Cuba Derechos Humanos

La ingobernabilidad democrática

Publicado el viernes, 07.03.09
La ingobernabilidad democrática
By ADOLFO RIVERO CARO

En Cuba, los defensores de la ingobernabilidad democrática plantean la
necesidad y la posibilidad real de conseguir un cambio de actitud ante
la dictadura. Es importante ir eliminando poco a poco la autocensura y
la represión interiorizada. Nadie que pretenda participar en el
movimiento opositor en Cuba debe tenerle miedo a la cárcel. Es posible
pero tenemos que cambiar algunas cosas.

La principal preocupación de los presos es su familia. Por consiguiente,
tenemos que garantizar que las familias de los presos políticos tengan
todos sus problemas resueltos. Esto es un gran problema que está en
nuestras manos resolver. No sólo esto. A nuestros presos políticos no
les puede faltar absolutamente nada en la cárcel. Es muy importante que
la población penal los vea como algo aparte y privilegiado. No hay que
olvidar que, desde la cárcel, se puede hacer un gran trabajo de
reclutamiento y divulgación. Ni tampoco que las cárceles están saturadas
y que la dictadura sería incapaz de soportar un brusco crecimiento de la
población penal. Por otra parte, salir de la prisión no significa
regresar a ninguna ''normalidad''. Interrumpir bruscamente la ayuda es
incorrecto y negativo. Esto también es algo que está en nuestras manos
resolver.

Para la ingobernabilidad democrática, la dictadura es sumamente
impopular y hay que dejárselo saber por todos los medios. ¿Con qué
derecho el gobierno le prohibe a la gente tener discos de satélite para
ver los programas de TV que le den la gana? ¿Qué país del mundo hace
eso? Los cubanos siempre han sido amantes de la tecnología, fuimos de
los primeros países del hemisferio en tener televisión. ¿Cómo es posible
que ahora se le prohíba a la gente tener acceso a la Internet? ¿Cómo le
puede caer esto a nuestros jóvenes? El gobierno quiere que la gente
acepte eso como natural. No debemos hacerlo.

Vamos a hacer una simple especulación: ¿qué sucedería si en La Habana
hubiera una manifestación a favor de la libertad de poner discos de TV o
del libre acceso a la Internet? Sabemos que es muy difícil. No importa.
Es sólo una especulación. ¿Qué podría suceder? ¿Se imaginan ustedes la
cobertura internacional que esto tendría? ¿Ir a la cárcel? ¿Por qué?
¿Por defender el derecho a ver los programas de TV que el mundo entero
ve? ¿Por defender el derecho a tener el acceso a la Internet que el
mundo entero tiene? Aquí la oposición cubana tiene un enorme campo de
acción prácticamente virgen. Estoy seguro de que vamos a ver surgir
decenas de nuevos líderes de estas causas populares. Nadie está hablando
de derrocar a ningún gobierno. Estamos hablando de demandas concretas
importantes para nuestro pueblo.

Ser un opositor no es ser un suicida. Es ser, simplemente, alguien que
se opone a determinadas medidas del gobierno y no colabora con ellas.
Nosotros mismos no podemos funcionar como policías del gobierno. Por
otra parte, los que tienen que aprender a gobernar son los cubanos de la
isla. En el pasado han sido elementos pasivos que la dictadura ha movido
a su antojo. Eso puede cambiar y está cambiando.

El régimen creó toda una estructura de asambleas del poder popular para
que la población pudiera plantear sus problemas al nivel local. Pero,
como no les ha dado recursos, se han vuelto totalmente irrelevantes.
Peor todavía, su única función real se ha vuelto tratar de justificar su
incapacidad. Los problemas de la población, sin embargo, constantemente
crecen y se agravan. Según los partidarios de la ingobernabilidad
democrática esos problemas hay que planteárselos a la oposición y no al
gobierno. En Cuba, la oposición cuenta con miles de cuadros calificados.
¿Por qué no establecer pequeños aparatos municipales con unos pocos
expertos en las distintas áreas –transporte, electricidad, agua,
salubridad– a los que la población pudiera hacerle llegar sus
dificultades? Ciertamente que el pueblo encontraría en la oposición un
mejor receptor de sus problemas y la oposición iría ganando una visión
más concreta de los problemas. Yla oposición se estaría preparando para
un potencial gobierno.

Esto no es simple teoría. Recientemente, el partido Acción Concertadora
Democrática dejó construido el gobierno de oposición municipal de
Artemisa, en cumplimiento a la iniciativa de la ingobernabilidad
democrática. Nombraron un presidente del gobierno de oposición municipal
y los comisionados de las diferentes esferas de trabajo, como Vivienda,
Transporte, Educación, Salud, Agricultura, Comercio y Derechos Humanos.
También se determinó la sede denominada como ''Casa del Pueblo'',
ubicada en el Km. 2½, carretera Cayajabos, poblado El Chalet, Artemisa,
la Habana, donde los comisionados atenderán a la población, realizarán
sus actividades y darán respuesta de su gestión.

Por su parte, miembros de la oposición en Santiago de Cuba se reunieron
este 30 de junio para ultimar los detalles de la constitución del
gobierno de oposición municipal en Santiago de Cuba. La reunión se
efectuó en la sede de la Agencia de Prensa Libre Oriental, cuyo
director, Juan Carlos Hernández, sirve de promotor de la iniciativa,
puesta en práctica por Gerardo Pérez Díaz, presidente del Partido Acción
Concertadora Democrática. En la reunión estuvieron presentes Raudel
Avila Lozada, delegado en Santiago de Cuba de la Confederación Obrera
Nacional Independiente de Cuba (CONIC) y activista del Movimiento Cubano
de Jóvenes por la Democracia; Gerardo Sánchez Ortega, vicecoordinador
del Partido del Pueblo, y Juan Carlos Hernández, director de la Agencia
de Prensa, APLO, entre otros. Y esto es sólo el inicio. Los cubanos de
la isla están inventando nuevas formas de oposición. Es una gran noticia
y estaremos monitoreando su difusión.

www.neoliberalismo.com

ADOLFO RIVERO CARO: La ingobernabilidad democrática – Opinión – El Nuevo
Herald (3 July 2009)
http://www.elnuevoherald.com/opinion/v-fullstory/story/488909.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendario
July 2009
M T W T F S S
« Jun   Aug »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for new servers. Thank you.
Buscar en sitios: