambiente cuando uno lee las reseñas escritas en la prensa
internacional sobre esta telenovela del momento.

Los corresponsales destacados en La Habana de los diarios españoles El
País y La Vanguardia y del mexicano La Jornada, han escrito la pasada
sendos reportajes sobre la telenovela, con amplios detalles de lo que
les fue contado por quienes la vieron y escucharon.

Dice El País, citando al vídeo, que la esposa de Conrado Hernández, "era
teniente coronel médico y trabajaba en el CIMEQ, el hospital donde
estuvo ingresado el ex mandatario (Fidel Castro) más de un año. Al
parecer, de esta fuente tan cercana procedían muchas de las
informaciones que supuestamente iban a parar a España".

La Vanguardia comenta que "Lage y Roque empiezan respondiendo con
negaciones, evasivas y vaguedades. Pero, a la vuelta de un receso
concedido por Raúl tras invitarles a "admitir sus errores", empiezan a
reconocer posibles patinazos y –nos dicen– a amilanarse. Castro sigue
preguntándoles al tiempo que les recuerda las relaciones familiares y
amistosas que ha mantenido con ellos y les enseña evidencias y adelantos
de lo que más tarde quedará claro a base de conversaciones pinchadas,
grabaciones con cámara oculta y fotos de reuniones y juergas
impresentables".

La Jornada cuenta que "Un hecho fortuito puso bajo los reflectores,
además, a Carlos Valenciaga, jefe de despacho de Fidel Castro desde
1999. Según las fuentes, el 16 de septiembre de 2006 Valenciaga celebró
su cumpleaños en un salón del Palacio de la Revolución, cerca de donde
el líder cubano pasaba la fase más aguda de la enfermedad que terminó
por alejarlo de la actividad pública".

En fin, como diría un amigo "el mar".

Diario Las Americas – La telenovela cubana del verano (3 July 2009)
http://www.diariolasamericas.com/news.php?nid=80790

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
July 2009
M T W T F S S
« Jun   Aug »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: